Banca y finanzas

La banca contiene la mora y reduce los créditos en riesgo de impago en 3.000 millones hasta junio

Los seis bancos cotizados españoles (Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja Banco) mejoraron a nivel agregado su ratio de morosidad en 25 puntos básicos durante la primera mitad de 2022, tras reducir los saldos dudosos en 342 millones desde diciembre, y disminuyeron en 3.003 millones de euros el volumen de créditos en vigilancia especial por riesgo de impago, según los datos recogidos en sus respectivos informes financieros.

Después de que a lo largo del ejercicio 2021 estas entidades elevaran en un 4% los créditos problemáticos, incluyendo aquellos en vigilancia especial ('stage 2') y los impagados ('stage 3'), estos disminuyeron en 3.345 millones entre enero y junio, hasta situarse en 216.030 millones de euros, un 1,5% menos que al finalizar el año anterior.

La reducción responde, principalmente, a la caída de los créditos en vigilancia especial, que se redujeron en 3.003 millones de euros, hasta 148.277 millones, un 2% menos que seis meses antes.

En cuanto a los créditos dudosos, la caída fue del 0,5% (-342 millones en términos absolutos), hasta situarse en 67.753 millones de euros. Los datos no son solo de España, sino a nivel consolidado.

Así, las ratios de morosidad de las mayores entidades financieras españolas retrocedieron en seis meses, al pasar de una media del 3,4% en diciembre de 2021 a una del 3,15% al cierre de junio de 2022, lo que representa una caída de 25 puntos básicos en seis meses.

El desglose por entidades revela que los créditos problemáticos ('stage 2' + 'stage 3') se redujeron en CaixaBank, con 3.217 millones menos; en BBVA, con 1.931 millones menos; en Santander, con 54 millones menos, y en Unicaja Banco, con 40 millones menos, al tiempo que aumentaron en Sabadell, con 1.303 millones más, y en Bankinter, con 594 millones más.

Vigilancia especial y créditos impagados

La mayoría de las entidades analizadas disminuyeron sus créditos en vigilancia especial, a excepción de Sabadell, que los aumentó en 1.287 millones (hasta 13.614 millones) y Bankinter, que tenía 3.554 millones de euros de créditos en 'stage 2' a finales de junio, 577 millones más que en diciembre.

De su lado, Santander redujo en 930 millones los créditos en riesgo de impago, hasta 66.772 millones, BBVA los disminuyó en 1.871 millones, hasta 32.341 millones de euros, CaixaBank en 2.042 millones de euros, hasta 29.397 millones de euros, y Unicaja Banco en 24 millones, hasta 3.554 millones de euros.

En cuanto a los créditos impagados, destaca la reducción de créditos en 'stage 3' de CaixaBank, en 1.175 millones de euros, hasta contabilizar un total de 11.104 millones de euros. También redujeron esta partida BBVA, con 60 millones menos que en diciembre, hasta 14.597 millones de euros, y Unicaja Banco, con 16 millones menos, hasta 1.962 millones.

Por el contrario, Santander elevó los créditos dudosos en 876 millones entre enero y junio, manteniendo 32.725 millones de euros, Sabadell incrementó los suyos en 16 millones, hasta 5.714 millones, y Bankinter los subió en 17 millones, hasta 1.651 millones d euros.

Unicaja Banco mantuvo su ratio de morosidad en el 3,5%, mientras que el resto de entidades analizadas presentaron descensos en comparación con diciembre. Las ratios de morosidad más bajas las reggistraron Bankinter, con un 2,11% y una mejora de 13 puntos básicos, y Santander, con una ratio de mora del 3,05% y una mejora de 11 puntos básicos.

CaixaBank, la que más recortó su tasa

De su lado, CaixaBank fue la entidad que más recortó su tasa, en 50 puntos básicos, hasta el 3,2%, mientras que BBVA redujo la suya en 40 puntos básicos, al 3,7%, y Sabadell cerró el semestre con una ratio de mora del 3,31%, lo que representa una mejora de 39 puntos básicos desde diciembre.

Los mensajes que han trasladado los principales ejecutivos de los bancos españoles durante las presentaciones de resultados que han tenido lugar a finales de este mes de julio reflejan que, por el momento, no están preocupados por el comportamiento del crédito, aunque mantienen la precaución por lo que pueda suceder, en un escenario de elevada incertidumbre.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Sanjuro
A Favor
En Contra

Infumable redacción. Todo esto que ha contado usted de forma tan deslvazada y capciosa se podría haber ilustrado, por ejemplo, en una sola tabla de seis filas por seis columnas. Un lector atento, aquí acuden muchos de ellos, no necesita más para extraer sus propias conclusiones.

Puntuación 1
#1