Aragón

Desconvocada la huelga en la planta de GEFCO de Figueruelas

Zaragoza

Tras el acuerdo alcanzado en el SAMA la representación de los trabajadores de CCOO ha decidido desconvocar la huelga prevista para hoy en la planta de GEFCO en Figueruelas, dedicada a la logística, que se había convocado ante las inaceptables condiciones que se planteaban en la finalización de actividad de la empresa.

Según explican desde CCOO Aragón, la empresa comunicó hace unos días la intención de abandonar la actividad sucediendo la titularidad y actividad la empresa 4FLOW, que indicó que no contemplaba la subrogación de los empleados y que, en todo caso, la nueva contratista iniciaría un proceso de selección entre los mismos para aquellos que renuncien voluntariamente en su actividad laboral. Ante este planteamiento CCOO decidió la convocatoria de huelga, inicialmente prevista para el día 22 y posteriormente aplazada para el 25 de noviembre.

Tras varios días de negociaciones, ayer se alcanzó un acuerdo para la desconvocatoria, que recoge que GEFCO se compromete a transmitir la titularidad de la misma conforme a la legalidad vigente mediante la subrogación prevista en el Estatuto de los Trabajadores y un acuerdo de indemnizaciones en caso de despido de 35 días por año trabajado más un bono económico llamado de permanencia, para aquellos trabajadores y trabajadoras con antigüedades anteriores a febrero de 2012.

El acuerdo responde en parte a minimizar las consecuencias que inicialmente podrían tener los despidos ya que se garantiza la continuidad laboral hasta finales de 2022. Las prácticas propuestas por la nueva empresa (4FLOW) no parecen mantener el empleo de los actuales empleados, por lo que desde CCOO Aragón han explicado que el único camino posible, por el momento, es el acuerdo alcanzado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.