Aragón

Mann+Hummel presenta un ERTE por problemas de suministros de distintas plantas automovilísticas

Zaragoza

Mann+Hummel ha presentado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) motivado por los problemas de suministros que se han registrado en distintas plantas automovilísticas que les adquieren piezas para la fabricación de sus vehículos. Esta medida se ha negociado con un horizonte temporal de 40 días, aunque se espera que su duración sea inferior

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, Carlos Dalmau (UGT), ha explicado que diferentes clientes de Mann+Hummel han tenido que parar la producción de vehículos por la falta de semiconductores, un problema al que se enfrenta el sector de forma global. Esto ha llevado a la planta zaragozana a acumular un 'stock' al que tiene que ir dando salida antes de continuar fabricando.

"Tenemos que adaptarnos a esa situación, confiamos en que no sean muchos días, pero no podemos conocer fechas exactas; por el momento el almacén lo tenemos lleno porque los clientes, al no poder producir, no han venido a recoger las piezas". Mann+Hummel se dedica tanto a productos de primer equipo como de recambio, por ello, en lo que se refiere a los repuestos, no se espera que, por el momento, haya ninguna afección.

En este contexto, el ERTE se ha negociado, en principio, con el horizonte temporal de 40 días como máximo. "Ha habido bastante buen entendimiento entre la parte empresarial y el comité y se han logrado muy buenas condiciones para todos los trabajadores, aunque entendiendo que no va a ser de gran aplicación, porque una vez que los fabricantes puedan continuar con su actividad se retomará el ritmo de trabajo".

El expediente empezará a aplicarse a partir de la semana que viene, seguramente a entre 30 y 50 personas, del total de 650 que conforman la plantilla en estos momentos en los que la factoría no cuenta con eventuales, al tener menos carga de trabajo.

El grupo Mann+Hummel cuenta con 55 empresas en todo el mundo, solo una en España. Dalmau ha apostillado que las plantas de Zaragoza y Chequia son "referentes a nivel Europeo" para la firma, lo que supone que todos los proyectos nuevos de filtración que tenga la compañía se vayan a llevar a alguna de estas dos instalaciones. Esto, ha detallado, hace que la factoría zaragozana tenga la carga de trabajo asegurada para los próximos años: "Es una planta de futuro".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin