Aragón

Bernard Marr: "La inteligencia artificial otorga superpoderes a las empresas"

  • Cualquier empresa que no esté pensando seriamente en aplicar la inteligencia artificial simplemente se quedará atrás
  • Para utilizar la inteligencia artificial de forma estratégica, las empresas necesitan desarrollar competencias de IA internamente y crear una cultura de innovación
  • Los líderes empresariales deben mantenerse al día con los desarrollos en IA para que puedan reorientar y reimaginar sus negocios para prosperar durante la revolución de la inteligencia
Zaragoza

La inteligencia artificial (IA) es la herramienta más poderosa que tienen las empresas en la actualidad para no quedarse atrás en esta nueva revolución inteligente en el que las compañías, con independencia de su tamaño y sector de actividad, deben pensar seriamente en aplicar la IA. Un proceso que requiere pensar en el producto, servicio y procesos de negocio y rediseñar la estrategia de la empresa, lo que llevará a crear una organización más dinámica y ágil con una cultura en la que prospere la innovación y el aprendizaje, según cuenta Bernard Marr, experto colaborador y consultor de gobiernos y empresas sobre negocios futuristas y estratégicos y tecnología y colaborador habitual del Foro Económico Mundial, que ha publicado el libro 'La revolución inteligente. Transforme su negocio gracias a la IA' en la editorial TEELL. Sobre esta publicación y la importancia de la inteligencia artificial en la empresa, Bernard Marr ha hablado en esta entrevista para elEconomista

En su libro habla de que la inteligencia artificial se puede implantar en todas las áreas de actividad. ¿Hay algún límite?

La inteligencia artificial ya se está convirtiendo en una gran parte de nuestra vida cotidiana. Está ayudando a personalizar nuestras búsquedas en Internet, está filtrando correos electrónicos no deseados, se utiliza para ayudar a los bancos a detectar fraudes, está habilitando dispositivos inteligentes desde Alexa de Amazon hasta Apple Watches y desde termostatos Nest hasta automóviles, barcos y drones autónomos. Incluso si no vemos ningún desarrollo nuevo en el campo de la inteligencia artificial, las herramientas que tenemos hoy transformarán por completo nuestro mundo. Sin embargo, la innovación y los desarrollos en el campo de la IA y el aprendizaje automático se están acelerando, lo que lleva a muchos más pensamientos disruptivos. No puedo pensar en muchas actividades en las que la inteligencia artificial no pueda hacer una contribución positiva.

¿Qué ventajas tiene la inteligencia artificial para las empresas? ¿Puede sobrevivir una compañía sin IA?

La inteligencia artificial es una herramienta, sí, pero es una que nos da superpoderes. Si una empresa elige hacerlo, puede realizar mil millones de cálculos manualmente pero, con una herramienta de IA, este proceso solo llevaría un milisegundo. En un entorno empresarial, la inteligencia artificial puede otorgar a las empresas este tipo de superpoderes en todo: desde la automatización del marketing hasta la gestión de las relaciones con los clientes, desde la gestión de recursos humanos hasta la automatización de procesos robóticos. Cualquier empresa que no esté pensando seriamente en aplicar la inteligencia artificial simplemente se quedará atrás. No creo que ningún negocio sobreviva sin el uso de inteligencia artificial.

¿Cuáles son los principales problemas hoy en día para implementar la inteligencia artificial en las empresas? ¿Están las compañías preparadas para esta nueva revolución?

Actualmente, se están eliminando muchas de las barreras para implementar la inteligencia artificial. Ahora vivimos en un mundo en el que cualquier empresa, de cualquier tamaño, puede simplemente alquilar el acceso a la inteligencia artificial. Hoy en día, tenemos inteligencia artificial 'As a Service' (o "como servicio"), lo que significa que una empresa que desea usar un chatbot de inteligencia artificial, usar visión artificial o motores de recomendación, simplemente puede suscribirse a estos servicios de compañías como Amazon, Microsoft, Google o IBM y pagar por lo que usa. Esto significa que no hay que hacer inversiones en infraestructura ni gastos de capital. Incluso puede alquilar la experiencia necesaria para entrenar sus modelos de aprendizaje automático. Sin embargo, para utilizar la inteligencia artificial de forma estratégica, las empresas necesitan desarrollar competencias de IA internamente y crear una cultura de innovación. También necesitan ser conscientes y comprender qué es la inteligencia artificial y qué puede hacer hoy. Esto tiene que comenzar desde lo más alto, entre los líderes de una organización y filtrarse a través de toda la organización.

¿Tiene sentido la inteligencia artificial sin big data?

Es cierto que la inteligencia artificial necesita datos para funcionar. Sin embargo, puede usarse sin tener una gran cantidad de ellos. Hoy en día, hay muchas fuentes de datos disponibles públicamente que podemos utilizar y muchas herramientas de inteligencia artificial listas para emplearse que han sido previamente entrenadas. También se pueden utilizar datos en directo o streaming, por ejemplo, de las redes sociales o sensores en máquinas para entrenar inteligencia artificial.

En su libro habla de productos, servicios y procesos de negocio. ¿Por qué una compañía debería pensar sobre estos tres puntos cuando desarrolla su estrategia de inteligencia artificial?

Porque son las dos caras de cualquier negocio: el lado del cliente, donde usted intenta vender productos o servicios, y el lado interno, donde están las operaciones de la empresa para fabricar y entregar los productos y servicios. Actualmente, la inteligencia artificial está transformando ambos aspectos. Los consumidores quieren productos y servicios más inteligentes, plataformas de comercio electrónico que recomienden productos relevantes, coches que se conduzcan de forma autónoma y neveras que se controlen a sí mismas y avisen al propietario cuando requieran un servicio. Y en el lado de los procesos comerciales, la inteligencia artificial puede ayudar a automatizar procesos a través de robots inteligentes y la automatización de procesos robóticos de autoaprendizaje.

¿Debe estar la estrategia de inteligencia artificial alineada con la estrategia de negocio?

Absolutamente. Es vital que la estrategia de inteligencia artificial esté alineada con la estrategia empresarial. No se debe utilizarla por el simple hecho de hacerlo o porque puede hacerlo. La empresa debe querer utilizar la inteligencia artificial para abordar sus mayores desafíos estratégicos y ayudar a alcanzar los principales objetivos estratégicos. Sin embargo, antes de hacer todo esto, es importante revisar de forma crítica la estrategia para asegurarse de que se ajusta a su propósito para la cuarta revolución industrial. No se debe aplicar la inteligencia artificial a una estrategia empresarial obsoleta.

¿Qué pasos deben darse para diseñar una estrategia en inteligencia artificial?

Primero, revisar su estrategia actual para asegurarse de que sea adecuada para el mundo digital posterior al coronavirus. Luego, revisar sus objetivos comerciales, su propuesta de valor para el cliente y sus procesos comerciales internos para ver dónde se puede usar la IA para ayudarle a lograr el éxito comercial. A partir de ahí, se ordenan en orden de importancia y hay que centrarse en una pequeña cantidad de implementaciones de inteligencia artificial realmente estratégicas. En mi opinión, diría que entre una y cinco áreas principales de enfoque de IA. Además, también recomendaría que identifiquen una o dos "victorias rápidas", proyectos más pequeños que pueden generar beneficios en un período de tiempo más corto. Esto ayudará a generar impulso y aceptación en toda la organización al compartir historias de éxito desde el principio.

¿Qué importancia tiene la cultura corporativa? ¿Cómo pueden las compañías crearla basada en la inteligencia artificial?

La cultura es realmente importante. Es fundamental ser transparente con todos. Cuando se habla de IA, siempre habrá gente que tema por su trabajo, esté asustada por el cambio o por quedarse atrás. Por lo tanto, es importante crear una cultura de franqueza y honestidad, donde pueda haber conversaciones abiertas y abordar las preocupaciones de las personas de manera abierta y transparente. Es entonces una buena idea poner a las personas de toda la empresa en el asiento del conductor para que puedan ejecutar los proyectos de IA, en lugar de que la inteligencia artificial les haga a ellos. Las empresas de éxito en la era de la IA serán aquellas que se centren en la sinceridad, jerarquías más horizontales, innovación, curiosidad y aprendizaje continuo.

¿Qué impacto puede tener la inteligencia artificial en el empleo? ¿Qué pueden hacer las compañías y los empleados?

La inteligencia artificial incrementará prácticamente todos los trabajos del planeta. Muchas profesiones tienen que reinventar el trabajo que harán los humanos junto con el uso de la IA como los servicios médicos, ingenieros, contables, abogados... La inteligencia artificial también desplazará muchos empleos como los de cajero de supermercado, taxistas y muchos trabajos de call center. Sin embargo, la IA también creará muchos más empleos nuevos. Actualmente, predecimos que la cantidad de nuevos puestos de trabajo superará la cantidad de empleos que la inteligencia artificial desplazará. A largo plazo, la IA hará que nuestros empleos sean más humanos, al dar el trabajo menos humano (por ejemplo el que es repetitivo o adormecedor) a las máquinas, y permitirá que los humanos se concentren en las cosas que hacemos mejor, como la comunicación interpersonal empática, el pensamiento crítico o la creatividad. Hay dos cosas que las personas deben hacer para seguir siendo atractivas para los empleadores en el futuro: una de ellas es comprender la IA y el impacto más amplio de la cuarta revolución industrial y, la segunda, es concentrarse en las habilidades en las que los humanos somos buenos, pero las máquinas, no.

¿Qué impacto puede tener la inteligencia artificial en el liderazgo?

La inteligencia artificial es la tecnología más poderosa a la que los humanos han tenido acceso. Los líderes empresariales deben mantenerse al día con los desarrollos en IA para que puedan reorientar y reimaginar sus negocios para prosperar durante la revolución de la inteligencia. Esto significará crear una organización mucho más dinámica y ágil con una cultura en la que prosperará la innovación y el aprendizaje.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin