Aragón

Uno de cada seis asalariados se encuentra en situación de pobreza en Aragón

Zaragoza

Comisiones Obreras ha alertado de que uno de cada seis asalariados en Aragón se encuentra en situación de pobreza. Además, el sindicato ha señalado que, en los últimos años, la brecha entre los salarios más bajos y los más altos se ha incrementado.

Así se desprende del informe 'Pobreza y desigualdad salarial en Aragón 2019' elaborado el sindicato y que han presentado este viernes, en rueda de prensa, la secretaria de Acción Sindical de CCOO-Aragón, Sonia García, y el técnico Carmelo Asensio. Los datos de este estudio son del año 2019, ya que son los más recientes que facilita el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por ello, no se ve reflejada la incidencia de la pandemia.

Sonia García ha detallado que Comisiones Obreras lleva tiempo hablando de la precarización del trabajo: "La pobreza y la desigualdad siguen estando muy presentes en nuestra sociedad, existe una alta tasa de temporalidad y la contratación a tiempo parcial aumenta año tras año".

"El abuso de la contratación parcial es un problema que va en aumento cada año. Muchas personas tienen que aceptar estos trabajos porque no tienen otra alternativa", ha aseverado.

Además, ha incidido en que los salarios no se han recuperado de la pérdida del poder adquisitivo que arrastran desde la crisis de 2002, por lo que la capacidad de compra ha disminuido en los últimos años. También ha lamentado que la desregularización que incorporó la reforma laboral de 2012 se ha trasladado en una mayor rotación laboral, en "abuso" de la jornada parcial, "alta tasa de temporalidad, mucha de ella sin justificación" y reducción de salarios "por distintas vías".

Subida del SMI

El técnico de CCOO, Carmelo Asensio, ha expuesto que en el informe se analiza la subida del SMI en 2019, y ha incidido en que fue "importante", ya que fue de un 22 por ciento. De esta forma, se fijó en 900 euros, "con un impacto positivo y directo en los salarios más bajos".

"La primera conclusión que sacamos haciendo este informe es que uno de cada seis asalariados en Aragón se encuentra en situación de pobreza". El estudio reparte a los asalariados en deciles, tomando el 1 y el 2 --los más bajos-- "hay 76.700 personas en Aragón que están cobrando por debajo de 849 euros al mes".

"El 15 por ciento de los aragoneses está cobrando por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, pero es que el 25 por ciento de los asalariados en Aragón podemos decir que son mileuristas".

En concreto, en el decil uno del informe se encuentran 40.900 personas que tuvieron un salario de 507 euros al mes en 12 pagas y una retribución de 6.048 euros al año. En el segundo decil hay 35.800 trabajadores por cuenta ajena que cobraron 990 euros, es decir 11.800, que distribuido en salario mensual y dos pagas extras suponen una nómina de 849 euros.

Repercusión directa

No obstante, Asensio ha precisado que la subida del salario mínimo tuvo una repercusión directa por la que benefició a 75.800 trabajadores en Aragón. "Es decir, el 5 por ciento de los asalariados aragoneses con sueldos más bajos se vieron directamente beneficiados por esta decisión".

En el caso de los salarios más bajos supuso un incremento del poder adquisitivo del 4,98 por ciento pasando de 483,31 euros en 2018 a 507, 39 euros al mes, en 2019. Además, el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020 marco mejoras salariales de un 2,33 por ciento, en 2019 y un 1,92 por ciento, en 2020.

"El impacto potencial que ha podido tener esta decisión de subir el salario mínimo, estimamos que ha podido afectar a 75.800 trabajadores, el 15,23 por ciento de la población asalariada". Asensio ha incidido en que este estudio deja claro que subir el SMI no es incompatible con la creación de empleo y la mejora de la calidad de vida de la gente.

"En 2019 se subió el salario mínimo y se crearon 14.300 puestos de trabajo, la ocupación creció un 2,48 por ciento y el paro se redujo en 6.048 personas, un 9,54 por ciento". Asimismo, ha incidido en que la inflación se mantuvo controlada en el 0,8 por ciento.

Asensio ha remarcado que el respeto al diálogo social y la acción sindical son clave "para la mejora de las condiciones salariales de la gente y la calidad de vida de la población".

Evolución de los salarios

El informe también estudia la evolución de los salarios desde 2010 a 2019. En este contexto, se concluye que el valor medio de los salarios ha bajado un 8 por ciento. "A pesar de la fuerte subida del SMI en 2019 y de los acuerdos de la negociación colectiva que han permitido mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores, los sueldos en Aragón disminuyeron".

El técnico de CCOO ha achacado esta situación a la aplicación de las medidas de ajuste que se tomaron a partir del año 2010 para hacer frente a la crisis iniciada en 2008. "Fueron medidas que nos han hecho a todos más pobres".

En este contexto, ha opinado que se deben derogar los aspectos más lesivos de la legislación laboral y fortalecer la negociación colectiva, para seguir equilibrando los salarios y contrarrestar los "terribles" efectos que está teniendo la pandemia en el mercado laboral aragonés.

Ha señalado que los atisbos de recuperación económica que se produjeron en 2019 se debían traducir en un reparto más igualitario de la riqueza, para que sus efectos llegaran a toda la ciudadanía. Ha agregado que la crisis económica que ha afectado durante una década al mercado laboral aragonés ha agravado las diferencias entre los salarios.

Según el sindicato, en 2007, antes de la irrupción de la crisis económica, el salario más bajo en Aragón se situaba en los 492 euros y el más alto en 3.667 euros. Los asalariados del decil 1 cobraban 7 veces menos que las personas con salarios más altos. En 2010 la proporción se situaba en 9 a 1(480 euros frente a 4.466), una tendencia que se consolidó hasta el 2019, año en el que se redujo este diferencial hasta 8,84 a 1 (507 frente a 4.483 euros).

Perfil del trabajador pobre

El perfil de las personas que se encuentran en el decil 1 del informe corresponde al de mujer, 74,5 por ciento del total; que trabaja a tiempo parcial, el 97,1 pro ciento; en una empresa pequeña, el 51,3 por ciento, y en el sector privado, más concretamente en hostelería, turismo y agricultura.

Por ello, desde CCOO han insistido la importancia de que se suba el SMI en 2021, al considerar que tiene una repercusión directa en los salarios más bajos. "Reivindicamos también el papel de la negociación colectiva como instrumento necesario para mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin