Aragón

"10001 amigas ingenieras" despierta vocaciones en carreras STEM en las niñas

Zaragoza

Las niñas empiezan a alejarse de las Matemáticas a los seis años de edad, lo que dificulta que puedan seguir itinerarios formativos y una carrera profesional en las carreras STEM y, especialmente, en el área de la ingeniería. Una situación que se quiere revertir para atraerlas a este sector y aumentar la presencia de la mujer en este campo con este libro, que les acerca la historia de 17 ingenieras para que tengan referentes reales.

"Queremos hablar de ciencia, tecnología e ingeniería y hacerla inclusiva. Queremos decirles que pueden tener estas profesiones", explica María Villaroya, coordinadora de "10001 amigas ingenieras" y doctora en Ingeniera electrónica y profesora de la Universidad de Zaragoza, a elEconomista

Este libro, realizado a modo de material didáctico para las niñas -y también los niños- de Primaria, pretende acercar la historia y experiencias de 17 investigadoras para que puedan tener referentes reales. "Es nuestra experiencia profesional y demostramos que hemos llegado hasta aquí desde Zaragoza, Huesca, desde un pueblo, otras se han ido fuera..."

El objetivo es así que, sobre todo las niñas desde una edad temprana, puedan tener referentes reales y cercanos porque, en general, cuando se da a conocer la actividad de mujeres científicas, tecnológicas o ingenieras se menciona, por ejemplo, a Marie Curie, quien ganó un Premio Nobel, distinción que no está al alcance de todas las personas y que puede contribuir a que las niñas piensen que tener una carrera profesional en el ámbito de la ciencia y la tecnología y, en concreto en la ingeniería, no es posible, a pesar de que es totalmente factible. "Se necesitan referentes que hagan cosas como nosotras", siendo todas las ingenieras profesoras o egresadas de la Universidad de Zaragoza, pero con diferentes perfiles.

La historia y trayectoria de estas 17 ingenieras socias de AMIT-Aragón se acerca con un lenguaje sencillo y comprensible para la edad de las niñas de Primaria, estando narrado como si fuera un cuento para acercarles estas vivencias ante la necesidad de hacer ya actividades a una edad temprana para que no se alejen de este ámbito de conocimiento y, en especial, de asignaturas como las Matemáticas, que son básicas para estas carreras.

Sin embargo, es una materia ante la que "sienten ansiedad por los resultados y empiezan a pensar que no se les dan bien, a pesar de que sus resultados académicos son buenos. Necesitan que se les apoye y que no tengan miedo". Un apoyo que sobre todo se debe intensificar en el caso de las niñas porque las estadísticas ponen de manifiesto que tienen más ansiedad y temor a las Matemáticas que los niños.

El libro conduce así por estas trayectorias a través de capítulos como María y sus amigas; Sandra, la viajera, o Carmen, apasionada lectora, con el fin de concienciar también de los conocimientos que van a necesitar para desarrollar estas profesiones en el futuro como, por ejemplo, los idiomas o comunicar bien.

Cada una de las ingenieras cuenta, por ejemplo, porqué le gustaban las matemáticas o se interesaban por entender el funcionamiento de elementos que tenían alrededor, además de dar a conocer en qué consiste su trabajo y aspectos más concretos sobre cómo se desentraña la electricidad o se introduce la tecnología a lugares inaccesibles.

Además, "las historias tienen vínculos y cada una de ella se acompaña de un experimento asociado en el que se emplean materiales económicos y que se tienen en casa habitualmente como una caja de zapatos o un vaso de yogur". Y el final es muy dulce con una receta de chocolate, que ha sido adaptada por una ingeniera.

Son las experiencias de Ana Cristina Murillo Arnal, Carmen Mayoral Gastón, Dolores (Lola) Mariscal Masot, Elena Fillola Mayoral, Eva Cerezo Bagdasari, Isabelle Hupont Torres, Laura Ruberte Sánchez, Manuela Delgado Cruz, María Herrando Zapater, María Villarroya Gaudó, Marisa Claver Barón, Natalia Ayuso Escuer, Pilar Molina Gaudó, Raquel Trillo Lado, Rosario Aragués Muñoz, Sandra Baldassarri y Yolanda Bravo Rodríguez.

La idea de este libro, que ha sido editado por Prensas de la Universidad de Zaragoza y cuenta con las ilustraciones de Sonia Sánchez Escudero, parte de la actividad que se ha venido desarrollando a través del programa "Una ingeniera en cada cole", que la Universidad de Zaragoza y la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnológicas (AMIT) de Aragón empezaron en el año 2016, llegando a miles de colegios.

El libro, que se puede adquirir en las librerías, se está repartiendo en los colegios de Aragón. "Son colegios a los que hemos ido nosotras, van nuestros hijos e hijas.." y a los que ahora no se puede acudir con motivo de la covid-19 y continuar con la actividad que se venía desarrollando dentro del programa "Una ingeniera en cada cole".

En total, se prevé que se envíen a los centros escolares 403 ejemplares para ser empleados como material didáctico con los escolares de 6 a 12 años.

El proyecto cuenta con financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y el Instituto de la Mujer e Igualdad de Oportunidades.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin