Aragón

Alejandro Calle: "El sistema de franquicias es ideal para el crecimiento de pequeñas empresas"

  • "Somos un negocio de autoempleo, para que lo gestione el propio franquiciado sin tener que contratar a nadie"
  • "Hemos creado más de 700 empleos directos y entre 500 y 600 de forma indirecta"
  • "Ofrecemos a las familias todo lo que necesitan en el hogar desde una única empresa"
Alejandro Calle, director general de Interdomicilio
Zaragoza

La cadena Interdomicilio celebra su décimo aniversario, con el objetivo de reforzar su presencia nacional con un modelo de negocio que ofrece al franquiciado ingresos recurrentes y que no precisa de una elevada inversión, impulsando la digitalización, pero sin perder la cercanía con el cliente, según cuenta Alejandro Calle, director general de Interdomicilio, a elEconomista

Interdomicilio nació en Zaragoza con el fin de prestar diversos servicios para el hogar desde una misma empresa y apostando por la franquicia para crecer en España. A punto de sumar 44 agencias en el país, cuenta con cuatro líneas de negocio: servicio doméstico, cuidado de personas mayores, atención a los niños y reparaciones. Ahora, cuando celebra su décimo aniversario, se ha marcado el objetivo de reforzar su presencia nacional con un modelo de negocio que ofrece al franquiciado ingresos recurrentes y que no precisa de una elevada inversión.

Interdomicilio celebra su décimo aniversario, ¿qué balance hace?

Es bastante positivo a pesar de que comenzamos en una época de crisis y estamos en otra. Vamos a tener 44 agencias en España (cinco son propias) con las próximas aperturas y hemos creado más de 700 empleos directos y, de forma indirecta, generamos entre 500 y 600 empleos anuales a nivel de red. Además, tenemos seis agencias en Portugal y tres en México. El camino ha sido difícil porque hemos vivido épocas duras tanto nosotros como a nivel general en España y, sin embargo, los resultados son positivos.

¿Qué evolución han tenido en estos 10 años?

Empezamos en Zaragoza en 2010 como negocio local y, como franquicia comenzamos en 2011. Ya cuando nacimos teníamos la ambición de crecer y de convertirnos en franquicia, pero decidimos darnos un tiempo para testear el modelo primero en Zaragoza porque, además, el año 2010 era de crisis económica y las circunstancias no eran muy buenas, pero vimos que el negocio respondía bien. Además, Zaragoza no es una ciudad fácil en general. Comenzamos ya con una amplia gama de servicios para el hogar porque el objetivo era ofrecer a las familias todo lo que necesitan desde una única empresa. Desde el principio, creamos cuatro líneas de negocio, aunque es cierto que dos son las principales: el servicio doméstico y el cuidado de personas mayores. Son dos líneas con demanda, que generan volumen de negocio. Vimos que había hueco en el mercado y nos decidimos a fortalecerlas, pero siempre teniendo en cuenta que tenemos también otras líneas para ofrecer el cuidado de niños y todo tipo de reparaciones con el ánimo también de que los clientes de limpieza y social puedan solicitarnos también otros servicios.

¿Por qué tuvieron claro desde el principio crecer con el modelo de franquicia? 

Los miembros del equipo ya teníamos experiencia. Esto era un punto importante. También creímos que era el modelo más apto para crecer de forma más rápida y sin necesidad de grandes inversiones, pero sí siendo conscientes de que teníamos que tener un equipo fuerte para dar soporte y formación al franquiciado. Creemos que el sistema de franquicia para pequeñas empresas y negocios es ideal para crecer de forma rápida sin inversiones demasiado altas.

Están inmersos en nuevas aperturas. ¿Qué zonas contempla el plan de expansión?

Nos planteamos siempre entre 12 y 15 aperturas anuales de franquicias. Los principales focos son llegar a las capitales de provincia donde no tenemos presencia. Todavía tenemos bastante campo de crecimiento en España en ciudades medias y grandes que están sin cubrir en zonas como, por ejemplo, A Coruña, San Sebastián o Santander. Vamos a localidades de unos 150.000 habitantes.

¿También prevén crecer en el exterior?

Abrimos Portugal en 2012 y, México, en 2013-2014. No es que nosotros fuéramos, más bien vinieron ellos porque son mercados pendientes de lo que sucede en la franquicia en España para exportar modelos de negocio. Vimos que había bastante interés y nos decidimos a ir a ferias de franquicias en estos países, pero ya sabiendo que teníamos personas interesadas en desarrollar el negocio allí bajo la marca Interdomicilio. Tenemos previsto que haya más aperturas, aunque no es una prioridad ahora mismo.

En 2017, se produjo la entrada en Interdomicilio del grupo francés Oui Care. ¿Qué ha supuesto para la empresa?

Oui Care compró la mayor parte de las acciones de Interdomicilio. Es una compañía que se dedica a la misma actividad que nosotros en Francia. Es un grupo líder en Francia con más de 17.000 empleados. Nos vinieron a buscar ellos dentro de un proceso internacional en el que se habían fijado en varios países y, en concreto, en empresas. Fuimos uno de sus objetivos y, tras un tiempo prolongado de negociación, llegamos a un acuerdo. Nos ha traído muchas cosas buenas en inversión para tener más recursos y crecer y un importante saber hacer -tienen 25 años de trayectoria-, que nos están transmitiendo. Además, la expansión internacional se realiza en coordinación con ellos.

Ahora están surgiendo muchas plataformas 'online' para prestar servicios para el hogar. ¿En qué se diferencia Interdomicilio?

Nos diferenciamos en la cercanía porque nosotros contamos con oficinas y personal en las ciudades en las que ofrecemos el servicio y seleccionamos personalmente a los cuidadores y empleadas domésticas. Tenemos cercanía con el cliente para, por ejemplo, ir al domicilio y presentar a la cuidadora o el personal que va a prestar el servicio con el que siempre hay contrato de trabajo o relación laboral. No es contratar a través de una plataforma y que te manden a una persona a tu casa, sino que tienes un asesor en tu misma ciudad, que va a estar siempre cerca de ti.

¿Cómo es el modelo de franquicia?

La franquicia tiene un canon de entrada, que es distinto en función de la zona porque hacemos áreas más grandes o más pequeñas en función del número de habitantes. Tenemos dos canon: uno es de 10.900 euros más IVA y el otro es de 14.900 euros más IVA. También hay un royalty de explotación del 5% y otro de marketing del 2%. La inversión es reducida porque no se necesita un local -es opcional-, aunque sí pedimos tener un despacho, por ejemplo, en un centro de negocios para hacer entrevistas con clientes y empleados. En la inversión, hay que tener también en cuenta la compra de algún equipo informático, de material para la propia actividad y una partida de activos circulantes porque sí pedimos al franquiciado que tenga efectivo suficiente para que aguante los primeros meses de actividad hasta que el negocio llegue al punto de equilibrio. La inversión mínima es de unos 23.000 euros. Es un negocio de autoempleo para que lo gestione el propio franquiciado, lo que supone que, de inicio, no se tiene que contratar más personal de gestión.

¿Qué ingresos se pueden obtener con una franquicia?

Una franquicia consolidada con varios años de actividad, está por encima de los 300.000 euros de facturación anual. Los ingresos son muy recurrentes porque los clientes suelen ser fijos. Por ejemplo, el cliente tipo en servicio doméstico nos contrata tres horas a la semana. Y, en el caso del cuidado de personas mayores, se necesita un volumen de horas mayor, que también es semana tras semana. Esto genera ingresos recurrentes, que es lo que buscan todas las empresas y que, en Interdomicilio, por el sector de actividad, nos viene ya implícito.

¿Cómo se elige al franquiciado?

El proceso de selección del candidato comienza por saber su experiencia y formación y también conocerle personalmente porque lo que más valoramos son las habilidades personales y el carácter de esa persona. Es muy importante el contacto físico -o virtual en estos momentos- para conocer al candidato y que podamos valorar si es apto para gestionar la franquicia y si lo visualizamos como potencial socio para trabajar en el día a día porque, al final, el franquiciado es un socio con el que tienes que crecer de forma conjunta cada día y necesitamos personas con las que puede haber ese feeling, esa coordinación, con nosotros. Siempre intentamos que sea una relación muy cercana.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin