Aragón

Nace Nodriza, la primera potenciadora de empresas tecnológicas con visión diferente

Nodriza es un centro de escalabilidad y potenciación de pequeñas y medianas empresas, cuya actividad se centre en el sector tecnológico, pero que tengan una visión diferente e innovadora. Una potenciadora, que es única en Aragón y que arrancará su actividad el próximo mes de enero.

La potenciadora Nodriza, que pretende convertirse en un referente en innovación, estará ubicada en la localidad zaragozana de Cuarte de Huerva, contando con un espacio de alrededor de 3.000 metros cuadrados, en el que podrán prestarse servicios a alrededor de ocho empresas aproximadamente.

Nodriza se basa en un concepto diferente a otros programas de startups, de aceleración, incubadoras, víveros empresariales... ya que se pretende establecer sinergias y colaborar entre las propias empresas con el fin de poder dar más servicios o productos a otras empresas.

De hecho, su funcionamiento será como el de un club y su operativa será democrática. "Serán las propias empresas las que elegirán a las empresas que formarán parte de Nodriza. Las empresas serán las reclutadoras y se llevarán al consejo las propuestas para decidir si se quiere o no invitarlas. Es un proceso democrático", según ha explicado Iván Romero, fundador de Herizont, empresa zaragozana encargada de gestionar esta potenciadora, en declaraciones a elEconomista.es

Nodriza estará dirigida a empresas cuya actividad esté relacionada con el sector tecnológico y que tengan una "visión diferente". Con las seleccionadas se trabajará en potenciar su actividad y en esas colaboraciones entre empresas, aparte de llevarse a cabo formación especializada en diferentes áreas como, por ejemplo, la internacionalización. Además, "se contará con espacios de trabajo y también con terraza para trabajar y descansar y con un showroom tecnológico", entre otros servicios y actividades.

De momento, Nodriza ya cuenta con la colaboración de las empresas Deusens y ONiUp, aunque el objetivo es ir incorporando más pymes, principalmente en enero, cuando las instalaciones ya estarán totalmente acondicionadas y listas.

Una idea 100% aragonesa

La iniciativa de poner en marcha esta potenciadora nació a raíz de la colaboración establecida entre Herizont y Grupo Arelux, compañía que contrató a esta agencia de innovación disruptiva para ver qué se podía hacer con ese espacio.

Fruto del taller que se llevó a cabo para la generación de posibles ideas que se pudieran poner en marcha nació Nodriza, que se impulsa como un espacio diferente que ha sido concebido a partir del análisis de los mayores ecosistemas emprendedores, de startups y pymes en Zaragoza, Aragón y España. También se han llevado a cabo talleres de creatividad y generación de expertos en la asesoría de centros de negocios y empresarios del sector de las nuevas tecnologías.

Nodriza es uno de los proyectos en los que trabaja Herizont, startup puesta en marcha por Alejandro Calderón e Iván Romero, con el fin de generar y obtener para las compañías una serie de ideas, de producto, servicios, marketing... con potencial para revolucionar el mercado a través del desarrollo de talleres en los que confluyen principalmente tres tipos de perfiles: personas creativas, personas técnicas y personas-usuarios.

Herizont nació de la mano de estos dos emprendedores, que ya en la universidad veían que ganaban premios con sus ideas que presentaban a concursos y programas. "Tenemos trece galardones entre finalistas y ganadores en premios de diseño por nuestras ideas. Vimos que las empresas nos costeaban de forma indirecta con los concursos y pensamos qué por qué no optar por esa financiación de forma directa".

Y así se decidieron a dedicarse a la innovación disruptiva con el fin de ayudar a las empresas a innovar, ya que muchas de ellas relegan los procesos creativos a un segundo plano o emplean sistemas prefabricados como Design Thinking y que, además, pueden ser insuficientes para conseguir productos que sean disruptivos. Una situación ante la que la metodología desarrollada por Herizont se perfila como una alternativa, que además tiene la ventaja de adaptarse a cada empresa y objetivos.

Tras tres años para desarrollar el modelo de negocio y un año ya como andadura como Herizont, est agencia de innovación disruptiva ha conseguido llevar a cabo varios proyectos para empresas importantes del tejido empresarial como es el caso de Hiberus Tecnología, Grupo Arelux -del que forman además parte de su consejo como consejeros independientes-, entre otros, aparte de participar en programas formativos como el Transnnova de Ibercaja.

Una línea de negocio dentro de la que se están abriendo camino, aunque no siempre es fácil por la mentalidad de las compañías. "Nos encontramos con dos perfiles de empresas. Unas son las que se han dado cuenta de que hay que cambiar por la competencia, la llegada de startups con ideas más frescas... y las otras son las que saben que les pasa algo, pero creen que lo hacen todo bien. Es una cuestión de mentalidad". Además de apoyar a los emprendedores, "también queremos ayudar a cambiar la mentalidad, que Aragón dé un paso más y se hagan cosas nuevas".

De momento, Herizont trabaja en la comunidad aragonesa y también cuentan con clientes en Madrid. "No nos ponemos ningún límite. Comenzamos en local, pero tenemos perspectiva global".

En la actualidad, la agencia de innovación disruptiva solo está formada por los dos jóvenes emprendedores, aunque el objetivo por el volumen de trabajo es poder contratar personas a partir del próximo mes de marzo.

Para su puesta en marcha, Herizont, que tiene su sede en el CEMIMEN en la capital zaragozana, ha contado con el apoyo de la Universidad de Zaragoza y de su programa SpinUp. Además, ha sido reconocida como startup de esta universidad como es también el caso de otras empresas punteras en Aragón como Libelium y Certest.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0