Aragón

Alcora comercializa un robot desinfectante con luz ultravioleta que destruye virus y bacterias

Zaragoza

La empresa aragonesa comercializa el robot desinfectante UVR-bot, cuyo manejo con control remoto y avanzada tecnología puede, por ejemplo, desinfectar un box de UCI en 20 minutos de forma totalmente segura.

Con la irrupción de la COVID-19 se ha puesto de manifiesto la mayor necesidad de contar con zonas, espacios y superficies no solo limpias, sino también bien desinfectadas. Un proceso que se puede acometer a través de luz ultravioleta (UV), que tiene una eficacia para acabar con los patógenos cercana al 99,96%.

La luz ultravioleta C permite acabar con bacterias, hongos y virus, ya que se desactiva el ADN y el ARN de estos microorganismos y se evita su replicación con determinadas longitudes de onda. Una capacidad y eficiencia ante la que el Ministerio de Sanidad ha sugerido que los dispositivos UV-C reducirían la población vírica de una forma rápida y fácil.

Y en esta línea se ahonda con UVR-bot, un robot que se caracteriza por su capacidad de desinfección, pudiendo desinfectar un box de una UCI en poco más de 15 minutos haciendo uso de la luz ultravioleta. No obstante, este robot también puede emplearse en la desinfección de autobuses, aviones u otros medios de transporte, así como salas de espera, centros de mayores, colegios, entidades bancarias, aseos, ascensores u hoteles, entre otros posibles emplazamientos.

Un robot que es fruto de la colaboración entre la empresa zaragozana Alcora, especializada en salud ambiental, y la argentina UV Robotics, que han establecido una alianza con el fin de comercializar en España esta tecnología puntera para luchar contra la COVID-19.

La desinfección con este robot no solo es más fácil y rápida, sino que también es más segura que el uso de productos químicos convencionales que pueden conllevar riesgos para quien los inhala. Además, el robot no precisa del llamado 'plazo de seguridad', que puede ser de hasta tres horas, de manera que la estancia puede ser utilizada inmediatamente tras haber sido desinfectada.

Además, es posible manejar el robot con mando a control remoto en lugar de hacerlo con un móvil o app, consiguiendo así ganar en precisión en comparación con otros sistemas. Un control con el que se evita a su vez que las personas se vean expuestas a ambientes contaminados para hacer la desinfección.

Es más, gracias a la inteligencia artificial y cámaras y sensores, el robot interrumpe la desinfección si detecta la presencia de personas. Un sistema que también sirve para hacer un mapeo de la estancia y calcular el tiempo y la posición en la que tiene que estar el robot en cada momento.

"Esta tecnología permite establecer pautas menos contaminantes con el medio ambiente, un mejor uso de los recursos y un beneficio sanitario evidente para el ser humano al no exponerlo a los riesgos derivados del uso de productos químicos", ha afirmado Miguel Sánchez, gerente de Alcora Salud.

El robot tiene 16 tubos de 30W de luz UV-C germinicida, que están dispuestos en 360 grados para que la luz llegue hasta cualquier rincón. Además, con una plataforma omnidireccional, se facilita su movimiento.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin