Aragón

Las ventajas y las desventajas del sector de la franquicia

  • Un sector impulsado por la situación del mercado laboral
Imagen de Thinkstock

El sector de la franquicia presenta aspectos positivos y algunas deficiencias. Entre las principales carencias o puntos de mejora figuran la formación para el franquiciado, la transparencia y el uso del fondo de marketing. Entre sus ventajas, que en esta comunidad se necesita menos financiación para ponerlas en marcha y que, habitualmente, antes de abrirla la decisión se medita más, llegando incluso a barajar otras alternativas de negocio.

El sector de la franquicia en Aragón tiene un importante peso económico, ya que en la comunidad alberga alrededor de 40 cadenas de franquicia y se contabilizan unos 1.760 establecimientos que operan bajo el régimen de la franquicia, generando más de 7.000 empleos y sumando un volumen de negocio de más de 517 millones de euros.

Una importancia y presencia -Aragón es la sexta comunidad con más centrales franquiciadoras-, que se ha visto impulsado por la situación actual del mercado de trabajo, que ha llevado a que muchas personas, ante la dificultad de trabajar por cuenta ajena, optarán por esta vía para crearse su propio empleo bajo el paraguas de una marca conocida, que hace más fácil alcanzar el éxito.

Aspectos a mejorar

Sin embargo, no todo es fácil en las franquicias ni para los franquiciadores porque, además, en comparación con la situación del sector en el conjunto de España, Aragón presenta una serie de particularidades y algunos puntos que habría que mejorar.

Dentro de estos aspectos se encuentra, por ejemplo, el proceso de selección de la ubicación de la propuesta por parte del franquiciador, ya que la opinión de los franquiciados se sitúa por debajo de la media de España: el 75% reconoce que el franquiciador estudió en profundidad la ubicación propuesta e, incluso, se llegó a rechazar alguna ubicación previa frente al 80% de España, según los datos facilitados por Barbadillo y Asociados a elEconomista.es

Aragón también se sitúa de nuevo por debajo de la media de España al valorar la formación y el apoyo al franquiciado, aunque aquí la diferencia se acorta: el 68% en la comunidad aragonesa frente al 69% del conjunto español que considera que fue positivo.

La utilización adecuada por parte del franquiciador del fondo de marketing siembra de nuevo algunas diferencias, ya que el 74% de los franquiciados en la comunidad aragonesa opina que 'sí' frente al 76% de España, aunque en general mejora la percepción desde 2013, ya que solo un 24% considera que es deficitaria esa gestión, según se recoge en el Informe de Satisfacción del Franquiciado realizado por Barbadillo y Asociados.

En transparencia del franquiciador en relación al canon de publicidad, en Aragón nuevamente se ve una menor satisfacción en los franquiciados que en España, país en el que el porcentaje se sitúa en el 71%, bajando hasta el 65% en esta autonomía.

Y, ¿qué sucede en la relación entre franquiciador y franquiciado a la hora de que éste aporte sugerencias para la mejora del modelo de negocio? La respuesta refleja que el 85% sí reconoce que puede hacerlas, aunque en menor medida que en España, donde el porcentaje se eleva al 88%. No obstante, hay un 60% que reconoce que son escuchadas, pero no se ponen en marcha.

Una situación parecida se produce también en relación a las mejoras que el franquiciador hace en su modelo de negocio, puesto que en Aragón el 73% asegura que recibe mejoras continúas frente al 78% estatal.

Menos financiación

Sin embargo, el sector de la franquicia en Aragón destaca favorablemente en algunos aspectos. Uno de los más importantes es que en la comunidad aragonesa las necesidades de financiación para abrir el negocio franquiciado son menores, reconociendo tan solo el 63% de los franquiciados que precisó financiación en comparación con el 68% del resto de España.

No obstante, hay que tener en cuenta que un 63% de los franquiciados tanto aragoneses como españoles señala que la inversión que se tuvo que realizar para la puesta en marcha de la franquicia fue superior a la que inicialmente le transmitió el franquiciador. Un porcentaje que ha bajado desde 2013, fecha en el que se superaba el 80%.

Entre los puntos a favor del sector de la franquicia en Aragón figura también un mayor análisis y más estudio de la decisión de abrirla. De hecho, el 83% de los franquiciados en la comunidad afirma que buscó otras alternativas en sectores distintos o entre varias empresas del mismo sector frente al 77% de España.

La selección también fue más meditada, puesto que el 60% de los franquiciados en Aragón cree que el franquiciador fue suficientemente selectivo, porcentaje que se sitúa ocho puntos por encima de la media de España. Además, también recibieron más información: el 81% de los franquiciados aragoneses lo reconoce frente al 79% del resto de España.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado