Banca y finanzas

Ron se despide de Popular criticando que el banco "ha competido en inferioridad de condiciones"

  • Por las aportaciones que ha realizado para la reestructuración del sector
  • La entidad devolverá la cláusulas suelo "caso por caso"
  • El actual presidente niega que la entidad necesite otra ampliación de capital

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha realizado su última comparecencia pública antes de ser sustituido por Emilio Saracho, para dar cuenta de las pérdidas históricas de la entidad que ascendieron a 3.485 millones en 2016. El banquero ha defendido la gestión del banco durante la crisis, un periodo que la entidad ha sorteado y sin ayudas públicas, y además "lejos de costar dinero a los contribuyentes, ha contribuido a la reestructuración del sistema financiero", algo que según ha añadido, "ha tenido diversas consecuencias para el banco, que ha competido en inferioridad de condiciones". Banco Popular negocia el mayor volumen en acciones de su historia.

Ángel Ron se ha despedido subrayando que deja el banco con la "tranquilidad del deber cumplido". "Esta es mi primera aparición pública desde que se conocieran los cambios de sucesión, y será la última antes de este hecho", ha asegurado Ron, que ha añadido que asume este reto con "determinación" y con la "coherencia" que ha mantenido siempre, de anteponer los intereses del banco a los suyos.

El banquero ha destacado que la entidad ha pasado sola, y sin ayudas públicas, la crisis financiera de los últimos años, "al contrario hemos contribuido a la reestructuración del sector" con aportaciones a la Sareb, el fondo de garantía de depósitos y al Frob, que han soportado los accionistas. Ron ha asegurado que el banco ha tenido que gestionar sus activos improductivos en una situación "desigual" de aquellas entidades que recibieron ayudas, algo que ha presionado a la baja la acción del banco.

En su intervención, Ron ha defendido que durante 2016, y en un entorno complejo de incertidumbre política en España y en la que se han sucedido otros hechos como el Brexit o las elecciones de EEUU, la entidad decidió llevar a cabo una ampliación de capital y poner en marcha un proceso de reestructuración interna, que tras su ejecución, que debe terminar de poner en marcha el nuevo equipo directivo, convertirá al Popular en un banco más pequeño, pero más rentable.

Salida del banco

"Agradezco el apoyo recibido", ha dicho Ron y ha defendido "un banco más sencillo, con el foco en el mercado español, y flexible", ha añadido Ron, que ha defendido que siempre se ha buscado preservar la independencia de la entidad, algo que "valía y sigue valiendo la pena". Ron ha deseado que su salida discurra con total normalidad y tranquilidad. Ha explicado que "aguanta" al frente del banco hasta la próxima junta, para "facilitar el proceso de sucesión y en aras de que el banco goce de estabilidad".

"Aguantar hasta hoy no es una decisión personal". Se debe al compromiso de llevar a cabo una sucesión larga, algo que no es habitual", ha añadido Ron, que ha insistido en que hasta el relevo "no va a haber vacío de poder".

"He estado muchos años al frente del banco y conozco lo que hay que proteger y cuidar", ha insistido Ron, que preguntado por las tensiones que se produjeron en el consejo de administración en el momento de su salida, ha explicado que decidió poner su voto a disposición del consejo una vez las "filtraciones" pusieron en peligro la estabilidad del banco.

"En un momento determinado y nunca antes salieron filtraciones sobre las discrepancias en el seno del consejo, que ponían en peligro la estabilidad del banco, y ante esa presión que suponía las informaciones y el impacto que estaba teniendo en el mercado decidí buscar una solución", ha indicado Ron. "Hay que mirar al futuro y deseo lo mejor al banco, a Emilio Saracho, y al consejero delegado, Pedro Larena", ha manifestado Ron.

Respecto a su trayectoria en el banco, Ron ha asegurado que pese a la crisis, ha tratado de preservar el legado que le dejo el antiguo presidente, de mantener su independencia, algo que ha mantenido y sin pedir ayudas públicas.

"No me arrepiento de no haber pedido ayudas públicas", ha dicho Ron, que ha insistido en que esto le ha permitido a la entidad mantener su independencia, generar valor y ello en un momento en el que han desaparecido muchos competidores. El presidente niega que la entidad necesite otra ampliación de capital. 

¿Futuro de la entidad en solitario?

Preguntado por si también transmite a Saracho el legado de mantener al Popular independiente, ha manifestado que él deberá "hacer lo que crea oportuno".

"Las decisiones futuras no las puedo adelantar", ha manifestado Ron, que ha explicado que pese a las medidas adoptadas, Popular y cualquier banco "no están blindadas ante posibles ofertas de terceros".

Al respecto, ha explicado que al Popular se le han acercado muchos competidores, y se le siguen acercando, pero que nunca se llegó un nivel de conversaciones que fuera atractivo para el accionista.

Ron ha defendido que el mercado no ha reconocido las fortalezas que tiene el banco, pero que lo acabará haciendo, ha hecho referencia a la compra del Banco Pastor, una adquisición que se llevó a cabo en un momento en el que no había decretos sobre la banca, test de estrés, ni expectativas de pedir ayuda para el sector financiero. "Era una decisión correcta en aquel momento", ha concluido Ron.

Cláusulas suelo

A preguntas sobre la devolución de los importes de cláusulas suelo, Ron ha avanzado que la entidad aplicará el Real Decreto del Gobierno y devolverá lo cobrado de más por las cláusulas suelo poco transparentes incluidas en sus contratos hipotecarios, analizando caso por caso.

Ha precisado que la preocupación de Popular es "el tono de las sentencias" que están viendo la luz y que afectan a la banca que, aunque aceptándolas, considera que podrían poner en peligro la seguridad jurídica y la estabilidad financiera.

"En un pretendido afán de atender o de defensa del interés del consumidor, como valor jurídico, se está poniendo en riesgo la seguridad jurídica e, incluso desde el punto de vista del sector financiero, su estabilidad", ha destacado. No obstante, ha insistido en que el banco "va a devolver (el dinero) a quien estime que le corresponde".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud