Aragón

Cerca de 5.000 médicos están llamados a la huelga en Aragón para exigir soluciones a las deficiencias del sistema sanitario

Zaragoza

El paro se lleva a cabo ante la total falta de respuesta del Ministerio de Sanidad a las peticiones sindicales, que comprenden desde mejoras en la financiación y en las plantillas a la retirada inmediata del Real Decreto Ley 29/2020, que permite contratar médicos sin especialidad, o una nueva regulación de la relación laboral de los MIR.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos de España (CESM) mantiene este martes, 27 de octubre, la primera jornada de la huelga nacional de médicos convocada.

En Aragón, los Sindicatos Médicos de Aragón, CESMAragon y FASAMET, respaldan la convocatoria y han llamado a sumarse a este paro de 24 horas a unos 4.200 médicos de Atención Primaria y Hospitales, además de 600 MIR.

El Comité Nacional de Huelga ha decidido continuar con las movilizaciones programadas tras la proclamación del Estado de Alarma y de la actual situación actual de la pandemia, destacando la grave situación de la Sanidad Pública y el "absoluto desprecio" del Ministerio hacia sus reivindicaciones, ya que se explican que se niegan a negociar la principal de sus reclamaciones: la retirada del Real Decreto Ley 29/2020 de medidas urgentes en materia de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud.

La totalidad del colectivo médico y numerosas organizaciones destacan que esta norma priva a los pacientes de sus derechos en materia de salud y a los médicos de sus derechos laborales.

Además, esta norma abre la vía de ejercicio a los médicos extracomunitarios sin título MIR, lo que supone un agravio y una disminución de la calidad de la asistencia que puede poner en riesgo la seguridad clínica de los pacientes.

Los sindicatos añaden que, con la excusa de las necesidades derivadas de la pandemia, el RDL atenta contra otros derechos laborales, como permitir que el personal médico pueda ser trasladado forzosamente a otro centro e incluso a un puesto de otra especialidad.

Los objetivos de la huelga incluyen a su vez la retirada inmediata del RDL, solvencia financiera para una asistencia de calidad, una nueva regulación de la relación laboral del colectivo MIR que mejore sus condiciones laborales y formativas y con aumento de las plazas, plantillas adecuadamente dimensionadas, jubilación flexible entre los 60 y 70 años y mejora de las condiciones laborales y la presión asistencial.

La huelga también denuncia los recortes que está sufriendo desde hace años el Sistema Nacional de Salud, fruto de la insuficiencia financiera y los graves defectos de planificación y gestión; así como la precariedad laboral derivada del abuso de la temporalidad y la falta de procesos selectivos y de movilidad; la sobrecarga asistencial. Unos problemas que se han hecho todavía más evidentes con la pandemia por la COVID-19.

Aparte de esta jornada de huelga, CESMAragón y FASAMET llevarán además su protesta contra el Real Decreto Ley 29/2020 a las concentraciones convocadas por CEMSATSE, unión sindical de la que forman parte junto al sindicato de enfermería SATSE, cada jueves a las 17.00 horas, y con las que se están denunciado las graves carencias del sistema sanitario ante el Gobierno de Aragón. Durante el paro, se cumplirán los servicios mínimos decretados por el Departamento de Sanidad, más elevados que en anteriores huelgas dada la situación de crisis sanitaria, han añadido.

En paralelo a las concentraciones de los "Jueves Sanitarios" convocadas por CEMSATSE, se mantiene también el calendario de movilizaciones convocado a nivel estatal por CESM, que continuará los paros de 24 horas el último martes no laborable de cada mes y que se transformarán en una huelga indefinida si no se retira el Real Decreto Ley.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin