Aragón

Nuevos programas de subvenciones para incentivar el empleo en el medio rural

Zaragoza

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica hoy las bases para participar en los proyectos SURGE y MEMTA, orientados a incentivar el empleo en el medio rural en los ámbitos de la economía verde y digital. El Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) gestionará ambos programas, que cuetan con financiación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), incluido en los fondos europeos Next Generation.

El Gobierno de Aragón ha puntualizado que en las próximas semanas se publicará la convocatoria de las subvenciones incluidas en ellos.

El programa SURGE contempla ayudas urgentes para la generación de empleo a través de microempresas y trabajadores autónomos, a fin de favorecer la creación y el mantenimiento del empleo y dinamizar un desarrollo local sostenible.

Con idénticos objetivos, MEMTA ofrece subvenciones para el mantenimiento del empleo en microempresas, trabajadores por cuenta propia, además de entidades de economía social, siempre que se trate de puestos de trabajo que contribuyan a la transición ecológica y digital de la economía.

Subvenciones de hasta 5.000 euros

Para la creación de nuevos puestos de trabajo, el proyecto SURGE ofrecerá subvenciones de hasta 5.000 euros por contrato y empresa a las microempresas y autónomos, ubicados en municipios de menos de 30.000 habitantes, que contraten a personas desempleadas para desarrollar trabajos ligados a la transición ecológica o en competencias digitales.

En concreto, se subvencionará la contratación --por un mínimo de seis meses y a jornada completa-- de menores de 30 años, mayores de 45 años, mujeres, personas con discapacidad o desempleados de larga duración. Para ello, este programa contará con un presupuesto de 5,42 millones de euros hasta 2023.

Por su parte, el proyecto MEMTA --dotado con 3,32 millones de euros-- permitirá ofrecer subvenciones de 2.500 euros por cada puesto de trabajo, con un máximo de 5.000 euros por empresa, a microempresas, trabajadores autónomos, cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales para compensar los costes salariales de los trabajadores contratados temporal o indefinidamente de los centros de trabajo ubicados en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Todo ello, a cambio de que las entidades beneficiarias lleven a cabo en un plazo de seis meses una iniciativa que contribuya a la transición de su actividad productiva hacia una economía más verde o digital.

Empleos verdes o digitales

Los puestos de trabajo generados o mantenidos a través de estas ayudas deberán ser empleos verdes o digitales. Se consideran empleos verdes aquellos que contribuyen a reducir el impacto ambiental de empresas y sectores económicos, aumentando la eficiencia y reduciendo el consumo de energía, agua y materias primas; a descarbonizar la economía y a aminorar las emisiones de gases efecto invernadero; a disminuir o evitar por completo todas las formas de desechos y de contaminación; y a proteger y restablecer los ecosistemas y la biodiversidad.

Serán tenidos por empleos digitales los que ayuden a la transformación digital por medio del uso de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar, a través de competencias digitales, los objetivos relacionados con el trabajo a desempeñar.

Entre otros, se considerarán empleos digitales los vinculados a las actividades comerciales online, la digitalización de servicios y procesos, los servicios por Internet, la ciberseguridad y seguridad informática; o la Industria 4.0, que incluye, a su vez, nuevas tecnologías como la robótica, la analítica avanzada, el Big Data, la inteligencia artificial, las tecnologías cognitivas, la nanotecnología y el Internet de las cosas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin