Banca y finanzas

El fondo de garantía de depósitos deja Bankia y rechaza entrar en Liberbank

  • La institución anula el derecho de tomar hasta un 15% de la antigua CCM

El fondo de garantía de depósitos (FGD), propiedad de la banca pero controlado por el Banco de España, ha tomado decisiones relevantes en los últimos meses sobre sus participaciones industriales. Entre ellas destacan las ventas de la totalidad de las acciones de Bankia, y la renuncia al derecho de entrar en Banco CCM -hoy integrado en Liberbank-. También ha abandonado el capital de Unicaja.

La institución entró en Bankia en enero tras la fusión con BMN, en la que estaba atrapado con un 0,17%. Como consecuencia de esta operación, a través de un canje de títulos, el FGD se hizo con 343.696 acciones del nuevo grupo nacionalizado, unos activos que ya no posee, porque se ha desprendido de ellos en el mercado. Con la desinversión, el FGD ha logrado un beneficio de 1,2 millones de euros, a pesar de que desde febrero la cotización de la entidad no ha dejado de caer por la inestabilidad del mercado y las dudas de su plan de negocio a tres años.

El fondo de garantía también ha aprovechado la liquidez de Unicaja con su salida a bolsa el pasado verano para desprenderse del 0,05% que ostentaba de la antigua caja malagueña. Ha vendido las 483.158 títulos que tenía debido a la conversión de bonos de EspañaDuero en 2014, transacción con la que ha ganado algo más de medio millón.

Se mantiene en Sabadell

Con estas dos operaciones, el FGD solo cuenta en su balance con una participación bancaria. Permanece en el capital del Sabadell, con poco más de 70.527 acciones, que proceden del canje materializado en la adjudicación de Banco Gallego a la entidad catalana. Esta participación la controla desde Inversiones Corporativas, filial 100% que agrupa la cartera de sociedades de la antigua CCM.

En 2009 el fondo de garantía cedió el negocio bancario de la caja manchega a Cajastur -ahora Liberbank- y se quedó con todas las participaciones industriales. El objetivo era ir vendiendo poco a poco estos activos para recuperar parte de las ayudas otorgadas, que ascendían a 4.200 millones de euros. Además, para reducir la factura, el FGD tomó un derecho para hacerse con hasta un 15% de CCM, en manos de la Fundación Caja Castilla-La Mancha, en función del agujero final.

A finales del año pasado, la institución renunció a ese derecho, después de que la excaja manchega redujera a cero su patrimonio y Liberbank tomara el control total y a principios de este ejercicio se procediera a la integración de ambas entidades. De esta manera, los únicos fondos que va a recuperar el FGD de la CCM dependerán de las ventas de la cartera, deteriorada totalmente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0