Aragón

La reforma de la Ley del Juego de Aragón avanza tras el debate de totalidad pero el sector pide cambios

Zaragoza

La reforma de la Ley del Juego de Aragón continúa tramitándose en las Cortes de Aragón tras el debate de totalidad del proyecto de ley, que ha presentado la consejera de Presidencia del Gobierno autonómico, Mayte Pérez, en la sesión plenaria del Parlamento, este jueves. La cámara votará esta tarde.

Mayte Pérez ha explicado que esta reforma conllevará la prohibición de abrir o ampliar casas de apuestas a menos de 300 metros a pie de centros educativos no universitarios y de establecimientos públicos de ocio para jóvenes y menores de edad, con la intención de "intentar que a la población sensible no le resulte fácil el acceso".

Además, el Gobierno pretende incrementar la eficacia de la inspección de la unidad adscrita de la Policía Nacional y también asesorar al sector con la creación de una comisión técnica de la que formarán parte los Departamentos de Sanidad, Educación, Ciudadanía y Presidencia.

Los locales de apuestas deberán tener un control de accesos y registro de visitantes en cada una de sus puertas, los clientes deberán identificarse con el DNI para acreditar que no son menores y no están incluidos en el registro autonómicos de personas con ludopatía y, además, se restringirá la publicidad de estos establecimientos. Tampoco podrán fidelizar clientes con bonos o precios por debajo de los autorizados.

Asimismmo, las máquinas "tragaperras" no podrán emitir estímulos sonoros, visuales o lumínicos si no están en uso y los propietarios de los locales deberán conservar durante tres meses datos como la fecha de cada jugada o la cantidad apostada. Pérez ha dejado claro "el compromiso para adoptar medidas que desincentiven" esta práctica.

El objetivo de la reforma es "compaginar" la seguridad jurídica de esta actividad, "legítima y legal" con la protección de los colectivos más vulnerables, ha expuesto Pérez, apuntando que en el último año el porcentaje de personas de 14 a 18 años que han apostado al menos una vez ha pasado del 16 al 25 por ciento.

"Gran parte del problema reside en el juego 'online' y las apuestas deportivas", sobre lo que la Comunidad Autónoma no tiene competencias, sí sobre el juego presencial, ha continuado la consejera, quien ha avisado de que la pandemia de la COVID-19 ha situado en un segundo plano "problemas sociales latentes que obligan a la Administración a seguir alerta ante su avance".

"Ninguno de los sectores puede quejarse de que no se les haya escuchado", ha dicho Mayte Pérez, quien ha recalcado que el proyecto de ley se ha sometido a un proceso participativo "de consenso, consulta pública y deliberación".

Grupos

El diputado del PSOE, Darío Villagrasa, ha afirmado que este texto normativo es "mucho más actual y cercano a las necesidades administrativas, regulatorias y sociales de la Comunidad Autónoma" y que el texto es "ponderado, racional y participado". Se han presentado 176 enmiendas al proyecto de ley y se ha aceptado el 41 por ciento.

El diputado del PP, José Antonio Lagüéns, ha resaltado el "elevado grado de participación social" en la elaboración del texto y ha considerado que "la voluntad del legislador debe ser prevenir la ludopatía y proteger a los colectivos más vulnerables y desamparados". Ha comentado que las empresas de apuestas son mayoritariamente familiares y generan una recaudación fiscal de unos 35 millones de euros.

La parlamentaria de Cs, Beatriz García, ha observado que "queda fuera el juego nacional y 'online" y ha indicado que el sector da trabajo a 2.500 personas directamente y que la ley tendrá que "complementarse" con ayudas para que las casas de apuestas puedan acomodarse a las nuevas prescripciones.

En representación de Podemos, Itxaso Cabrera, ha alertado de que España es el país de la UE con el mayor número de menores de 20 años que sufren ludopatía y que el 6 por ciento de las personas de entre 14 y 17 años reconoce tener un problema grave de adicción.

La parlamentaria de CHA, Carmen Martínez, ha llamado la atención sobre "la extensión del juego patológico, un grave problema para la persona que lo sufre y todo su entorno, un problema social que va en aumento cada año, que aparece cada vez en edades más tempranas".

Para el diputado de VOX, David Arranz, el efecto de esta ley será "limitado" en lo que se refiere a la prevención de la adicción al juego, subrayando que gran parte de las competencias corresponden al Gobierno de España. Ha destacado las "adicciones devastadoras" que genera el juego y ha emplazado a proteger a los menores.

El portavoz del PAR, Jesús Guerrero, ha animado a "adaptar la ley a la realidad actual", recalcando que esta es una actividad "lícita, legal" y que crea empleo, al tiempo que ha abogado por proteger a los sectores más vulnerables para que sea "una práctica segura".

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha recordado que IU ya pidió esta reforma legislativa en 2019. Ha puesto de relieve que el juego produce "infinidad de dramas personales" y ha defendido el ocio responsable y proteger a los vulnerables.

Modificaciones técnicas

Por su parte, la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), principal entidad representativa del sector del juego privado presencial en la comunidad, ha mostrado su preocupación por el Proyecto de Ley de modificación de la actual Ley del Juego de Aragón (Ley 2/2000, de 28 de junio, del Juego de la Comunidad Autónoma de Aragón) porque "se trata de una modificación innecesaria -no introduce ningún cambio que no se pudiera haber hecho mediante decreto- e ineficaz para los colectivos a los que quiere proteger, porque no contempla plan de apoyo alguno por parte de la Administración autonómica, que recauda anualmente más de 34 millones de euros de la actividad del juego".

Desde la asociación también han destacado que el proyecto de ley, tal y como está formulado, coarta la libertad de unas empresas que ejercen una actividad perfectamente legal, "a las que ni siquiera permite comunicarse comercialmente con sus clientes aunque estos lo hayan pedido y, lo que es mucho más grave, se refiere únicamente al juego privado presencial y deja fuera a todo el juego público y al juego online, señalados en los informes de la propia Administración como causantes del mayor número de adicciones comportamentales".

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón ha incidido en que no se opone a que haya un marco estable y consensuado en el que poder desarrollar su actividad, pero sí ha mostrado su disconformidad con este texto, confiando en que pueda mejorarse durante su tramitación en la cámara autonómica.

Para la asociación, es fundamental actuar sobre cinco aspectos. Uno de ellos es la aplicación y control del Registro de Juego de Prohibidos (REJUP) en las máquinas de tipo B instaladas en hostelería. "Es inviable y probablemente contrario a la normativa de protección de datos tal y como se propone", añaden.

Otro punto es el control y acceso remoto de la Administración en tiempo real a las máquinas de juego instaladas en los locales de juego porque "obliga a realizar fuertes inversiones de una vez en los salones, que ofrecen en todo momento esa información a la Administración siempre que acude a buscarla, e incorporan estos avances en las máquinas nuevas que se van instalando".

La asociación también pone el foco en el control de acceso por parte de empleados situados a la entrada del local ya que, en Aragón, todos los salones de juego llevan a cabo el control de acceso de forma presencial por parte del personal de sala, que exige a los clientes la pertinente documentación de identificación, pero tener que hacerlo justo en la puerta y no poder incorporar tecnología como medios de reconocimiento biométrico, que sí se permiten en otras comunidades, obliga a duplicar el personal y, de nuevo, a incurrir en cuantiosos gastos. 

También consideran necesario actuar en relación a la publicidad y fidelización de clientes. En este sentido, han explicado que el proyecto de ley prohíbe en todos los casos a las empresas de juego fidelizar a sus clientes o comunicarse comercialmente con ellos, aunque hayan manifestado su deseo de recibir esta información, lo que coarta sus derechos y la libertad de las empresas.

Finalmente, sobre la homologación de sistemas y equipos complementarios a la actividad del juego, desde AESA han señalado que "es lógico que cualquier material o sistema que se utilice para la práctica del juego sea homologado previamente por la Administración, pero que esta pretenda actuar también sobre sistemas de pago, de comunicación, software o equipos informáticos sobre los que no tiene competencia no tiene ningún sentido y es imposible de llevar a la práctica".

El presidente de la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón, José Antonio Rubio, ha indicado que "es el propio sector el que viene reclamando hace años una regulación estable, pero también pedimos que se nos escuche más de lo que se ha hecho hasta ahora y confiamos en que los grupos políticos representados en las Cortes de Aragón sean sensibles a estas modificaciones técnicas que proponemos y que son fruto de nuestra especialización en una actividad muy compleja y con un peso importante en la creación de riqueza y empleo en la comunidad".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.