Banca y finanzas

La morosidad del crédito sube de nuevo en octubre y recupera los niveles de 1996

Madrid, 18 dic (EFE).- La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares se situó en el 4,886 por ciento en octubre, nivel que no alcanzaba desde agosto de 1996 y que está por encima del 4,745 por ciento registrado en septiembre.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, la morosidad recuperó de esta forma la senda de crecimiento que viene recorriendo mes a mes desde antes de que estallara la crisis de las hipotecas "subprime" y que sólo se ha visto interrumpida con leves "respiros", como el de septiembre, cuando cayó al 4,745% en comparación con agosto.

Este indicador no incluye a los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), puesto que desvirtuarían el cálculo global, ya que su mora ascendió en octubre al 9,79%, una centésima por encima del 9,78% que se registró a finales de septiembre.

Si se incluyen los EFC en el cómputo global, la morosidad rozaría el 5%, ya que se situaría en el 4,99%.

En tasa interanual, el indicador que mide los impagos de bancos, cajas y cooperativas se ha anotado 2,044 puntos porcentuales, desde el 2,842% que registraba al cierre de octubre de 2008.

En volumen absoluto, los créditos impagados sumaban 86.535 millones de euros al finalizar octubre, 1.780 millones más que el mes anterior.

Las entidades financieras clasifican los créditos como dudosos cuando su titular, ya sea un particular o una empresa, acumula tres meses consecutivos de impago, según la legislación vigente.

Para paliar los efectos del incremento de la mora en las cuentas de la banca, estas entidades llevan ya unos cuantos trimestres empleándose a fondo en llenar la hucha de las provisiones, destinando para ello una parte de sus ganancias, es decir, quitando brillo a sus cuentas en aras de la prudencia.

De hecho, en el tercer trimestre del año, las provisiones específicas -cuyo fin es cubrir créditos dudosos y que son las que más crecen por el alza de la mora- de bancos, cajas y cooperativas sumaban 30.080 millones de euros.

Además, según los datos publicados hoy por el Banco de España, la banca tuvo que usar provisiones genéricas -las que se dotan en función del crecimiento del negocio crediticio y se usan precisamente en tiempos de crisis- por importe de 22.741 millones de euros, el 15,7 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008.

Por tipos de entidades, las cajas de ahorros fueron de nuevo las que tuvieron que soportar una mayor tasa de mora, concretamente del 5,26%, por encima del 5,17% de septiembre, que fue levemente inferior al 5,34% de agosto.

El volumen total del crédito dudoso concedido por las cajas se situó en octubre en 46.390 millones, por encima de los 45.744 millones de septiembre, a su vez inferior a los 47.165 millones de agosto.

El volumen crediticio total de las cajas alcanzó en octubre 881.034 millones de euros, menor que los 883.759 millones de septiembre, que superó a los 882.514 millones de agosto.

A continuación se situaban los bancos, con una tasa de morosidad del 4,59%, también por encima del 4,38% de septiembre y del 4,40% de agosto, tras acumular un volumen absoluto de impagados de 36.428 millones, frente a 35.329 millones en septiembre y 35.053 millones en agosto.

A cierre de octubre, la cartera crediticia total de los bancos había bajado a 793.349 millones de euros, en comparación con 806.050 millones en septiembre, cifra que a su vez había crecido frente a los 795.452 millones de agosto.

Por último, las cooperativas de crédito cerraron octubre con el porcentaje de mora más discreto del panorama financiero español, el 3,85%, que se acerca paso a paso al 4 por ciento, frente al 3,82 por ciento de septiembre y al 3,77 por ciento de agosto.

La cartera dudosa de las cooperativas sumaba 3.717 millones al acabar el décimo mes del año, ligeramente superior a los 3.682 millones que acumulaban en septiembre y a los 3.623 millones del mes anterior.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint