Banca y finanzas

Santander se queda solo en la puja por el Popular: Bankia no quiere sorpresas

  • El banco ha perdido un 38% en bolsa en la última semana
  • Hay mucha incertidumbre sobre la valoración de las pérdidas inmobiliarias
  • El balance de Santander permitiría afrontar mejor los 'imprevistos'

El Santander se ha quedado solo en el proceso abierto por el presidente Emilio Saracho para vender el Popular. Aunque la operación despertó en su origen la curiosidad de las grandes entidades, solo el grupo cántabro y Bankia presentaron el pasado día 16 una propuesta no vinculante para seguir escrutando las cifras de la entidad, sin que se descartase el reenganche en cualquier momento de BBVA.

Pero la opción del banco nacionalizado parece desterrada ante la incertidumbre sobre las necesidades de provisiones y capital que precisa el Popular, que está demorándose más de lo previsto en despejarse. La dificultad para realizar una valoración afinada de su balance reside en el complejo proceso de retasación que conlleva la revisión del valor de mercado de más 40.000 millones en inmuebles atascados en su balance, al que se une el riesgo a eventuales demandas por parte de los inversores que acudieron a la ampliación de capital de hace un año.

Aunque el Popular ha mantenido puntualmente informadas a las entidades del ejercicio de retasación, la ausencia de datos ha motivado que BBVA descarte definitivamente sumarse al proceso. Caixabank lo hizo al inicio, por encontrarse centrada en la absorción del luso BPI; mientras que Sabadell lo está en la plataforma del británico TSB.

El banco nacionalizado se ha puesto de perfil, después de que el mismo ministro de Economía Luis de Guindos desvelase que escrutaba las cifras del Popular, para evitarse imprevistos en caso de realizar una valoración del banco desajustada.

El mayor balance del Santander da más confortabilidad en caso de que tuviese que hacer frente a partidas no previstas, según las fuentes consultadas. La estrategia del grupo presidido por Ana Botín frente a operaciones corporativas es, en cualquier caso, muy estricta y solo se embarca en adquisiciones si salen los números. El banco desveló recientemente que exige una rentabilidad del 14-16% para acometer una operación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud