Banca y finanzas

Torres (BBVA) vaticina que España deberá adoptar medidas estructurales durante más de cinco años

Carlos Torres, presidente de BBVA.

La economía tendrá que apretarse el cinturón durante un largo plazo de tiempopara cumplir con las reglas fiscales. Así lo auguró este lunes el presidente de BBVA, Carlos Torres, convencido de que las nuevas reglas tendrán efectos a partir del próximo año "en sentido negativo" en países como España, Italia o Francia, cuyos déficits son superiores al 3% y los niveles de deuda pública exceden el 90% del PIB.

"Vamos a tener que adoptar medidas estructurales y además lo vamos a tener que hacer durante bastante tiempo, cinco años o más, porque la distancia entre los objetivos que se han marcado y la realidad es tan grande que van a tener que ser programas de largo plazo y eso va a retraer la posibilidad de crecimiento", auguró durante su intervención en unas jornadas organizadas por El Español.

Según el banquero, esta situación obliga a "enfocarse en medidas de mejora de la eficiencia" en la productividad, tales como "eliminar gastos improductivos y fomentar la inversión del sector privado para que podamos aumentar la productividad y compensar la falta de demanda del sector público que es necesaria para reducir el déficit".

Torres destacó entre las "asignaturas pendientes" de nuestra economía precisamente la productividad, fruto de la "falta de inversión". "La inversión en España está muy lejos, incluso del entorno europeo, que tampoco es que sea la zona del mundo que más está invirtiendo y la inversión es fundamental para la competitividad porque es la que permite incrementos de productividad", apuntó.

Expuso que esta baja inversión es la que provoca "la falta de crecimiento de la productividad". El servicio de estudios del banco ha mejorado su previsión sobre el PIB español y espera que crezca este año un 2,1%, ayudado por la bajada de la inflación, la política fiscal más expansiva, que "ha generado mucha fortaleza en el mercado de trabajo" y el despliegue de los fondos Next Generation.

Supone más del doble del crecimiento que prevé para la Unión Europea, que es del 0,7%; pero también ha bajado la proyección para 2025 desde el 2,5 al otro 2,1% por la menor fortaleza de la demanda externa, en concreto de la Unión Europea, que Torres auguró que "va a ser un freno" a crecimientos superiores.

Expuso que la banca está trabajando con las administraciones públicas para optimizar la llegada de los fondos europeos, con el diseño de productos específicos que permitan "un despliegue más rápido y más eficiente". Según apuntó, la llegada de los fondos está moviéndose en estos momentos a ritmos de 1.500 millones de euros mensuales.

En este punto y al ser cuestionado por el impuesto extraordinario a la banca, subrayó la importancia de la banca para multiplicar la inversión. "La inversión privada sobre el PIB es el factor más determinante del crecimiento a largo plazo del PIB per cápita, que es la variable que se suele usar para medir el bienestar", señaló y a renglón seguido subrayó que los bancos juegan "un papel clave para que haya inversión privada". "Somos esenciales y por tanto no tiene mucho sentido que haya frenos a nuestra actividad", apuntó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud