Aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza trasladará la festividad local de San Valero

Zaragoza

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, por unanimidad, trasladar la festividad local de San Valero, el 29 de enero, al lunes 31 de enero de 2022 con la finalidad de favorecer a sectores, como el del comercio, para que tengan dos días seguidos libres, que en este caso serían el domingo 30 y el lunes 31.

Esta propuesta del Gobierno de Zaragoza, PP-Ciudadanos, acordada con el sindicato Comisiones Obreras, se ha debatido y votado en el pleno como trámite preceptivo para su aplicación.

La fiesta de San Valero, patrono de Zaragoza, que se celebra el 29 de enero, se movió, en un principio, en 2022, al viernes 28 de enero, al caer la jornada festiva en sábado. Ahora, con el cambio definitivo al lunes, se facilitará la conciliación en terminados ámbitos del sector servicios de la ciudad, cuyos trabajadores podrán disfrutar de dos días de vacaciones seguidos.

La consejera municipal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, del PP, ha considerado "de sabios rectificar", ante la petición de colectivos con largas jornadas de trabajo, que es difícil que tengan dos días seguidos de vacaciones. "Empatizar para tener dos días seguidos libres, como un fin de semana para todos los demás, es motivo de reflexión", ha agregado.

Chueca ha detallado que se traslada del viernes, día 28 --acordado en el consejo escolar para conciliar la vida familiar--, al lunes 31 de enero para tener dos días festivos.

El portavoz del grupo municipal de VOX, Julio Calvo, ha calificado de "razonable" la petición de los trabajadores, ha mostrado su conformidad y ha confiado en que se recabara el apoyo de todos.

Cincomarzada

El portavoz del grupo municipal de Podemos, Fernando Rivarés, ha propuesto retirar este punto del orden del día --que no se ha aceptado-- y debatir en el pleno del viernes una propuesta de acuerdo que respete el día de San Valero como festivo para la ciudad de Zaragoza y pasar el festivo de la Cincomarzada al 4 de marzo para "evitar los problemas de conciliación que genera la propuesta del Gobierno".

Para Rivarés, la propuesta del equipo de Gobierno "no resuelve la conciliación, ni contenta a la representación sindical, ni a todos los trabajadores", al argumentar que aunque se logran dos días seguidos de fiesta, la reivindicación es poder disfrutar del sábado, que es laborable a todos los efectos.

Ha justificado esta propuesta para atender a los trabajadores del comercio y también a los de la hostelería y a los miles de trabajadores de la sanidad, servicios sociales, industria, prensa, artes gráficas o alimentación, que trabajan los 365 días al año. De este modo, al si San Valero y Cincomarzada fueran festivos oficiales, podrían recuperarlos o cobrarlos tales.

Natalia Chueca ha dicho que la propuesta de Podemos "no es mejor" que la que se debate. Ha defendido disponer del domingo y del lunes libres, mientras que conciliar con calendario escolar no se puede porque la comunidad educativa se reserva que, si sus festivos escolares coinciden con el festivo local, lo pueden cambiar. "Lo mejor", ha resumido, es pasar el festivo 29 al 31 de enero y el 7 de marzo que se quede, "así habrá dos días seguidos"

La consejera municipal ha recordado que todos los grupos lo han votado en Junta de Portavoces y ha pedido a los de la izquierda que "no sean oportunistas para sacar rédito político".

Voluntad de acuerdo

El concejal del grupo municipal de ZeC, Alberto Cubero, ha dicho que es un "error de visión" la forma en que se ha alcanzado este acuerdo de festivo y ha considerado que hay que reunirse "con todos los sindicatos".

A su entender, la actual propuesta "es mejor que la anterior porque facilita la conciliación del sector", pero también "debe ayudar" el Gobierno de Aragón, que ha establecido diez festivos para trabajar en estos sectores, ha criticado. Cubero ha avanzado su voto a favor, pero ha deseado que otros años se haga "mejor en forma y con acuerdo sindical".

La consejera municipal de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, de Cs, ha recordado que se ha pactado cambiar el día de enero para facilitar la conciliación. "Cuando hay voluntad, hay acuerdo", ha sentenciado, para elogiar la "capacidad de dialogo" de la representante de CCOO, Marta Iglesias. "No hay que remover cosas que no generan problemas, como es la fecha del 5 de marzo".

El concejal del grupo municipal del PSOE, Alfonso Gómez, ha trasladado su apoyo porque favorece al sector del comercio, para dejar claro que la propuesta es del Gobierno PP-Cs. No obstante, ha dicho que es un "fiasco" porque el cambio genera distorsiones en otros sectores. Ha mostrado su conformidad para trabajar la propuesta de Podemos, que se puede debatir más adelante porque es para marzo.

Fruto del acuerdo

La representante de CCOO-Aragón, Marta Iglesias, ha intervenido desde la zona de público del salón de plenos para decir que es "muy importante" esta modificación, fruto del acuerdo en el Ayuntamiento, tras la inquietud de los trabajadores de perder la posibilidad de librar dos días seguidos con motivo de la festividad de San Valero al caer en sábado en 2022.

La importancia de cambiarlo del viernes a lunes radica en tener dos días consecutivos de fiesta seguidos, ha abundado. Ha pedido que todos los grupos apoyen la medida del Gobierno PP-Cs, que afecta de forma directa a más de 100.000 trabajadores de la ciudad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.