Aragón

Las empresas deben apostar por la sostenibilidad: no habrá negocio sin ser sostenibles

Zaragoza

La sostenibilidad se ha convertido hoy en día en un pilar fundamental en las empresas, que cada vez apuestan más por introducir sistemas de producción y fabricar productos más sostenibles. Un proceso que va más allá de la responsabilidad social corporativa y en el que la economía circular está siendo clave hoy y lo será en el futuro ante la falta de recursos naturales y la necesidad de poner en valor los subproductos o residuos.

Las empresas "deben alinear el negocio con la sostenibilidad. No hay negocio fuera de la sostenibilidad ni lo va a haber", ha explicado Víctor Viñuales, director de la Fundación Ecología y Desarrollado (ECODES), quien ha incidido además en que "las empresas son imprescindibles para construir un mundo sostenible".

En la actualidad, cada vez más empresas caminan hacia la sostenibilidad no solo en Aragón, sino también en España y a nivel internacional. Una tendencia que se observa, además, en diferentes sectores de actividad. Por ejemplo, la firma H&M está introduciendo la venta de prendas usadas, mientras que la compañía de electrodomésticos BSH ha puesto en marcha una iniciativa de alquiler de electrodomésticos, y empresas como Ecoalf utiliza plásticos recogidos en el mar para confeccionar sus artículos.

Son solo algunos ejemplos claros del compromiso de las empresas con la sostenibilidad, que se puso de manifiesto en la jornada 'Hacia un futuro sostenible: gestión, empresa y medioambiente', organizada en Zaragoza por Business Profesional Women (BPW) Spain y BPW Aragón, con el patrocinio de Ibercaja y del Instituto Aragonés de Fomento (IAF).

Un paso que están dando las empresas no solo por el temor a nuevas regulaciones -enfocadas en primar la economía verde y castigar la economía marrón-, sino que también se corresponde con ese compromiso con la sociedad y el planeta y con el fin de dar respuesta a los consumidores, ya que "el 96% espera que las empresas sean responsables en temas ambientales", ha añadido Víctor Viñuales, quien participó en esta jornada para hablar de economía circular.

Este compromiso de la empresa con la sociedad ha ido evolucionando. "Antes las empresas se preocupaban por lo que pasaba en sus tiendas, pero ahora también por lo que pasa en sus proveedores, las sustancias químicas empleadas, la contaminación de ríos, los tipos de algodón que se emplean o de los materiales que se usan... Se preocupan de todo lo que ha ocurrido antes y ahora"porque, además, "cada vez se va más a no vender cosas, sino servicios". Una tendencia que se observa en todas las compañías de forma generalizada y a través de ejemplos concretos como Volkswagen, que ya no se centra en vender coches, sino en las mejores soluciones de movilidad.

"Ir hacia una economía -ha añadido el director de ECODES-, que haga las paces con la naturaleza será bueno para la economía y para el planeta", ya que por ejemplo se evitaría que hubiera 365 fragmentos de microplásticos por metro cuadrado y que las personas ingieran alrededor de 250 gramos al año de microplásticos.

La sostenibilidad es rentable

La sostenibilidad también abre nuevas líneas de negocio en las empresas o permiten obtener rentabilidad. Empresas como BSH Electrodomésticos España son un ejemplo. "Llevamos tiempo trabajando en la eficiencia energética", ha afirmado Ramón Villacampa, responsable corporativo de Medioambiente, Seguridad y Salud Laboral en esta empresa, que se ha marcado el objetivo de ser neutral en emisiones de CO2 en el año 2030.

"El 33% de los aparatos que se venden en España son de BSH, pero suponen el 40% de lo que se vende en dinero. Es rentable porque te sitúas en un segmento más alto de la gama". La empresa también apuesta por la economía circular. A su planta de tratamiento, llegan aparatos de hace 13 años, que contienen plásticos con retardantes ahora prohibidos y que no pueden reciclarse. Un motivo por el que se ha puesto en marcha la iniciativa de alquilar electrodomésticos. "Hay que cerrar el ciclo sin perder la propiedad del producto. Por eso se alquila, para recuperar el producto y poder reutilizar piezas" que por ejemplo sigan estando en buen estado.

Contazara es otra de las empresas aragonesas que apuesta por la sostenibilidad y confirma que no está reñida con la rentabilidad. La compañía ha trabajado en la reducción de la huella de carbono, consiguiendo una disminución del 85% en el período comprendido entre los años 2014 y 2018. Además, también trabaja en el ecodiseño. "La sostenibilidad no es una moda. Es una necesidad social. Nuestros clientes consiguen con nuestras soluciones menos consumo de agua porque nuestras soluciones inteligentes detectan roturas de tuberías, consumos fraudulentos...", ha expuesto Natalia Cebrián, directora de Calidad, Medio Ambiente, Salud y Seguridad de Contazara.

La sostenibilidad igualmente llega al sector energético. "Las inversiones en sostenibilidad son a largo plazo, pero seguras. Las inversiones en ahorro energético tienen que producir un retorno", ha incidido Néstor Gutiérrez, consejero delegado de ATLAS Energía, quien ha resaltado que "nadie pone en duda que el camino sea este. La empresa que no lo haga va a morir. Las nuevas regulaciones van en la línea sostenible medioambiental y económicamente".

El sector de las finanzas y de las inversiones tampoco es ajeno a la sosteniblidad. "Invertir en ASG parece que es renunciar al retorno, pero no es eso. Es una inversión a largo plazo que tiene que ver con el posicionamiento estratégico de la empresa y con intangibles como la I+D+i o el posicionamiento de marca", ha manifestado Miriam Fernánez, responsable de inversiones ASG Ibercaja. Precisamente, la entidad cuenta con productos de inversión en los que se apuesta por la sostenibilidad y con los que se están consiguiendo rentabilidades en torno al 12%, entre otras ventajas. Y la tendencia en este sector también es clara porque "todas las entidades van a tener que abrazar el Plan de Finanzas Sostenibles". Además, las nuevas generaciones son más sensibles y se observa que, por ejemplo, el mercado de bonos verdes va en aumento.

Turismo sostenible

Otro de los sectores que se abordó en la jornada es el tema del turismo y la naturaleza, unido a la sostenibilidad, de la mano de Modesto Pascau, presidente del patronato de parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, quien incidió que "no tiene sentido usar sin conservar ni conservar sin usar", por lo que incidió en trabajar en cuatro direcciones clave. Una de ellas se centra en facilitar al ciudadano el conocimiento, uso y disfrute de los espacios, además de favorecer el trabajo de los científicos en materia de biodiversidad, contribuir a un desarrollo sostenible y propiciar la participación de todos.

Son cuatro direcciones complementarias que deben asentarse también sobre otros ejes de acción como la gestión inteligente de los deportes de naturaleza o aventura, la dotación de servicios básicos (parkings, aseos, cobertura telefónica, luz eléctrica...) en las zonas del parque, la recuperación de la ganadería extensiva para no perder valor en la naturaleza y por la contratación estable y no temporal de las personas para fijar población y actividad económica en la zona.

Colaboración público-privada

El director gerente del IAF, Ramón Tejedor, puso de manifiesto la importancia de la sostenibilidad y la colaboración público-privada para avanzar en esta dirección en la comunidad aragonesa. "En Aragón, hemos sido estos cuatro años una comunidad autónoma pionera en España y una región pionera también en el conjunto de Europa a la hora de apostar por ese doble vector de la responsabilidad social vinculada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de la Agencia 2030. Las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME, los dos sindicatos más representativos UGT y Comisiones Obreras y el Gobierno de Aragón suscribieron el Plan de Responsabilidad Social de Aragón", comprometiendo a las empresas y a las entidades no lucrativas en una serie de compromisos sociales y medioambientales y económicos para ir mucho más allá de lo que obliga la legislación. El balance de estos cuatro años es positivo. Son ya casi 700 las empresas las que han tienen el sello de responsabilidad social".

Desde la Fundación Ibercaja, al igual que desde Ibercaja Banco, también se ha venido trabajando para las personas y la sociedad, uniéndolo con el desarrollo sostenible. Un marco en el que se engloba "la iniciativa Mobility City que persigue convertir a Zaragoza y Aragón en un polo estratégico en torno a la movilidad sostenible e inteligente y conectado y que, además, va a permitir el desarrollo de Aragón a varios niveles económico, tecnológico, vanguardista e innovador", ha aseverado José Luis Rodrigo Escrig, director general de la Fundación Ibercaja, quien ha añadido que en la entidad "estamos muy comprometidos por trabajar con un futuro, que permita conjugar el desarrollo medioambiental, la modernidad y la mejor calidad de vida para todos, incluyendo especialmente el futuro para nuestros hijos".

"Trabajar por una sociedad más equilibrada y ofrecer más igualdad de oportunidades, siendo especialmente sensibles con las personas más desfavorecidas, forma parte del ADN de la Fundación Ibercaja desde hace más de 140 años. Lo hacemos siempre adaptándonos a las necesidades del entorno en cada momento", ha incidido Ana María Farré, directora de Ibercaja Patio de la Infanta.

En este proceso, las empresas son claves. Las de Aragón "estamos ya desde hace muchos años comprometidas con los cambios, que tienen que ver con la eficiencia en procesos productivos, con la concienciación de ser más cuidadoso con el medio ambiente, de tratar de legar un planeta, al menos, en las mismas condiciones que nos lo encontramos. En ese sentido, estamos trabajando en muchos proyectos en las empresas y desde CEOE Aragón para tratar de concienciar en esta dirección", ha expuesto Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón, organización empresarial en la que "estamos elaborando el plan estratégico para los próximos en el que este asunto es uno de los que más va a estar en primera línea de salida. Queremos hacer llegar a las empresas aragonesas, con todavía mayor fuerza, la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y la importancia de la economía circular".

En la jornada, también intervino en el acto inaugural Carmen Fernández, presidenta de BPW Aragón, quien ha explicado que "el desarrollo sostenible también concierne a las pequeñas y medianas empresas y microempresas", que "tienden a emplear a trabajadores pertenecientes a los sectores más vulnerables de la sociedad y, en muchas zonas rurales, son la única fuente de empleo. Son claves en la consecución de los ODS".

Por su parte, la presidenta de BPW Spain, Silvia Vigatà, puso el compromiso de BPW con el futuro sostenible en un momento en el que "estamos experimentando un cambio fundamental en la manera en la que los individuos y las sociedades se relacionan entre sí". Un cambio que, si se entiende, permitirá avanzar en la consecución de los ODS de Naciones Unidas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0