Banca y finanzas

Gortázar: "¿En qué país se penaliza a la propia banca y se beneficia a la extranjera?"

La banca vuelve a arremeter contra el impuesto fijado por el Gobierno, en un inicio de forma temporal para el bienio 2023 y 2024, y que ahora proyecta prorrogar. "¿En qué país normalmente se penaliza la banca propia y se beneficia a la extranjera?", reprochó este martes Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, que demandó nivelar el terreno de juego.

"No se debería hacer en ningún caso, pero en todo caso suele ser al revés", elaboró el banquero durante el 'V Observatorio de las Finanzas' organizado por El Español después de señalar que entre las principales diez entidades en préstamos corporativos y banca corporativa destacan tres bancos españoles, gravados con el tributo, frente a siete que no lo soportan al ser foráneos.

Gortázar aseguró que la banca "no está teniendo beneficios excesivos", alegando que la rentabilidad es inferior a otros sectores empresariales. A título de ejemplo, expuso que CaixaBank, que es "una de las entidades más rentables de España", alcanza un 13% de rentabilidad "y el sector medio del Ibex está en el 17%". El banco pagó 374 millones el año pasado y soportará este año "cerca de 500 millones" por el tributo. "No es cierto que la rentabilidad sea alta, no lo es", insistió.

El banquero reconoció que el Congreso puede "decidir poner o no poner impuestos" y la banca tendrá que "aceptar las reglas de juego", pero instó a corregir esa asimetría con la banca extranjera y evitar la doble imposición actual, al ser una carga que no es fiscalmente desgravable". Al respecto explicó que cuando CaixaBank destinó 374 millones "de supuestos beneficios sobre los que tenemos que pagar impuestos", no lo son tal porque "se los ha llevado ya Hacienda por el impuesto".

"Entonces estamos haciendo un caso de doble imposición, un poco sangrante", criticó y subrayó que la banca está además ya "sobrepagando en el impuesto de sociedades" porque tiene un recargo del 30% frente al 25% general de sociedades. "Si hay una intención de prolongar esta situación, que evidentemente a mí no me gusta, al menos tengamos en cuenta esa anomalía", emplazó.

Sobre las asimetrías reprochó que se grave a la banca de cierto tamaño y no a las entidades extranjeras ni tampoco a las entidades de menor tamaño, y avisó sobre el riesgo de un repliegue en la España vaciada si no se resuelve el problema de competencia creado con el tributo. "En dos terceras partes de las provincias españolas, uno de los competidores del 'top 3' es una entidad financiera exenta del impuesto", explicó.

"Yo creo, francamente, que no tiene mucho sentido, porque lo que están haciendo es penalizar a entidades que hemos decidido que, por ser grandes podemos y queremos estar en la España rural. Que tengamos que hacerlo en peores condiciones, a la larga, solo puede llevar a tomar decisiones de no competir allá donde están otros y, por tanto, más bien de generar más España vaciada si no ponemos, al menos, un terreno de juego que sea el mismo para todos", avisó.

Al respecto detalló que CaixaBank cuenta con 1.100 sucursales en la España vaciada y mantiene la única sucursal existente en 470 municipios, porque el banco se ha comprometido con que "no nos queremos ir de ninguna población". "Esto tiene un coste y en la España vaciada competimos con entidades que no están sujetas al impuesto, cajas rurales, en general y otras entidades", remarcó.

Impuesto anómalo

En el mismo foro, el consejero delegado de Santander España, Ángel Rivera, denunció que es "un impuesto totalmente anómalo". "No hay ningún país en Europa que tenga este impuesto a los ingresos", agregó, en alusión a que el gravamen redunda en una doble imposición.

Arremetió también sobre su caracter discriminatorio cuando "no hay mejor marco para competir que las reglas sean las mismas para todos" y aseguró que penaliza la valoración de las entidades. "Muchas veces te das cuenta de que este tipo de medidas ahuyentan a los inversores", alertó.

"El impuesto a la banca no es malo solo para la industria bancaria sino para la economía en su conjunto", añadió a su vez el director de desarrollo de Negocio de BBVA, Gonzalo Rodríguez, en alusión a que detrae recursos limitando la capacidad de financiación de la economía.

"Si miramos los últimos 15 años, la industria bancaria no ha cubierto su coste de capital, con lo cual creemos que es de justicia que los accionistas tengan la rentabilidad adecuada, porque si no invertirán en otro lado o en otro país", avisó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud