Aragón

CCOO y UGT creen que es "un error" salir de la crisis con las reglas laborales de antes de la pandemia

Zaragoza

Comisiones Obreras (CCOO) y UGT han opinado que es "un error" salir de la crisis con las reglas laborales de antes de antes de la pandemia. Por ello, piden al Gobierno central negociar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) y derogar tanto la última reforma laboral como la reforma de las pensiones.

Para pedir que estas cuestiones se pongan encima de la mesa, las centrales sindicales han convocado movilizaciones en todas las capitales de provincia españolas --las de Cataluña se celebrarán la siguiente semana, debido al proceso electoral--.

En el caso de Aragón, las protestas serán a las 12.00 horas frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón y las sedes de las Subdelegaciones del Gobierno en Huesca y en Teruel. En el caso de Zaragoza, los sindicatos han convocado a 150 delegados sindicales, mientas que en las otras dos capitales de provincia a 30 en cada una.

En una rueda de prensa para presentar las movilizaciones, los secretarios generales de CCOO y UGT en Aragón, Manuel Pina y Daniel Alastuey, han subrayado que se ha decidido limitar la protesta por la situación sanitaria. La cita se ha convocado bajo el lema 'Ahora sí toca' y en las redes sociales con el hashtag '#AhoraSiToca'.

Manuel Pina ha destacado que, desde el inicio de la pandemia, los sindicatos han priorizado acordar medidas y acuerdos que permitían salir "de la mejor manera" de la situación que el coronavirus ha provocado. "Hemos tenido multitud de acuerdos, algunos directamente firmados y otros conversaciones que han derivado en determinadas medidas".

Como ejemplo de ello, ha citado los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), pero también las prestaciones para empleadas del hogar, el cese por actividad de los autónomos o la puesta en marcha del ingreso mínimo vital. "Ha habido una apuesta por proteger empleos, personas y empresas, eso ha conseguido que, por primera vez en una crisis en este país, el PIB en España ha caído muchísimo más que el empleo".

Pina ha evidenciado que ya se cumple un año desde que se inició esta situación sanitaria y que, antes de ello, los sindicatos tenían una agenda social. Las peticiones de CCOO y UGT, ha continuado, "en muchas ocasiones coincidían con el acuerdo de Gobierno de coalición que tomó posesión en enero".

Ha mencionado que ahora el país está en camino de una salida de la crisis sanitaria, debido a la llegada de las vacunas. En este contexto, los sindicatos quieren retomar las reivindicaciones que tenían antes de la pandemia.

"Nos parecería un gran error que la salida de esta crisis económica se hiciera con las reglas que teníamos antes de empezar la pandemia. Lo que queremos es instar al Gobierno y a la CEOE a que tengamos un proceso de negociación, de acuerdo de diálogo social, que nos lleve a salir de otra manera".

Pina ha considerado que los fondos europeos para la recuperación son una oportunidad "única" para modernizar el tejido productivo. Pero, "no hay modernización del tejido productivo sin modernización de las relaciones laborales".

Manuel Pina ha incidido en que hace falta una hoja de ruta para llegar a lo que marca la Carta Social Europea, que es que el salario mínimo tiene que ser el 60 por ciento del salario medio del país. También ha pedido que se derogue la reforma de las pensiones, aunque no se esté aplicando.

"Sobre la reforma laboral existen cuatro aspectos que ya estaban negociados --antes de la pandemia-- y que tienen que ver con eliminar la prevalencia del convenio de empresa, el respeto a la ultraactividad de los convenios, regular la subcontratación y acabar con las inaplicaciones de convenio". Con esto, ha aclarado que lo que se pretende es reequilibrar la negociación colectiva.

Además, ha dicho que hay otros temas de relaciones laborales sobre los que pretenden instar al Gobierno a iniciar la negociación. En concreto, la contratación, las condiciones de permanencia en la empresa y las condiciones de salida.

Reacción de Europa

El secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, ha afirmado que Europa ha reaccionado a esta crisis de manera "contraria" a la forma en la que lo hizo en 2008. "Ahora se han practicado políticas de estímulo económico".

Antes de la pandemia, ha agregado que el objetivo con el que trabajaban los sindicatos era con recuperar la cantidad de empleo que había antes de 2008, la calidad y los salarios. "La deliberada intención de las políticas practicadas por el anterior Gobierno del PP fue devaluar los salarios para salir de la crisis".

Al respecto, ha recordado que en enero de 2020 "por fin" se conformo un Ejecutivo central con cierta estabilidad formado, además, por dos partidos que en sus programas electorales y de gobierno llevaban las reivindicaciones sindicales: "Ambos partidos hablaban de la derogación de la reforma laboral, de la derogación de la reforma de las pensiones y abogaban por una recuperación y dignificación del salario mínimo interprofesional".

Pero con la pandemia, estos meses los esfuerzos se han centrado en tratar de paliar la nueva situación. "Creemos que estas medidas ya están encauzadas, simplemente hay que perfeccionarlas y mantenerlas el tiempo necesario para poder salir de la crisis, y en este momento lo que toca es empezar a hablar de aquella agenda que dejamos aparcada".

Alastuey ha incidido en que la crisis, "como siempre", está teniendo "un precio muy alto para los trabajadores", no solo por el desempleo, también porque todos los trabajadores que están en ERTE han perdido poder adquisitivo. "Se multiplica el número de familias con todos sus miembros en paro y aumenta la afluencia de personas a los comedores sociales, necesitamos medidas que palien estas situaciones", ha apostillado.

Asimismo, ha defendido que las medias que reivindican los sindicatos son las mismas con las que se ha comprometido el Gobierno de España con Europa para conseguir los fondos europeos para reactivar la economía. En concreto, se establecen una serie de reformas como son abordar el mercado del trabajo, haciendo hincapié en la precariedad, y la sostenibilidad del sistema de pensiones.

Dignificar el mercado de trabajo

Alastuey ha precisado que el Gobierno tiene que cumplir con su compromiso de dignificar el mercado de trabajo: "Este país cada vez que hace una reforma laboral, porque hay una crisis, precariza más el empleo. Lo curioso es que siempre se dice que se hace a instancias de Europa y después viene Europa a afearnos la baja calidad de nuestro mercado de trabajo y la dualidad existente entre las condiciones del personal que tiene un puesto de trabajo fijo y los que están en precario".

"Se trata de cerrar esa herida. Hay que derogar la reforma laboral, sobre todo la que 2012. Hay que volver al convenio de sector, hay que respetar la retroactividad de convenios, hay que regular la subcontratación, si es que ya nos lo está haciendo el Tribunal Supremo, y hay que recuperar la causalidad, tanto en la modificación de condiciones de trabajo como en los despidos y, sobre todo, hay que perseguir el fraude en la contratación".

Ha insistido en que nos e puede permitir que los empresarios utilicen contratos precarios para labores de sus empresas que son indefinidas, "eso es un fraude y hay que perseguirlo". Por último, ha incidido en que hay que derogar la reforma de las pensiones de 2013 que "impuso" el PP.

El secretario general de UGT-Aragón se ha mostrado convencido de que los fondos que van a venir de Europa para la recuperación tienen que ser una oportunidad para hacer en España aquello que se ha venido "aplazando", que es el cambio de modelo productivo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin