Banca y finanzas

Capital Group cree que las compañías high yield estadounidenses superarán la recesión sin problemas

  • Están en situación de fortaleza frente a crisis anteriores
  • Cree que hay muchas oportunidades en renta fija
El director de inversión de renta fija de Capital Group, Flavio Carpenzano. Foto: Europa Press

Capital Group anticipa que las compañías calificadas como 'high yield' estadounidenses superarán la recesión prevista para los próximos trimestres sin problemas, ya que están actualmente en una situación de fortaleza frente a crisis anteriores.

Así lo ha destacado el director de inversión de renta fija de la firma, Flavio Carpenzano, en una entrevista con Europa Press. Carpenzano considera que hay muchas oportunidades en renta fija de cara a 2023, dados los niveles de 'yield' que se han venido registrando: mientras que antes había que arriesgarse mucho para conseguir un 4%, ahora puedes obtener un 6% asumiendo mucho menos riesgo.

Capital Group está más centrada en el crédito de buena calidad, dada la incertidumbre de la economía en este momento, con calificaciones de BB, aunque Carpenzano ha incidido en que el 'high yield' estadounidense "ha mejorado masivamente en los últimos años".

"Las compañías de high yield estadounidenses entran a esta recesión desde una posición fuerte, y probablemente sean capaces de atravesar este entorno de recesión", ha señalado, y a pesar del riesgo de 'default', la rentabilidad del 9% que ofrece lo compensa.

Esto se debe a que muchas compañías calificadas como grado de inversión fueron degradadas a high yield durante la crisis del Covid, con lo que al mejorar la economía han mejorado su calificación.

"Si comparas la situación actual con la de hace 10 años, solo el 35% del mercado estadounidense estaba calificado como BB", ha recordado. Entonces, el sector energético representaba el 20% de todo el high yield estadounidense, y sufría en las recesiones por la bajada de los precios de la energía. Si bien ahora sigue concentrando el 12% del total, el 65% de estas compañías están calificadas como BB. A esto se suma que muchas de las empresas no necesitan emitir más deuda, ya que ya lo hicieron cuando las condiciones eran más favorables.

Sobre la deuda soberana, la firma mantiene una perspectiva negativa para la italiana en términos de valoración. Sin embargo, Carpenzano ha señalado que prevén que el nuevo gobierno sea continuista, por lo que la falta de conflicto podría afectar de forma positiva.

Capital Group tiene actualmente una visión constructiva de la renta fija en mercados emergentes en moneda local, gracias a la resiliencia de estos mercados y a que los bancos centrales de estas geografías subieron los tipos antes que las economías desarrolladas. Además, están acostumbrados a tener alta inflación.

Escenario macro

El director de inversión de renta fija ha destacado que es muy complicado establecer un escenario base en este contesto debido a la incertidumbre, aunque sí ha especificado que los dos 'drivers' principales van a ser la dinámica de la inflación y las acciones de los bancos centrales.

Sobre la primera, Carpenzano ha explicado que dependerá de si es más estructural y permanece alta en torno al 5%, o si tiene un carácter más cíclico, con lo que podría bajar hasta el 2%.

El mercado de trabajo y la globalización son algunos de los factores más importantes a tener en cuenta en este sentido. "Tras 20 años de globalización, los precios han bajado mucho. Ahora se está revirtiendo y eso puede hacer que los precios se mantengan altos, junto a los riesgos geopolíticos. Eso crea incertidumbre", ha señalado.

Las decisiones tomadas por los bancos centrales, que están centrados en moderar esa subida de precios, tendrán un mayor impacto el año que viene.

Respecto a Europa, Carpenzano cree que tanto el Banco Central Europeo (BCE) como en Banco de Inglaterra se verán forzados a priorizar la estabilidad financiera sobre la inflación, con lo que su capacidad para subir los tipos se verá limitada. "Continuarán subiendo los tipos de interés este año y el principio del que viene, pero después pararán y evaluarán el daño", ha subrayado.

La posibilidad de que el BCE ponga en marcha el 'quantitative tightening' en Europa es muy baja en el escenario base de la firma. "Simplemente la falta del 'quantitative easing' crea volatilidad porque no se tiene un agente económico que compre deuda sin importar su precio", ha señalado.

Por otra parte, Carpenzano ha llamado la atención sobre el 'shadow banking', es decir, las entidades que prestan dinero, pero que no forman parte del sistema financiero tradicional. Estas no existían en la crisis financiera de 2008 y han crecido mucho en los últimos años, pero nunca han atravesado una crisis. "Hay sectores muy sensibles a estas subidas de tipos", ha incidido.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments