Aragón

Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares suman esfuerzos para impulsar la actividad económica

Zaragoza

Las patronales empresariales de Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares han apostado en la Cumbre Empresarial celebrada en Zaragoza, en la que también han participado representantes de los gobiernos de estas autonomías, por encontrar soluciones conjuntas a la crisis derivada de la COVID-19.

En este encuentro, el presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, ha señalado que los firmantes del decálogo tienen intención de "proyectar hacia el futuro" las relaciones empresariales, familiares, comerciales e históricas, apuntando que las cuatro regiones representan el 34 por ciento del PIB español, más del 35 por ciento de las empresas de España y más del 42 por ciento de las exportaciones.

"Hemos pasado 18 meses de una pandemia durísima con graves consecuencias sanitarias, empresariales y sociales", ha manifestado Ricardo Mur, quien ha llamado la atención sobre el alza del coste de las materias primas, la crisis de abastecimiento de componentes, el incremento de los precios logísticos y de los costes energéticos, "que hacen esta cumbre más importante que nunca".

"Necesitamos de las instituciones para seguir avanzando y ser competitivos", ha continuado Ricardo Mur, subrayando que "muchas más cosas nos unen de las que nos separan" y ha lamentado que la realidad política "muchas veces va por un lado" y las cuestiones sociales y económicas "van por otro".

El presidente de CEOE Aragón también a destacado durante su intervención el apoyo de Foment del Treball a "la aspiración de tener un proyecto olímpico en España donde Aragón y Cataluña vayan juntos", además de apostar por conseguir que la candidatura conjunta "promueva las inversiones tan necesarias en el Pirineo y su entorno".

Ricardo Mur ha defendido un modelo de financiación autonómica "justo y equitativo", así como "la reforma de la estrategia de precios de la electricidad para evitar lo que está ocurriendo", al tiempo que ha puesto de relieve el valor del diálogo social, donde "CEOE y Foment somos parte esencial".

La presidenta de los empresarios de Baleares, Carmen Planas, ha dejado claro que las cuatro comunidades tienen "intereses comunes" y ha afirmado que "juntos somos más fuertes" y "si sumamos las inquietudes los resultados serán mejores".

Por su parte, los empresarios de Baleares han explicado que quieren formar parte del Corredor Mediterráneo para que sus empresas puedan competir con las de la península, ha continuado Planas, quien ha reivindicado un régimen fiscal especial, que reclaman desde hace "bastante tiempo". Además, ha subrayado que Baleares es una de las regiones que más ha sufrido con la COVID-19, perdiendo el 27 por ciento del PIB. "Dependemos del sector servicios y del turismo". La presidenta también ha manifestado que "hemos sufrido mucho con esta pandemia", exigiendo "unas inversiones justas" y que todas las regiones puedan estar "en igualdad de condiciones", recalcando que "juntos somos más fuertes".

Complicidad

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha expresado la "satisfacción" de esta organización empresarial por "el éxito de la cumbre" desde todos los puntos de vista y ha abogado por "buscar la complicidad de los agentes políticos de los cuatro territorios".

El objetivo es "fortalecer todas aquellas estrategias que van dirigidas a mejorar la solvencia de las empresas", indicando que "a través de las cumbres surgen nuevas oportunidades". Igualmente, ha dicho que el mundo está globalizado y que el vínculo económico entre las cuatro comunidades "es abrumador", con un volumen de negocio conjunto de 39.000 millones de euros, y se ha mostrado convencido de que después de esta reunión "saldrán nuevas oportunidades y nuevos vínculos que van a fortalecer nuestras compañías, que van a ser más competitivas".

Sánchez Llibre ha observado que "salimos de una crisis nunca vivida en tiempos de paz y hemos de jugar un papel muy importante en el fortalecimiento empresarial y en la reivindicación de lo que significa ser empresario en este país", añadiendo que "la definición de lo que se entendía por empresario individual hace un siglo ha cambiado" y que "las patronales deben dar a conocer que sin los empresarios no hay capacidad para generar riqueza y empleo".

También ha comentado que las patronales catalana y aragonesa se han puesto de acuerdo para "buscar la máxima complicidad con los Gobiernos para poder ganar la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno Barcelona Pirineus", una cuestión "relevante" para ambas regiones. Sánchez Libre quiere que esta candidatura sea ganadora para "estar en el mundo otra vez".

El presidente de los empresarios navarros, Salvador Navarro ha animado a revisar la fiscalidad y la eficiencia del sector público y ha dejado claro que "las empresas son un elemento fundamental para la recuperación económica". También ha añadido que "compiten también los territorios", por lo que "es importante estrechar lazos, aún más, entre territorios para dar respuesta a nuevos retos y oportunidades", poniendo de relieve el papel del diálogo social durante la pandemia.

Navarro ha defendido la mejora de las conexiones terrestres de la Comunidad Valenciana con Aragón y Cataluña y, por otra parte, se ha quejado de que la Comunidad Valenciana es la más perjudicada entre estas comunidades en materia de financiación autonómica: "Queremos que haya una solución que beneficie a todos los territorios", lo que "no es una pelea contra todos", sino que "la política debe dar la solución. La política nacional debe ser capaz de solucionar la financiación" y, por otra parte, ha apoyado la ampliación del aeropuerto del Prat y la del puerto de Valencia, ha concluido.

Las prioridades empresariales

En esta cumbre, también se aprobado un decálogo en el que las organizaciones empresariales apuestan por el diálogo social, el marco laboral flexible y el reparto justo de los fondos europeos, entre otros asuntos, para impulsar la economía tras la pandemia de la COVID-19.

CEOE Aragón, Foment del Treball, CEV y CAEB han firmado un 'Decálogo por la competitividad' en el que resaltan que las cuatro comunidades representan el 32 por ciento de la población total de España y el 34 por ciento del PIB.

Las organizaciones empresariales han coincidido en establecer procedimientos de racionalización y coordinación de la Administración pública; avanzar en los procesos de consolidación fiscal de las cuentas públicas; desarrollar mecanismos de colaboración público-privada; eliminar las barreras y obstáculos que se encuentran las empresas y que la Administración luche contra la economía sumergida que daña la competitividad de las empresas y precariza el mercado laboral.

"Se debe huir de aumentar la presión fiscal sobre el ahorro y las empresas, de ahí que veamos con preocupación que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2022 supone un aumento de la presión fiscal", han señalado, animando a reducir la presión fiscal empresarial.

En materia de inversión pública han propuesto dar un nuevo impulso; aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen los fondos e instrumentos financieros europeos; afrontar de manera racional la transformación sistémica que plantean los desafios tecnológicos.

Asimismo, han considerado que "el diálogo social es un valor social y económico importante e irrenunciable", por lo que han pedido que la normativa contemple un avance en las medidas de flexibilidad interna; la mejora de la simplificación contractual; las rebajas de las cotizaciones sociales; la reducción del creciente absentismo laboral y el refuerzo de la formación y recualificación de los trabajadores ajustándolos a las necesidades empresariales.

"Hay que legislar de la manera más eficiente posible", han propuesto, con medidas como eliminar la burocracia administrativa; incorporar la declaración responsable y el silencio administrativo positivo en la tramitación de los procesos; integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y la Agenda 2030; e incentivar la colaboración público-privada.

En cuanto a los fondos europeos, los empresarios han planteado "una gestión eficiente y un reparto justo que cumpla con los objetivos de elevar el potencial de crecimiento económico, la creación de riqueza y la generación de empleo".

Por este motivo, han considerado necesario delegar en las comunidades autónomas las convocatorias y la gestión de los fondos Next Generation; facilitar los mecanismos que faciliten la presentación de propuestas de las empresas, independientemente de su tamaño y priorizar el destino de los fondos al sector privado para promover una economía digital, verde y sostenible.

Sector industrial

Las patronales mencionadas han destacado "las fortalezas" de la industria, como su especialización y tradición, también su internacionalización, las infraestructuras logísticas de gran capacidad y un sector TIC en continuo crecimiento.

También han recomendado consensuar un plan de industrialización para fortalecer la industria 4.0; mejorar las infraestructuras industriales; diversificar la economía y realzar los sectores tractores y estratégicos.

"La carestía mundial de microchips y semiconductores exige replantear la dependencia de Europa y España de la producción estadounidense y asiática en este campo", han manifestado, tras lo que han alertado del encarecimiento de determinadas materias primas, como las energéticas, "un factor de riesgo para la recuperación".

En cuanto al turismo, han abogado por garantizar la sostenibilidad medioambiental con el desarrollo de la actividad; han alertado del "efecto negativo" de las nuevas figuras tributarias, como las tasas turísticas; y han pedido potenciar la economía azul y el turismo náutico.

También han defendido el impulso al sector agroalimentario, que "contribuye a generar riqueza y empleo de forma sostenible y ha demostrado ser un elemento de vertebración indispensable".

Los firmantes han apoyado infraestructuras como el Corredor Mediterráneo y el Cantábrico-Mediterráneo; los accesos a los puertos del Mediterráneo y la ampliación del puerto de Valencia; las conexiones internacionales a través de los Pirineos incluyendo la Travesía Central por Aragón; la conectividad aérea incluyendo la ampliación del aeropuerto del Prat como hub internacional y las conexiones viarias entre Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Respecto a la economía circular, han manifestado su apoyo al incremento de la potencia instalada renovable y la implementación de incentivos fiscales "adecuados" para diseñar iniciativas económicas orientadas a la ecoeficiencia, contribuyendo a la transición energética.

Por último, han dejado claro que "los ciudadanos españoles tienen derecho a la misma calidad de servicios públicos independientemente de dónde vivan" y han pedido un nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas "que garantice un mayor trato de igualdad entre todos los ciudadanos de España".

Sinergias entre gobiernos

En la cumbre también han participado los Gobiernos autonómicos de Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares han apostado este jueves por impulsar de común acuerdo la economía tras la pandemia de la COVID-19 y han resaltado sus vínculos históricos, sociales y económicos. Han participado en la Cumbre Empresarial que ha acogido el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha considerado que esta cumbre "ha sido un acierto pleno" para "empezar a trabajar juntos". Ha expuesto que el sistema autonómico ha abierto la posibilidad de "la gobernanza desde el punto de vista federal" en "una España en red, que se vaya construyendo sobre las aportaciones de todas y cada una de sus partes", manifestando que las regiones de la antigua Corona de Aragón son "una verdadera comunidad económica".

"Los intercambios comerciales, empresariales y sociales entre nosotros son de tal intensidasd que planificar el futuro de todos y cada uno por nuestra parte sería un error si no tuviéramos en cuenta a nuestros vecinos" porque "esa realidad común no es un problema, sino justo lo contrario".

"A nadie se le ocultan los problemas políticos que se suscitan entre las comunidades representadas", unas "divergencias" que "no van a desaparecer hoy", ha continuado Lambán, quien ha urgido a "encontrar caminos para solucionar los grandes problemas que tiene este país" y "asumir una función patriótica para contribuir a que los problemas de este país poco a poco se vayan encauzando y teniendo soluciones".

La cumbre empresarial no será "el bálsamo de Fierabrás", pero sí "sirve para avanzar en la construcción federal de España", ha mantenido el presidente aragonés, quien ha confiado en encontrar "soluciones" a la financiación autonómica.

También ha recomendado "ir a lo concreto", por ejemplo a la economía, y tener en cuenta los "intereses compartidos" en esta materia, buscando un proyecto europeo común a las cuatro regiones. "Hoy se genera una dinámica de encuentro entre las cuatro comunidades y, si tenemos todos sensatez y sentido común, le podemos sacar mucho partido". Lambán ha advertido de que "no nos encontraremos" si "alguien se sigue empeñando en llamar Pirineos" al proyecto olímpico.

Por otra parte, en relación a la anulación por el TC del Decreto del segundo estado de alarma, Lambán ha dicho que "nos hemos habituado a ser respetuosos con las decisiones de los tribunales y los jueces" y que "procuramos tomar medida acordes a la magnitud de los problemas, pero sabemos que vivimos en una democracia liberal con separación de poderes y todos debemos ser respetuosos los unos con los otros".

La consejera de Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Laura Vilagrá ha subrayado el interés del Gobierno catalán por "el respeto mutuo" entre territorios, la colaboración en temas económicos, sociales, ambientales y de movilidad.

Ha enfatizado que el eje mediterráneo es "un motor económico de primer orden en Europa", que Cataluña tiene este año un PIB por encima de la media europea y ha aseverado que la economía catalana "se está preparando para realizar cambios estratégicos", como la digitalización.

En Cataluña se han creado 13.794 empresas nuevas entre enero y agosto de 2021 y se han recuperado las exportaciones, ha continuado Vilagrá, para quien las comunidades de la antigua Corona de Aragón son "un pool importante de empresas" que producen el 34 por ciento del PIB, resaltando el "importante dinamismo empresarial".

"El objetivo es la recuperación económica y social", ha continuado la consejera catalana, quien ha dicho que su intención es "colaborar" y dialogar sobre temas como la movilidad, la cooperación en materia de fondos europeos o promover una fiscalidad "más justa", así como la reindustrialización. También ha mencionado la desestacionalización del turismo, la transición ecológica y la búsqueda del reequilibrio territorial.

Tiempo de cooperación

El presidente valenciano, Ximo Puig, ha asegurado que "es tiempo de cooperación" y ha propuesto "sumar sinergias para aumentar la competitividad empresarial y generar el futuro de estos territorios", tras lo que ha resaltado las "raíces históricas" de la antigua Corona de Aragón y que ahora hay "una realidad que nos une" porque "la suma de estos territorios tiene intereses comunes".

"Hay una voluntad de trabajar conjuntamente para mejorar la propia realidad de nuestro territorio para alcanzar la prosperidad social, hacia la que no hay atajos", ha continuado Puig, quien ha mencionado algunos problemas derivados de la crisis, como el coste de los fletes y de la energía, "un nuevo escenario" para "trabajar conjuntamente".

Ha dicho que "no hay fronteras en este espacio y tenemos una oportunidad extraordinaria de cooperar y de agradecer a las organizaciones empresariales la capacidad de unir y de fomentar un espacio más allá del componente económico, una visión territorial de España, de mejorar la convivencia y la coexistencia en nuestro país", tras lo que ha realzado la "relación especial" de la Comunidad Valenciana con Aragón.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha hecho notar que la cuatro regiones tienen una "Historia compartida" y ha animado a "trabajar para el presente y el futuro", reactivando la economía y trabajando conjuntamente los sectores público y privado.

Armengol ha explicado que el Gobierno Balear ha impulsado el diálogo social y, por otra parte, se ha mostrado convencida de que hay "una gran oportunidad" con los fondos europeos, emplazando a "trabajar sinergias conjuntamente".

Ha apuntado que Valencia y Baleares comparten proyectos de la "economía azul" y ha comentado la posibilidad de promover "algún proyecto estratégico en temas europeos" junto con Aragón. Ha recordado que Baleares puede ser la primera comunidad que produzca hidrógeno verde en el marco de "una estrategia potente de economía verde".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin