Banca y finanzas

Santander UK lanza una recompra de bonos por hasta 1.300 millones

  • La entidad aprovecha su posición de liquidez ante la subida de tipos de interés
Ana Botín, presidenta de Banco Santander

La filial británica de Banco Santander lanzó la semana pasada una recompra de bonos subordinados por hasta 1.300 millones de euros. El grupo, tal y como notificó a la SEC -regulador americano de los mercados- pretende hacerse en efectivo con "todos y cada uno" de sus valores en circulación. Esto es, tres emisiones en dólares (subordinados con vencimiento en 2025, 2045 y 2029) y dos en libras esterlinas (subordinados con vencimiento en 2030 y perpetuos) que, al cambio de divisa actual, suman algo más de los citados 1.300 millones de euros.

La documentación enviada a la SEC americana recoge que la operación se hará a través de una oferta denominada en la jerga técnica todo o nada -Any and All Offer, por su nombre en inglés-. Además, el mínimo admitido para acogerse a la oferta son 1.000 dólares o libras, en función de la emisión a la que pertenezcan los bonos que ahora el banco que encabeza Ana Botín busca recomprar.

La entidad espera que la fecha de liquidación sea este mismo 15 de marzo, si bien está sujeta a una posible prórroga del plazo.

Amplia liquidez

Banco Santander aprovecha así la amplia liquidez con la que cuenta tanto en la filial británica como en el conjunto del grupo actualmente para rebajar su factura de intereses que se incrementa día a día con la subida de tipos que comenzó hace ya varios meses.

Los cupones de estas emisiones de bonos, como se puede ver en el gráfico adjunto, son muy variados y van desde los +115 puntos básicos de la emisión en dólares con vencimiento en 2025 a los +250 puntos básicos de la que tiene plazo a 2029.

De este modo, y si el movimiento va según lo previsto, la entidad podrá optimizar la liquidez que consiguió acopiar durante los últimos años -gracias al aumento de los depósitos, pese a que estos están bajando desde el inicio de año, y otros instrumentos facilitados por los diferentes bancos centrales- y reducir el apalancamiento.

Así, la estrategia pasa por llevar a cabo la recompra que seguir pagando un cupón de estas características en la actual situación de subida de tipos de interés y más, tras las últimas noticias que harían atisbar que el fin de la curva de subida podría no estar tan cerca como se pensaba hace apenas unas semanas.

En el lado del que actualmente ostenta la propiedad de estos bonos, la operación también permite conseguir evitar que este activo siga depreciándose ya que, de acuerdo con las gráficas de cotización de los mismos, por lo general su valor en el mercado ha ido a la baja en los últimos meses.

Banco Santander no es el único grupo español que está llevando a cabo este movimiento en los últimos meses, si bien la cuantía objetivo sí es de las más significativas. En este sentido, compañías de infraestructuras como OHLA o que operan en el mercado inmobiliario, como es el caso de Lar o Neinor, han hecho recompras de bonos recientemente.

La energética Repsol, por su parte, hizo lo propio a inicios de este mismo año con el objetivo, claramente manifestado, de reducir el importe total de su deuda. También lo han hecho Telefónica, con dos bonos híbridos por hasta 3.250 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud