Banca y finanzas

Estados Unidos y otros países multan con 2.750 millones a Goldman Sachs por el saqueo del fondo 1MDB

  • El CEO, David Solomon, ve reducido su sueldo por el escándalo
David Solomon, CEO de Goldman Sachs. Foto: Reuters.

Las autoridades de Estados Unidos y de Hong Kong han aprobado este jueves una serie de multas y sanciones contra Goldman Sachs por un valor conjunto de 3.250 millones de dólares (2.750 millones de euros) debido a los fallos en sus controles y protocolos de supervisión en relación con el saqueo del fondo 1Malaysia Development Berhad (1MDB).

La mayor parte de la multa ha procedido de las autoridades estadounidenses, que han realizado la investigación junto a otras agencias gubernamentales extrajeras en Reino Unido, Singapur y Malasia.

Goldman Sachs se ha declarado culpable de los cargos en el Juzgado del Distrito Este de Nueva York

En concreto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha anunciado una sanción conjunta de 2.900 millones de dólares (2.452 millones de euros), mientras que la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong (SFC, por sus siglas en inglés) ha aprobado una sanción de 350 millones de dólares (295 millones de euros).

De los 2.900 millones de la multa en Estados Unidos, 1.600 millones (1.353 millones de euros) forman parte de multas aprobadas por otras autoridades extranjeras, como la de Reino Unido, Malasia o Singapur.

La sanción en Estados Unidos ha sido fruto de una negociación entre el banco y las autoridades. Este jueves, Goldman Sachs se ha declarado culpable de los cargos en el Juzgado del Distrito Este de Nueva York, según ha explicado el Departamento de Justicia. Hace varios meses, el expresidente de la división del Sudeste Asiático de Goldman, Tim Leissner, ya se declaró culpable de conspiración para blanquear dinero en este mismo caso.

"Acepta la responsabilidad"

"Goldman Sachs ha aceptado la responsabilidad en su papel a la hora de conspirar para sobornar a funcionarios extranjeros para obtener suscripciones a los bonos lucrativas y otros negocios en relación con el fondo 1MDB", ha explicado el fiscal general asistente en funciones de la división penal del Departamento de Justicia, Brian Rabbit.

"La resolución de hoy, que exige a Goldman Sachs admitir la culpa y pagar casi 3.000 millones en multas, sanciones y reparaciones, mantiene al banco como responsable de su esquema criminal y demuestra el compromiso continuo de este departamento ara combatir la corrupción y proteger el sistema financiero de Estados Unidos", ha agregado Rabbit.

Según han indicado las autoridades estadounidenses, exempleados de Goldman Sachs usaron intermediarios para sobornar a altos funcionarios en Malasia y Abu Dhabi. El fin de estos sobornos era obtener "negocios lucrativos" para el fondo 1MDB. El banco se lucraba de las comisiones cobradas a los suscriptores de los bonos relacionados con el fondo. Según los datos presentados en el caso, Goldman cobró hasta 606 millones de dólares (512,4 millones de euros) en comisiones relacionadas con este esquema de sobornos.

Según las declaraciones de la compañía y los documentos presentados en el juzgado, ha explicado el Departamento de Justicia, entre 2009 y 2014, Goldman "conspiró" para violar la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero, resultando en sobornos por valor de 1.600 millones de dólares (1.353 millones de euros).

Además, algunos empleados de Goldman Sachs derivaron "porciones sustanciales" de los ingresos de los bonos para su beneficio personal.

"Tenemos que reconocer dónde nuestra empresa se quedó corta. Aunque mucha gente trabajó en estas transacciones e intentaron hacer lo correcto, reconocemos que no atajamos adecuadamente las señales de alarma ni examinamos las representaciones de ciertos miembros del equipo de negociación, sobre todo Tim Leissner, y las terceras partes de forma tan efectiva como deberíamos haberlo hecho", ha reconocido el presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, David Solomon, en una carta remitida a todos los empleados del banco y publicada en su web.

Sanción de Hong Kong

De su lado, la SFC ha multado con 350 millones de dólares a Goldman Sachs por los "serios fallos y deficiencias" en sus controles, ya que "contribuyeron a la malversación" del fondo 1MDB.

El regulador financiero de Hong Kong ha acusado al banco estadounidense de que sus fallos en la supervisión de la gestión y en los controles de riesgo, cumplimiento y contra el blanqueo de capitales contribuyeron al saqueo del fondo.

La SFC ha multado a Goldman Sachs porque una parte del trabajo realizado para la emisión de bonos se realizó en Goldman Sachs Asia, el 'hub' de cumplimiento y control del banco en el continente y con sede en Hong Kong.

Goldman Sachs llegó a un acuerdo con el Gobierno de Malasia para devolver los 3.900 millones de dólares

"La SFC considera que Goldman Sachs Asia no tuvo los controles adecuados en marcha para monitorizar al personal y detectar malas conductas en sus operaciones del día a día, así como que permitió que las ofertas de bonos de 1MDB siguieran adelante con numerosas señales de alarma que no fueron investigadas debidamente", ha explicado el regulador.

En julio, Goldman Sachs llegó a un acuerdo con el Gobierno de Malasia para resolver mediante el pago de 3.900 millones de dólares (3.298 millones de euros) todos los procedimientos penales y regulatorios en el país que involucran a la entidad, incluidos los procesos penales pendientes contra sus filiales y algunos empleados actuales y anteriores en relación con la malversación de recursos del fondo.

Asimismo, la entidad decidió incluir una provisión de 2.010 millones de dólares (1.700 millones de euros) en sus cuentas del segundo trimestre para afrontar posibles litigios y las multas que decida aprobar el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Reducciones de sueldo para los ejecutivos

Como consecuencia del acuerdo al que se ha llegado este jueves, el consejo de administración de Goldman Sachs ha decidido recortar la remuneración de parte de sus actuales y pasados ejecutivos. "Esta acción es totalmente apropiada bajo las actuales circunstancias. La decisión del consejo es un recuerdo importante de que todos somos responsables de las acciones los demás, incluyendo nuestros fallos colectivos", ha agregado Solomon.

El consejo de administración de la entidad ha señalado que, aunque ninguno de los actuales o pasados miembros senior de gestión estuvieron involucrados o fueron conscientes de ninguna actividad ilegal, es "apropiado a la luz de los hallazgos" de las investigaciones que los planes de compensación de los ejecutivos se vean afectados.

Aunque no ha mencionado los nombres de los ejecutivos, el consejo de administración ha comunicado que el anterior consejero delegado (Lloyd Blankfein), así como un exdirector de operaciones, un exdirector financiero, un exvicepresidente a cargo de Goldman Sachs International y un exvicepresidente a cargo de los mercados emergentes renunciarán a la remuneración que todavía no ha sido abonada y que forme parte de su plan de incentivos a largo plazo para los años 2011, 2012 y 2013. El total de remuneración que dejarán de percibir estos cinco ejecutivos es de 67 millones de dólares (56,6 millones de euros).

Por otro lado, el consejo de administración ha comunicado que también es "apropiado" que el actual equipo directivo vea reducida su remuneración para 2020 en 31 millones de dólares (26,2 millones de euros). Esta medida afectará al actual consejero delegado, David Solomon; al director de operaciones, John Waldron; al director financiero, Stephen Scherr; y al consejero delegado de Goldman Sachs International, Richard Gnodde.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin