Aragón

Las exportaciones y la industria protegen la economía aragonesa que crecerá el 7,7% en 2021

Imagen de la rueda de prensa en streaming cedida por Cámara de Zaragoza.
Zaragoza

La buena evolución de las exportaciones en Aragón en los últimos años, así como el mayor peso de la industria en el PIB de la comunidad frente a otras autonomías más expuestas al sector servicios y turismo, son factores clave que han permitido una mejor evolución de la economía aragonesa, cuyo PIB se prevé que crezca en 2021 el 7,7%, situándose por encima de la media nacional del 6,6%.

En el año 2021, la economía de Aragón crecerá más que la española, siguiendo una dinámica que ya se ha mostrado en 2020, año complejo por la pandemia por la covid-19 y en el que Aragón registró una menor caída de su PIB. El crecimiento estimado del Producto Interior Bruto de Aragón del 7,7% contrastará con el descenso del 9,2% con el que se prevé que se cierre el 2020, ejercicio en el que el PIB de España bajará el 11%, según los datos que se desprenden del estudio de Perspectivas Empresariales y Coyuntura elaborado por ESI Economic Strategies and Initiatives para la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza.

Las mejores previsiones para la economía de Aragón en relación a España y en comparación con el ejercicio de 2020 no se dejarán sentir rápidamente en el empleo, ya que se estima que, en promedio, la tasa de paro subirá en relación al ejercicio anterior. Los datos -no se tienen en cuenta personas en ERTE ni los ceses de actividad de autónomos- apuntan a que puede situarse en el 13,13% en Aragón frente al 11,7% de 2020. La tasa de desempleo aragonesa estaría por debajo de la del conjunto del país, que se estima en el 17,47% en España para 2021 frente al 15,53% de 2020. Los factores más afectados por el impacto de la covid-19 a raíz de las medidas adoptadas para frenar la pandemia serán los que podrían ir recuperando antes el empleo, aunque esta evolución irá en función de la vacuna y de cómo se vaya avanzando en la inmunidad de grupo y desaparezcan las restricciones. En primer lugar, se prevé que se recuperen los trabajadores que están en ERTE, mientras que en el caso de las personas que han perdido su empleo la recuperación será más lenta porque no se prevé que la recuperación de la demanda sea rápida.

Varios son los elementos que avalan que la economía de Aragón haya caído en menor medida que la española por el impacto de la crisis por la covid-19. Entre ellos, está el menor descenso de la afiliación en el régimen general, que ha sido del 3,4% en la comunidad aragonesa y del 3,9% en el conjunto del país, así como la evolución del Índice de Producción Industrial, que ha registrado un menor descenso en el territorio aragonés con un descenso del 7% frente al 9% nacional.

Además, se observa un menor impacto en el sector servicios con una caída de la actividad del 11,7% en Aragón y del 16% en España. Una diferencia que se explica por "la caída del turismo en otras comunidades como Baleares con descensos de más del 20%", según ha explicado Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y director del estudio de ESI, en la rueda de prensa en streaming para presentar el boletín de coyuntura económica.

También el comercio al por menor ha sido más similar en Aragón y España, registrándose una caída del 7,8%, mientras que "el sector exterior se ha comportado bien en 2020. Ya en 2019, hubo récord de exportaciones y, en 2020, se ha superado por poco, pero se ha superado" dentro de un año complejo por la covid-19. En concreto, los datos de exportaciones en 2020 superan en Aragón los de 2019, que se situaron por encima de los 13,3 millones de euros, según datos del ICEX. Además, se va a superar el saldo, que se aproximará a los 3.000 millones, siendo superior en un 50% al de 2019. Una buena evolución a la que ha contribuido el hecho de que el peso de la industria en el PIB de Aragón es más alto que en otras autonomías y en el conjunto de España, así como que la economía aragonesa está "el doble de internacionalizada que el conjunto del país", ha explicado Manuel Teruel, presidente de Cámara de Zaragoza.

Precisamente, las exportaciones han sido un auténtico 'salvavidas' para la economía de Aragón porque "supone la entrada de recursos en la economía aragonesa, que van a tener un efecto positivo", ha añadido Marcos Sanso.

Sectores más afectados

Las fortalezas de la economía de Aragón no se han reflejado por igual en los distintos sectores de actividad, observándose asimetrías entre ellos, especialmente, en materia de empleo. De promedio, la caída de afiliación en el régimen general en la comunidad aragonesa ha sido del 3,4% en enero de 2021 en relación a noviembre de 2019.

Entre los más afectados figura la hostelería, que ha registrado la mayor caída con un descenso de afiliación del 25% (sin contar ERTE y ceses de actividad de autónomos) y del 15% en el sector del ocio. Por el contrario, hay sectores en los que ha crecido la afiliación como es el caso de Información y Comunicaciones con un aumento del 4,24%, actividades sanitarias y servicios sociales con una subida del 3,44% y Administración Pública con el 2,82%.

Llamativo es también el caso de la construcción, sector que se ha visto más afectado por la crisis que al promedio con un descenso de casi el 5% de la afiliación. En la industria, la bajada ha sido del 1%.

Riegos para el crecimiento

La evolución de la economía y la recuperación tiene también algunos riesgos o elementos que conviene tener en cuenta. Uno de ellos es la inflación, ya que se ha pasado de estar en niveles negativos en prácticamente todo el ejercicio de 2020 a saltar el IPC en enero de 2021 al 0,5%, lo que podría apuntar que "el año 2021 va a ser un año inflacionista". Los tipos de interés permanecen a la baja, pero pueden producirse movimientos al alza por las expectativas de las subidas de precios.

El problema de la inflación no se prevé tanto para el año 2021 sino para 2022. "Me preocupa si la tendencia es a crecer la inflación porque va a ser un duro golpe para la competitividad de la empresas. Nos preocupa porque si los tipos de interés suben, el endeudamiento va a ser muy superior y lo tenemos que pagar. Un país desarrollado no puede declarar un default. Sería una Argentina y un problema muy serio", asevera Manuel Teruel.

Y es que preocupan el gasto público y el déficit, así como el endeudamiento público nacional que, en 2020, saltó del 100% para situarse en torno al 118%. ·Es un salto importante porque la referencia de la zona euro es no superar el 60% y estamos en el doble", ha incidido Marcos Sanso, quien también ha alertado del nivel de déficit público, que está en el 12% frente al 3% fijado por la Unión Europea y "es de esperar que aumente, pero no en estos niveles y se quede en el 8% por la llegada de los fondos europeos Next Generation, pero seguirá estando por encima del 3%".

No obstante, cabe pensar en relación a la deuda que el año 2020 "no ha sido operativo porque ha sido una deuda necesaria. Si no se hubiera incurrido en ella, el problema hubiera sido mayor", sobre todo, en relación a los ERTE, desempleo y afiliación. "Ha contribuido a que la economía no haya caído tanto en 2020", señala Sanso.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin