Aragón

Spherag lanza una plataforma para monitorizar campos de cultivo en tiempo real con tecnología 5G desde dispositivos móviles

Zaragoza

Esta plataforma, que se basa en soluciones de Amazon Web Services, permite utilizar los datos de diferentes fuentes para realizar recomendaciones a medida de cada cultivo y finca agrícola y facilitar la toma de decisiones optimizando el coste y el uso de energía y agua en los sistemas de regadío, entre otras funciones. Una solución innovadora que se puede utilizar desde cualquier dispositivo móvil con conexión a Internet y que permite ejecutar órdenes en remoto y desde cualquier lugar.

El sector agrario está considerado como tradicional, aunque es una de las áreas de actividad en las que la tecnología está avanzando rápidamente con nuevas soluciones innovadoras y digitales, que facilitan la gestión y el control de cada explotación agrícola de forma continuada. Una línea en la que ahonda la plataforma lanzada por la compañía zaragozana Spherag, que se basa en soluciones de Amazon Web Services (AWS), con el fin de dar un paso más en la sensórica y monitorización de las herramientas actuales.

"Echaba de menos una solución o producto con sensórica y monitorización de forma telemática y real para ganar en eficiencia en el riego por goteo. Me parecía oportuno integrar todas las partes", explica Jesús Ibáñez, CEO de Spherag, a elEconomista

Sobre esta base se comenzó a trabajar en la actual plataforma con el fin de "hacer una gestión totalmente cloud de las instalaciones agrícolas y de todos los elementos que se pueden monitorizar como válvulas, bombas o abonado", entre otros, para lo que se apoyan en soluciones de Amazon Web Services.

Esta solución inteligente permite cambiar la gestión de las explotaciones agrícolas o la gestión de riego usando dispositivos conectados y en contacto permanente con la plataforma porque "pasamos de tener la información local en las fincas a estar en una plataforma en la nube. Ofrecemos un producto con una conectividad en tiempo real", lo que permite mandar una orden desde un dispositivo móvil con conexión a Internet desde cualquier parte del mundo. Por ejemplo, se puede tener una explotación agrícola en Aragón y mandar una orden concreta para abrir o cerrar una válvula o arrancar una bomba mientras se está en Japón.

"Para tener esta situación en tiempo real con, ahora, miles de dispositivos haciendo consultas, se necesitan que sean herramientas escalables y accesibles. Hemos querido hacer un dispositivo IoT (Internet de las Cosas) en el que, simplemente, juntando unos cables en, por ejemplo una válvula, seamos capaces desde cualquier ubicación y desde el móvil, tableta u ordenador y sin hacer ningún despliegue de conectividad, trabajar con tecnología 5G para tener comunicación en tiempo real". De esta manera, se puede acceder a toda la información del cultivo, actuar sobre él o hacer programaciones u optimizar la toma de decisiones por las recomendaciones de gestión que reciben los productores y que se retroalimentan gracias a algoritmos de inteligencia.

La solución, que además trabaja con encriptación porque toda la información se vuelca a la nube, permite la incorporación de sensórica propia o de terceros, además de ser posible vincular índices satelitales, índices de estrés hídrico o previsiones agroclimáticas, entre otras fuentes de datos o información, de manera que la gestión de la finca se automatice. "Y no solo el riego, sino también el fertirriego, la nutrición... o bien recibir alertas por fugas o por sobrepresión", entre otras posibilidades. "Gira todo en torno a la producción agrícola, pero no solo del riego".

La solución inteligente de Spherag también se caracteriza por ser multiplataforma. "Todo está integrado en una sola y todos los inputs están conectados". Además, la instalación es sencilla -es plug and play- no siendo necesario desplazar equipos, lo que redunda en un ahorro de costes. Tampoco requiere de mantenimiento.

La solución a su vez facilita la digitalización en un sector en el que se abren las puertas a disponer de una comunicación en tiempo real, aunque se esté a miles de kilómetros de la explotación agrícola. Otra de sus ventajas es que se trabaja bajo un modelo de suscripción mediante el que el cliente solo paga conforme lo va empleando.

Presencia en el mercado

La plataforma se ha lanzado a nivel comercial recientemente tras un año 2020 de testeo y ya se han realizado instalaciones en diversas explotaciones como la realizada para Grandes Vinos y Viñedos, además de haber trabajado tanto con grandes como pequeños productores en Murcia o Almería, entre otras zonas en España, y con diferentes tipos de cultivos, incluyendo invernaderos.

La empresa, cuya sede está en Zaragoza, también trabaja a nivel internacional, estando presentes ya en siete países entre los que se encuentran, además de España, Francia, Holanda, Alemania, Italia o Bélgica, entre otros.

Ahora, se están abriendo los mercados de Estados Unidos y de Australia y Nueva Zelanda y para, la segunda mitad de año, se espera poder adentrarse en Latinoamérica y en el Norte de África con una adaptación de la solución.

Spherag tiene una plantilla de ocho personas, aunque prevé incorporar entre cinco o seis perfiles cualificados en el plazo de tres o cuatro meses, y espera seguir creciendo hasta alcanzar una facturación de 500.000 euros este año, ya que las perspectivas son buenas porque la plataforma está despertando interés y, "quien la ha comprado ha vuelto a comprar Spherag. Es un buen indicador".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.