Aragón

ITAINNOVA logra la certificación europea FIWARE para el desarrollo de nuevas aplicaciones inteligentes

Zaragoza

Dos investigadores del Instituto Tecnológico de Aragón ITAINNOVA, Carlos González y Vega Rodrigálvarez, han conseguido la certificación de FIWARE, iniciativa europea que tiene como objetivo fomentar una plataforma de código abierto en la que se puedan compartir datos que permitan el desarrollo de nuevas aplicaciones inteligentes en sectores muy diferentes como la logística, la agricultura, el medio ambiente o Smart Cities.

La certificación de estos dos investigadores permite situar Aragón DIH como referente internacional en esta plataforma, haciendo que sea más visible para que socios que quieran poner en marcha determinados proyectos, alianzas o solicitar ayudas, puedan contactar con el DIH aragonés, según han explicado en una nota de prensa. Aragón DIH es la iniciativa aragonesa que hace tangible, bajo un marco de cooperación europeo, la estrategia de Promoción Económica e Industrial de Aragón y la estrategia regional inteligente de Aragón. Los tres socios fundadores del Aragón DIH son el Instituto Tecnológico de Aragón ITAINNOVA, el Instituto Aragonés de Fomento y la Universidad de Zaragoza.

Además, para las empresas supone nuevas oportunidades para acceder a convocatorias de financiación y proyectos a los que antes no podían. "El objetivo del Instituto Tecnológico de Aragón y Aragón DIH es ayudar a las empresas, principalmente a las pequeñas. La certificación supone una puerta más donde podemos colaborar con ellas", explica la investigadora Vega Rodrigálvarez. "Además, al ser en el marco de la Unión Europea, tenemos la oportunidad de trabajar propuestas que incluyen socios de otros países", añade Carlos González.

"Fiware pretende construir, a nivel europeo, una plataforma de datos donde las empresas puedan compartirlos y desde el DIH intentamos ayudarles mostrándoles esos valores añadidos", indica González. Uno de los puntos fundamentales es la creación de nuevos modelos de negocio en base a esos datos compartidos, por ejemplo, si una empresa estuviese interesada en convertirse en consumidora de unos datos que otra empresa comparte (climatología, contaminación, tráfico...). Actualmente se está intentando impulsar esta filosofía, siempre teniendo en cuenta que los datos mantienen su propiedad pero que pueden llegar a establecerse acuerdos comerciales. Además, "FIWARE se usa en conjunto con otra plataforma llamada iShare, que permite fomentar toda esa parte de negocio, securizar los datos y establecer contratos para acceder a ciertos datos", añade.

Asimismo, al pertenecer a una comunidad internacional, se facilita un intercambio de conocimiento a nivel europeo. "Cualquier duda que pudiéramos tener podemos lanzarla y abrirla a la comunidad. Ellos te responden y te pueden guiar", señala Rodrigálvarez. Una labor de consultoría entre los miembros de la plataforma que tienen como objetivo común la digitalización de las empresas.

Otro aspecto fundamental son las convocatorias de financiación a través de la plataforma i4Trust, que aúna FIWARE con IShare. Con diferentes ámbitos y sectores, "lanzan estas convocatorias para que las empresas, junto con los DIH que están certificados, hagan pequeños proyectos o pruebas piloto utilizando esta plataforma" explica la investigadora.

El Instituto Tecnológico de Aragón cuenta con un laboratorio de sistemas cognitivos y de inteligencia artificial para que las empresas puedan trabajar con estos investigadores a través de contratos privados, propuestas europeas o diferentes opciones de colaboración. "Las empresas pueden venir a trabajar con nosotros como siempre, simplemente la certificación permite más oportunidades", indica Vega Rodrigálvarez,quien añade que "significa que pueden acceder a determinadas convocatorias europeas y nosotros podemos guiarles para enseñarles qué más pueden hacer con sus datos".

Respecto a los acuerdos comerciales con los datos, Carlos González explica que desde el DIH no pretenden cambiar el modelo de negocio de las empresas sino mostrar las oportunidades, que puede suponer participar en otros proyectos compartiendo sus datos. "Explicar que, si las empresas publican sus datos en determinadas plataformas, con sus licencias y contratos correspondientes, otras iniciativas pueden utilizar esos datos, explotarnos y conseguir un rendimiento, que de otra forma estaría parado. Es un extra", explica la investigadora.

Sin embargo, el cambio de perspectiva respecto a los datos es uno de los retos, junto a la digitalización. "En general las empresas tienen mucho miedo a abrir y prefieren tenerlo todo cerrado. Esta filosofía es un poco al contrario, pero otorgando un marco seguro. El cambio de mentalidad es importante, todos somos celosos de nuestros datos. Te tienen que dar un entorno adecuado, seguro y que sea fiable, pero también que tú te creas que es fiable para atreverte y lanzarte", explica el investigador.

"Estamos dando un valor añadido, pero no solo por estar en FIWARE sino por el hecho de ser DIH Aragón, por ser Instituto Tecnológico de Aragón y porque es nuestra misión, nuestro objetivo es ayudar a las empresas", añade Rodrigálvarez.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin