La industria del videojuego atraviesa uno de sus mejores momentos, con un crecimiento exponencial que se mantendrá durante los próximos años. Los expertos consultados apuntan a que más de 2.000 millones de personas juegan a videojuegos en todo el mundo, una cifra que crece casi a doble dígito cada año.

Empresas

La presencia femenina en el mundo del Capital Privado todavía es casi anecdótica. Poco a poco, la mujer se está incorporando de manera exitosa a los diferentes segmentos del mundo financiero, pero hay lugares donde su presencia sigue siendo casi testimonial. A nivel europeo, solo un 6% de los altos cargos del negocio del Capital Privado está ocupado por una mujer. La situación en España no es diferente. El desconocimiento y ciertos prejuicios sobre el sector son algunas de las barreras de entrada que es necesario romper, según relata Cristina Badenes, nueva presidenta de Level 20, a elEconomista Capital Privado. Esta organización sin ánimo de lucro nació en 2015 en Londres y persigue el objetivo de que las mujeres ocupen el 20% de los puestos directivos de la industria. Level 20 llegó a España en 2019. Su idea es inspirar a las mujeres a unirse y tener éxito en este negocio, así como ayudar a las empresas a atraer y retener el talento femenino. Badenes cuenta con 25 años de experiencia en el sector financiero internacional y es socia de la gestora española Meridia Capital. Sucede en el cargo a Maite Ballester, socia directora de Nexxus Iberia y una de las caras más famosas del sector, que lideró el aterrizaje de Level 20 en España y que continuará como miembro activo del comité.

A pesar de la crisis sanitaria y económica a causa de la irrupción del Covid-19 en nuestras vidas, 2020 ha sido un año récord en cuanto a las inversiones del capital riesgo en salud. Se han invertido en el sector más de 22.000 millones de dólares (18.149 millones de euros, al cambio actual) en Estados Unidos y la UE, lo que representa un incremento de casi el 50% respecto al año anterior, según fuentes del sector consultadas por elEconomista. A nivel de startups, ellas también se han beneficiadas por esta tendencia. Especialmente todas las empresas relacionadas con biotecnología médica en un momento en el que la producción de la vacuna contra el Covid ha centrado y centra todo el interés del mundo. La fuerte inversión de dinero público y privado en su desarrollo ha dinamizado un sector que ya venía pisando fuerte desde hace años.

Empresas

Toda crisis produce un cambio que es más profundo y estructural en proporción a la duración y dimensión de la misma. En la anterior, la industria del capital privado estaba preocupada por los cambios que iban a modificar el sector. Más de una década después, la industria se ha profesionalizado enormemente en España y los gestores han aprendido de los errores del pasado. En esta nueva crisis, todos los expertos consultados coinciden en que el sector está más preparado para afrontar los retos que se les presenten. Y, con ella, se ha acelerado una tendencia de inversión: la apuesta por la tecnología. Ahora, más allá de buscar empresas con un componente tecnológico diferencial, los inversores de private equity se están lanzando a invertir en negocios casi puramente tecnológicos.

Empresas

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la tecnología y la digitalización en todos los aspectos de la vida, también en las operaciones corporativas. Las medidas de confinamiento que se iniciaron en marzo en la mayoría de países del mundo pusieron en jaque muchas costumbres que se llevaban produciendo desde hace años en el proceso de negociación, de due diligence o incluso de cierre de operaciones. Fuentes del sector aseguran que en el momento en el que se inició el confinamiento, todos los private equity pararon la maquinaria de inversión y se centraron en hacer gestión de carteras. Superado el shock inicial, los actores han buscado las fórmulas para seguir cerrando operaciones, en muchos casos con complicaciones añadidas ante el cierre de fronteras.

En plena pandemia mundial, el sector del venture capital español se encuentra en uno de sus mejores momentos y hace gala de la fortaleza del ecosistema de startups y emprendedores españoles. Prueba de ello es que, en lo que va de año, un buen número de gestoras nacionales han captado recursos -o se encuentran en proceso de ello- por valor de unos 1.000 millones de euros. Una cantidad impensable hace algunos años, cuando la inversión en venture capital era algo muy poco común y apenas había fondos nacionales especializados en este tipo de compañías.

Los expertos apoyos específico, bien a fondo perdido o bien como préstamos bonificados

Empresas

La crisis creada por la pandemia del coronavirus ha golpeado prácticamente a todos los sectores del país. Una situación en la que toda ayuda es poca y en la que la solidaridad está siendo la seña de identidad. Un momento en el que el Capital Privado está sacando músculo y poniendo su granito de arena con todas sus posibilidades humanas, económicas y creativas. Estas semanas, concretamente desde el inicio del Estado de Alarma, muchas empresas participadas por fondos han visto totalmente finalizada su actividad lo que las ha dejado en una situación nunca vista hasta ahora. Otras, que operan en sectores esenciales, han podido continuar con su actividad habitual en un contexto que dista mucho de la normalidad. En esta coyuntura, el denominador común entre ambas es que, parada su actividad habitual o no, se han puesto manos a la obra para sumar en todo lo posible en esta crisis en la que nadie sobra.