Aragón

Empresas de servicios extraescolares en centros educativos piden apoyo al Gobierno de Aragón por el impacto de la covid-19

  • En autonomías como Cataluña y Cantabria han aprobado ayudas directas al sector
Zaragoza

La falta de actividad a raíz de la pandemia afecta a más de 70 empresas y autónomos en la comunidad aragonesa, que emplean a más de 5.000 trabajadores y dan servicio a 50.000 familias.

Son empresas y autónomos que se están viendo afectados por la falta de actividad por la covid-19 desde el pasado 14 de marzo de 2020, situación ante la que desde la Asociación de Empresas de Servicios Extraescolares en Centros Educativos de Aragón (AESECEAR) han pedido al Gobierno de Aragón la adopción de medidas compensatorias de apoyo a este sector. En otras autonomías, como Cataluña y Cantabria, se han aprobado ayudas directas.

Las medidas compensatorias de apoyo son solicitadas ante la "dramática situación" que atraviesan las empresas del sector, ya que no han podido reiniciar su actividad desde el inicio de la pandemia por la ausencia de un protocolo de las autoridades sanitarias y educativas del Gobierno de Aragón, han indicado desde AESECAR, asociación desde la que abogan por la necesidad de un marco de estabilidad y seguridad en este curso 2020-2021.

Con este objetivo, AESECEAR ha comenzado a mantener reuniones con los grupos parlamentarios con representación en las Cortes de Aragón con el fin de darles a conocer la situación que atraviesa el sector, mientras confían en poder establecer conversaciones con el Gobierno de Aragón para buscar soluciones conjuntas para mantener la viabilidad de este sector, que realiza una importante labor tanto educativa como social.

En el curso 2020-2021, con el inicio de la actividad lectiva en los colegios de Aragón, "la Consejería de Educación no concretó la continuidad de las actividades extraescolares y, por lo tanto, la posibilidad de llevarlas a cabo en los centros educativos durante el presente curso, dejando en una incertidumbre constante tanto a las empresas, como a los colegios y familias usuarias hasta 'después de El Pilar'", han añadido desde esta asociación desde la que se incide que la confirmación por parte de Educación no ha llegado hasta el pasado 1 de diciembre de 2020 a través de la publicación del "Protocolo para el desarrollo de actividades extraescolares fuera del horario lectivo durante el curso 2020-21 en centros sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Autónoma de Aragón", con más de un mes y medio de retraso y estando a punto de finalizar el primer trimestre.

La situación no ha mejorado en el segundo trimestre que, una vez iniciado y tras la vuelta de los alumnos a las aulas después del período vacacional de Navidad, "se ha demostrado que la indefinición por parte del Gobierno de Aragón, unida al mantenimiento de la jornada continua, ha supuesto que prácticamente la totalidad de los colegios de la Comunidad hayan decidido no ofertar las actividades extraescolares a las familias durante el curso 2020-21", aunque estas actividades pueden ser ejecutadas de manera segura cumpliendo todos los requisitos higiénico-sanitarios.

Además, como consecuencia de la demora al publicar el protocolo, "en estos momentos ya no se planteen tampoco su desarrollo para lo que queda del mismo, lo que sitúa al sector en una situación más difícil de mantener, si cabe, porque deberán continuar sin actividad hasta el inicio del curso 2021-22, previsto en octubre próximo".

Un servicio esencial

Además de la labor educativa y social, la importancia de las actividades extraescolares aún va más allá, puesto que son claves para la conciliación de la vida familiar y laboral de muchas familias, aparte de ser claves para el desarrollo formativo, educativo y lúdico de los alumnos en un momento en el que los niños estuvieron más de tres meses sin acudir al colegio el curso pasado con el déficit educativo y de socialización que conlleva.

Desde la asociación también han alertado de que muchas familias, ante la falta de estas actividades extraescolares, han tenido que buscar otras alternativas de organización "lo que genera un peligro de cara a la brecha social y económica de las familias aragonesas, puesto que las actividades extraescolares en los colegios son mucho más accesibles que cualquier otra opción privada, pudiéndose agravar la brecha educativa ya existente derivada de los meses de confinamiento".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin