Banca y finanzas

La banca endurece la concesión de hipotecas al mayor ritmo desde 2008

  • Las entidades ven un aumento del riesgo por el deterioro de la economía
Foto: Dreamstime

Tras casi dos años de bonanza en la concesión de hipotecas, la banca repliega velas y empieza a cerrar el grifo del crédito para vivienda a la mayor velocidad vista desde 2008, año de eclosión de la gran crisis financiera. Las entidades ya ven la tormenta que está por llegar con el empeoramiento de la economía por la subida de los tipos de interés y han endurecido tanto las condiciones de las hipotecas (con alza de precios, también ligada a los tipos) como los criterios para darlas, exigiendo mayor solvencia al cliente.

La Encuesta de Préstamos Bancarios del tercer trimestre del año publicada por el Banco de España apunta, además, que las entidades continuarán cerrando el grifo del crédito hipotecario a lo largo de este último trimestre del año también a gran velocidad y, a la par, caerá la demanda ante el encarecimiento de las mismas y la menor confianza de los consumidores.

Las razones esgrimidas por el sector para este cierre del grifo son dos. De un lado, las entidades ven un aumento de los riesgos por el deterioro de las perspectivas económicas y del mercado de la vivienda. De otro, aunque en menor medida, apuntan a un empeoramiento en la solvencia de los prestatarios. En línea con estos dos criterios, los bancos han elevado el porcentaje de peticiones de créditos rechazados, aunque el supervisor no da volumen de las operaciones que se han echado para atrás.

De momento, y atendiendo a los últimos datos del Banco de España, la banca concedió 10.700 millones de euros para hipotecas en julio y agosto (a falta de conocer la cifra de septiembre). Este volumen todavía supone casi un 15% más que los 9.300 millones que prestó la banca en los dos mismos meses del año pasado, pero frente a los dos meses previos (mayo y junio de 2022) la concesión baja un 14%.

La salida de la pandemia, que propició un mayor ahorro de los hogares que ahora rozan el billón de euros, inició una escalda de demanda de crédito para compra de vivienda que no se había visto en los últimos años, también acompañada por los bajos precios que se comercializaban con tipo a fijo que rozaban el 1,5%. Concretamente, en 2021, las entidades prestaron casi 59.500 millones de euros en hipotecas, esta cifra de financiación no se daba desde 2010, cuando prestaron casi 70.000 millones para pasar en 2011 a cerrar el crédito (37.000 millones) tras superar el ratio de morosidad el umbral del 6%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud