Aragón

El Plan de Inversiones para Europa se marca el objetivo de movilizar 500.000 millones para impulsar un crecimiento sostenible

Zaragoza

Ante el éxito alcanzado y el interés de las empresas, se ha ampliado la capacidad de financiación del Plan Juncker, estableciéndose el objetivo de movilizar 500.000 millones de euros hasta mediados del año 2020.

Y son oportunidades de acceso a financiación que se abren a las compañías y no solo a las grandes, sino también a las pequeñas y medianas empresas y a las startups para que puedan disponer de financiación con el fin de poner en marcha proyectos en el ámbito del medioambiente y la eficiencia energética.

Unas oportunidades que han sido dadas a conocer dentro de la jornada 'Invertir en medioambiente es rentable', que se ha celebrado en CEOE Aragón y que ha estado organizada por la Comisión Europea, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Hasta el momento, se han aprobado un total de 950 operaciones en los 28 Estados miembro. Esto ha supuesto que el Plan de inversiones para Europa -Plan Juncker-, haya superado el objetivo inicial de 315.000 millones de euros movilizados que se estableció en sus inicios -julio de 2015-, esperando movilizar más de 359.900 millones en inversiones.

No obstante, estas cifras van a ser todavía mayores porque se ha ampliado su capacidad de financiación, fijándose el objetivo de movilizar 500.000 millones de euros hasta mediados del año 2020. Una cantidad que es "importante y que debe apoyar la acción de las empresas", según ha explicado Jorge Alonso, de CEOE Aragón.

"El Plan de Inversiones para Europa es la oportunidad para invertir en sectores estratégicos como es el medio ambiente, que están contribuyendo a los objetivos de creación de empleo y de desarrollo sostenible de Europa", ha manifestado durante el encuentro la consejera económica de la Representación de la Comisión Europea en España, Ann Westman, quien ha añadido que en la Comisión Europea "estamos convencidos en que unas energías basadas en energías más limpias es invertir en el futuro, significa mucho para el crecimiento en el futuro y para atraer inversiones de todo el mundo y nuevas tecnologías que son importantes para la economía europea".

Ann Westman ha explicado que "el Plan Juncker es un instrumento manejado por el BEI", teniendo las empresas que "presentar un proyecto que se pueda evaluar y los criterios económicos sean favorables".

España es uno de los países beneficiarios. El BEI ha aprobado en España más de 100 operaciones por un volumen de financiación de más de 7.700 millones de euros, con los que se espera movilizar alrededor de 39.300 millones de euros en inversiones adicionales.

"España hace importantes avances, pero siempre se puede hacer mejor", ha matizado Ann Westman, quien ha explicado que principalmente los proyectos relacionados con España se engloban en el sector del medioambiente, mientras que alrededor de un 20% se corresponden con el sector energético. A nivel europeo y por sectores, el 33% de la inversión movilizada a raíz de la financiación facilitada por el BEI bajo el Plan Juncker se ha dirigido a pymes; el 19% a energía; el 19% a I+D+i; un 11% a proyectos digitales; el 8% a transporte; el 4% a infraestructuras sociales y el 4% a medioambiente y eficiencia energética.

"Queremos que las empresas presenten proyectos. No tenemos cuotas por países o regiones, pero en España estamos viajando para promover el Plan Juncker y que las empresas presenten proyectos en energía y medioambiente", ha asegurado.

Experiencias positivas

Dentro de España, Aragón es una de las autonomías en las que las empresas han recibido financiación. Por ejemplo, Saica consiguió en enero de 2017 un préstamo de 70 millones de euros para mejorar dos líneas de producción de su fábrica de papel ondulado en El Burgo de Ebro, en Zaragoza, lo que permitió crear 120 puestos de trabajo estables.

Otras empresas beneficiarias han sido Redexis Gas con dos préstamos de 285 millones de euros para la distribución de redes de distribución de gas, así como Exovite (especializada en fabricación de suministros médicos del futuro) para costear el prototipo para lo que recibió un préstamo de BEI de 300.000 euros.

También Forestalia accedió a financiación de 50 millones de euros para acometer la construcción de nueve parques eólicos en el marco del proyecto Goya, que está liderado por esta empresa aragonesa y en el que se cuenta con la participación de otras compañías europeas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin