Aragón

La economía aragonesa registra un incremento del PIB del 17,4% anual durante el segundo trimestre

Zaragoza

La economía aragonesa, al igual que la del conjunto nacional, ha registrado en el segundo trimestre de 2021 un "fuerte" repunte de la actividad como consecuencia de la mejora de la situación epidemiológica y el avance del proceso de vacunación.

Esto ha llevado a un "paulatino" descenso de las restricciones, destacando el fin del Estado de alarma el 9 de mayo. Así lo refleja el Boletín Trimestral de Coyuntura número 74, publicado este jueves por el Servicio de Estudios Económicos del Departamento de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, que incluye el análisis de la evolución de la economía internacional, española y, especialmente, aragonesa durante el segundo trimestre de 2021.

Según las estimaciones realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) sobre los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España elaborada por el INE, la economía aragonesa ha tenido un crecimiento tanto en términos intertrimestrales como en términos interanuales.

En concreto, el Producto Interior Bruto de Aragón ha aumentado un 0,7 por ciento en tasa trimestral durante el segundo trimestre del año, frente a la caída del 0,5 por ciento del primer trimestre de 2021.

Por su parte, en términos interanuales, el PIB de Aragón ha anotado un crecimiento del 17,4 por ciento en el segundo trimestre de 2021, frente a la caída del 3,0 por ciento que se dio en el primer trimestre del año.

Desde el punto de vista de la demanda, la evolución seguida por la economía aragonesa se explica por el "notable" comportamiento de la demanda interna, ya que la demanda externa habría contribuido de forma "ligeramente" negativa a la evolución del PIB aragonés.

Respecto a la evolución de la demanda, destaca el gasto en consumo final de los hogares que repuntó en Aragón un 17,5 por ciento anual, y el consumo de las Administraciones públicas de la comunidad que ha anotado un aumento del 4,6 por ciento anual en primavera. De igual modo, destaca la inversión en bienes de equipo, que registraba una tasa de variación positiva del 52,9 por ciento anual.

Respecto al sector exterior, tanto las ventas exteriores aragonesas de bienes y servicios como las importaciones se incrementaron, estas últimas con mayor intensidad.

Desde la óptica de la oferta, en el segundo trimestre del 2021 todos los sectores productivos de la economía aragonesa han registrado tasas de variación interanual positivas, a excepción de la agricultura.

En cuanto al mercado de trabajo, la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2021 ha mostrado un "buen" comportamiento, tanto en comparación trimestral como interanual, con sendos incrementos del empleo acompañados de disminuciones del número de parados.

Por lo que respecta a la economía del conjunto del país, la economía española ha vuelto al terreno positivo y ha experimentado un "robusto" crecimiento consecuencia, por un lado, de la "notable" contribución positiva de la demanda interna al crecimiento anual del PIB, y por otro, de una "ligera" aportación positiva de la demanda externa.

Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores han anotado "importantes" crecimientos en términos interanuales, a excepción de la agricultura que ha tenido una tasa de variación anual negativa.

En el plano internacional, durante el segundo trimestre de 2021, se ha producido un "fuerte" rebote de la economía mundial, con abultadas tasas interanuales de crecimiento del PIB en la mayor parte de los países, ya que la comparación se realiza con un segundo trimestre de 2020 donde la explosión de la pandemia provocó con carácter generalizado confinamientos de la población, restricciones a la movilidad y ceses de actividad productiva.

Durante el verano ha continuado el dinamismo de la actividad económica, con la creciente participación del sector servicios, además de las manufacturas.

Los rápidos avances en la vacunación de la población, particularmente en las economías avanzadas, han permitido contener los rebrotes de contagios y muy especialmente los ingresos hospitalarios y las muertes. Todo ello ha redundado en avances hacia la normalización de la movilidad de las personas y el levantamiento de restricciones en numerosas actividades terciarias relacionadas con el ocio y el turismo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin