Aragón

Las empresas que no incorporan la igualdad de género son menos rentables, competitivas y productivas

Zaragoza

La Consejera Delegada de Telefónica España, María Jesús Almazor, ha considerado clave la importancia de la diversidad e igualdad de género para la supervivencia de las empresas que, sin incorporarlas, son menos rentables, competitivas y productivas.

La diversidad es rentable. Hasta ahora se disponía de algunas estimaciones sobre el impacto de incorporar la diversidad en la empresa y la igualdad de género en la cultura empresarial, pero ahora ya hay datos. Y son claros. "En 2025, si conseguimos un equilibro de género en España, conseguiremos aumentar en ocho puntos el PIB", ha explicado María Jesús Almazor, Consejera Delegada de Telefónica España.

Además, las empresas que consiguen esa equilibrio de género, apostando por la diversidad e incluyéndola en su cultura de empresa, tienen otros ratios más positivos en cuanto al índice de clima laboral, motivación, innovación… que en aquellas compañías que no han incorporado la diversidad.

Es más. "Incluso, en las empresas que tienen tres consejeras en sus Consejos de Administración se tienen mejores índices de salud. Gestionar la diversidad de género es rentable y además una obligación moral fundamental para construir una sociedad más justa y más saludable".

La importancia de incorporar a la diversidad a la cultura empresarial es clave porque, además, las empresas que no trabajan en esta dirección "son menos rentables, competitivas y productivas".

"Creo que es fundamental que se incorpore el plan de diversidad en la agenda estratégica de la empresa", ya que hoy en día "hay dos claves para que en un futuro las compañías sigan estando en el mercado: la diversidad y la transformación digital", ha incidido la consejera delegada de Telefónica España durante un encuentro con Directivas de Aragón, en el que ha incidido además en que conseguir la igualdad de género se hace especialmente relevante en el contexto de transformación digital porque se van a determinar los trabajos y las profesiones del futuro.

"Estamos construyendo una nueva sociedad y no estará completa sin la visión de las mujeres. Es profundamente necesario el equilibrio de género en la creación de esos nuevos escenarios. Por eso, nosotras, que sí hemos conseguido llegar y que participamos de la toma de decisiones de la sociedad a través de nuestras compañías, tenemos la importante misión de hacernos más visibles y ser más referentes para las nuevas generaciones", ha añadido.

María Jesús Almanzor ha abogado por incorporar objetivos, aunque "no es solo un tema de tener un tanto por ciento de empleadas, sino de quién ocupa los mandos. En Telefónica, nos hemos marcado el objetivo del 30% de mujeres directivas el año 2020 a nivel global como mínimo. Todas las compañías deberían incorporar este tipo de objetivos. Quiero aclarar que no son cuotas, son objetivos de cumplimiento para incorporar la diversidad en nuestra compañía".

Para conseguir que las empresas, sobre todo, las del ámbito técnico o tecnológico, puedan alcanzar el equilibrio de género, es necesario trabajar ya desde la infancia porque solo hay un 25% de mujeres en las áreas de conocimiento STEAM. "Tenemos que trabajar las empresas para que haya directivas y que las chicas tengan referencias. Hasta los ocho o nueve años, los chicos y chicas tienen el mismo interés por la tecnología y es a partir de esa edad cuando empieza a haber una diferencia". Una situación ante la que ha abogado por avanzar y trabajar en esas edades para que las niñas no pierdan el interés por la tecnología y tengan referencias en el mundo laboral porque "ayudará a que esto no pase".

Durante su intervención, María Jesús Almanzor también ha dado a conocer el Plan de Impulso de la Diversidad de la compañía, así como el Programa Ahora tú -puesto en marcha a través de un acuerdo de colaboración entre Telefónica España, Fundación SEPI e Instituto de la Muje--, que se ha lanzado en 2019 para garantizar que el 50% de las incorporaciones a través de beca sean mujeres de carreras STEM.

La compañía, que cuenta con un equipo de 100 nacionalidades, considera que la diversidad es una de las palancas clave en la transformación de la compañía. "En Telefónica sabemos que la diversidad nos hace más fuertes y competitivos. Solo con un talento diverso podemos empatizar con nuestros clientes, comprender sus necesidades específicas e innovar para satisfacerlas".

Pero, además, también se considera fundamental alcanzar la diversidad de pensamiento, evolucionando hacia una cultura en la que la singularidad de creencias, antecedentes, capacidades y diferentes formas de vida ayuden a las empresas a tomar las mejores decisiones. "Queremos conseguir una organización inclusiva, un entorno de confianza, sano, participativo, creativo, abierto, representativo, en el que quepamos todos con nuestras diferencias y podamos aportar todo nuestro talento".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.