Banca y finanzas

Los litigios cuestan casi la mitad del beneficio de la banca europea

  • Provisiona 144.000 millones desde 2008 para encarar procesos judiciales

La gruesa factura que asumirá la banca española para devolver el dinero indebidamente cobrado por las cláusulas suelo es el penúltimo coste por litigios encajado por un sector que, en toda Europa, lleva provisionado para gastos judiciales el equivalente a "casi la mitad del beneficio neto cosechado entre 2008 y 2015".

El cálculo corresponde al Banco Central Europeo (BCE), que en su revista de 'Estabilidad Financiera' eleva a 160.000 millones de dólares (143.600 millones de euros) la hucha construida desde el inicio de la crisis para hacer frente a todo tipo de pleitos por la industria.

El consumo final de esas dotaciones es incierto, al depender de las compensaciones que fije cada tribunal en los pleitos o se avenga a pagar la entidad para extinguir los conflictos. Sin embargo, el BCE apunta que el sector espera hacer frente a 50.000 millones de dólares (44.900 millones) adicionales y la tendencia subyacente sugiere que el pico aún no se ha alcanzado.

En España, los topes hipotecarios son susceptibles de sumar a esa cifra entre 5.000 y 7.600 millones, en función de que el Tribunal de Luxemburgo obligue o no a la retroactividad total, según estima el Banco de España. Será probablemente el litigio sectorial más gravoso aquí, que no individual -Bankia ha devuelto 1.200 millones por la salida a bolsa-, aunque continúa siendo limitado frente a la problemática de otros países.

Por mercados, el más castigado en el Viejo Continente es el británico. Las firmas financieras enfrentan compensaciones superiores a los 30.000 millones por vender indebidamente seguros de protección de pagos en Reino Unido, donde está además el epicentro del escándalo por la manipulación del Libor.

Supone el 3,5% del capital

Las provisiones totales acumuladas por la industria en toda Europa equivalen al 3,5% del capital de mayor calidad en firmas cotizadas a cierre de 2015, si bien la heterogeneidad es tan amplia que esa relación oscila del 0,5% al 12% entre las entidades.

Aún siendo un revés preocupante, para entidades y supervisor, en la medida que deteriora la muy ajustada rentabilidad y su incidencia es creciente, todavía se aleja de la situación de Estados Unidos.

El BCE estima, tomando como muestra las 26 mayores entidades de EEUU, Reino Unido, Suiza y zona euro, que desde 2008 han acumulado 275.000 millones de dólares en costos legales -compensaciones por daños, multas, querellas y gastos en litigios-. Casi la mitad ocurre entre 2013 y 2014, coincidiendo con las sanciones récords por parte de EEUU a la banca local e internacional por la subprime, la manipulación de índices o saltarse su régimen de sanciones -el francés BNP Paribas, por ejemplo, enfrentó una multa de 9.000 millones por operar con Sudán, Cuba e Irán-.

Las multas en jurisdicción estadounidense son igualmente elevadas, y ejemplarizantes, en cuestiones de blanqueo de dinero. Los costes para la banca estadounidense supone casi dos terceras partes del total de los costes desde 2008, precisamente por esa dureza. Por tipo, un 53% del total son compensaciones pactadas o impuestas por reguladores, el 28% multas y un 19% pactos con particulares o por demandas colectivas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin