Banca y finanzas

Los seguros siguen siendo el principal gancho para abaratar las hipotecas en España

Los bancos no pueden obligar a contratar productos vinculados con las hipotecas, pero sí pueden ofrecerlos como alternativa .

Más allá de la domiciliación de la nómina, la contratación de seguros sigue siendo el principal gancho que ofrecen los bancos a sus clientes como vía para abaratar una hipoteca, ya sea variable, mixta o fija, bonificando el tipo de interés que aplican si se contrata uno de estos productos.

Tras la entrada en vigor en 2019 en España de la ley de contratos hipotecarios, los bancos no pueden obligar, de manera general, a contratar productos vinculados para la concesión de hipotecas, pero sí pueden ofrecerlos como alternativa para que el cliente pague un interés menor.

Es lo que se conoce como una venta combinada y en la práctica se traduce en que el banco realiza una oferta de la hipoteca y otros productos, en su mayoría seguros, de forma combinada y también por separado, de modo que el cliente pueda ver las diferencias. Tanto en la oferta de hipotecas variables, mixtas o fijas, es frecuente que los bancos ofrezcan bonificar el diferencial que aplican o directamente el interés a cambio de la contratación de determinados productos, como los seguros, con una compañía designada por la propia entidad.

Esta aseguradora puede formar parte del mismo grupo, ser socia del banco, o no ofrecer los precios más competitivos, por lo que para ver si compensa la contratación del producto y la bonificación de la hipoteca, organizaciones de consumidores como Asufin recomiendan siempre comparar con pólizas de otras aseguradoras.

En la misma línea, el Banco de España aconseja a los usuarios que antes de tomar ninguna decisión valoren bien el coste del seguro ofrecido y la futura vinculación que esperan tener con el banco y, en función de ello, decidan si realmente interesa contratarlo con ellos o por el contrario buscar otra alternativa. En la actualidad los principales bancos españoles ofrecen a los clientes bonificar sus hipotecas con la contratación de seguros, y aunque no todos desvelan con la misma claridad la rebaja que aplicarían, en la mayoría ronda los 0,10 puntos porcentuales.

El 96 % de las hipotecas están bonificadas si el cliente domicilia su nómina en la entidad, pero más allá de los ingresos laborales, los bancos ofrecen también abaratar el préstamo si el cliente contrata un seguro de hogar en casi el 90 % de los casos, y en cerca del 80 % si se opta por un seguro de vida.

A principios de octubre el interés medio de una hipoteca fija en España era del 4,48 %, pero contratando hasta cuatro productos, que es lo que se exigía en la mayoría de entidades para optar a la bonificación máxima, el interés bajaba al 3,29 %, según datos del comparador kelisto.es. En el caso de las hipotecas variables, el tipo medio era de euríbor más 1,54 % y, por lo general, si el cliente contrataba cinco productos obtenía la bonificación máxima y pagaría euríbor más un diferencial del 0,67 %.

En cuanto a las hipotecas mixtas, los mismos datos consultados por EFE mostraban que el interés medio aplicado era del 3,79 % en el periodo fijo y de euríbor más 1,52 % en el tramo variable, aunque con la vinculación máxima, que solía conseguirse contratando cuatro productos, el interés bajaba al 3,1 % y a euríbor más 0,74 %.

El análisis de la oferta hipotecaria actual desvela, sin embargo, que hay entidades que exigen la contratación de hasta siete productos para obtener la bonificación máxima, lo que les convierte en las más exigentes, como es el caso de Cajasiete, en su oferta variable y fija, o de Unicaja Banco, en su propuesta de hipoteca mixta.

En cualquier caso, aunque la ley hipotecaria prohíba de forma general la contratación vinculada de productos, contempla la posibilidad de que el banco exija al cliente la suscripción de determinados seguros para conceder la hipoteca como, por ejemplo, un seguro de pagos o un seguro de daños. Si bien, el Banco de España recuerda que este tipo de coberturas se pueden contratar en otra entidad sin que el banco empeore por ello las condiciones del préstamo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud