Aragón

Más del 50% de los emprendedores y autónomos afirma que su productividad ha caído con la COVID-19

Zaragoza

El 57,80% de los emprendedores y autónomos aragoneses reconoce que su productividad se ha visto disminuida durante el confinamiento a raíz de la COVID-19 frente a un 42,20%, que indica que la ha mantenido en los niveles previos a la pandemia.

Los emprendedores y autónomos de Aragón figuran entre los que más han notado la caída de la productividad en el confinamiento, siendo tan solo superados por los de Cataluña, donde este porcentaje se ha situado ligeramente por encima con el 58,90%% La media española es del 54,55%, según se recoge en los datos de la encuesta realizada por LevelUP, escuela de negocios para pymes y autónomos, facilitada a elEconomista

Entre quienes han notado afecciones, el 81,30% reconoce que la disminución de la productividad ha sido "mucha", porcentaje que es más elevado que en el conjunto del país, ya que los emprendedores y autónomos españoles reconocen este nivel de afección en un 77,93%.

Los encuestados aragoneses también temen por un segundo confinamiento, ya que el 50,50% afirma que cree que su economía personal empeoraría si se produce de nuevo esa situación -en España es el 51,88%- frente al 35,30% que afirma que se mantendría. Sólo el 1,90% opina que su economía mejoraría en el caso de Aragón y el 2,10% en España.

En el caso de haber un segundo confinamiento, las afecciones sobre la economía del negocio son similares, pero algunos porcentajes son superiores. Por ejemplo, el 61,30% cree que se produciría un empeoramiento, mientras que el 25% señala que se mantendría. Asimismo, el 10,90% indica que mejoraría. En España, la percepción es similar, puesto que el 58,82% opina que empeoraría; el 25,57% que se mantendría y el 12,93% que mejoraría.

Con la pandemia, los emprendedores y autónomos tuvieron que recurrir a medidas, sobre todo, en la etapa del confinamiento. Es una situación que la mayoría no descarta en el caso de tenerse que producir un segundo confinamiento. El ERTE es la opción a la que recurrirían la mayoría con el 33,30%. Un porcentaje que es muy similar en el conjunto de España con el 33,17%.

Además, también se señala al cierre con el 14,80% de los emprendedores y autónomos -el 13,10% en España- y a los despidos a los que se cree que se tendría que recurrir en el 10,80% de los encuestados en Aragón y el 12,37% en España.

Un 4,9% asegura que no tendría que recurrir a ningún tipo de medida, registrándose este dato tanto en la comunidad aragonesa como en el conjunto del territorio nacional.

Conciliación

La encuesta, que fue realizada entre los meses de agosto y septiembre, también refleja que el teletrabajo ha sido utilizado por el 57,10% de los aragoneses frente al 42,90% que no utilizaron este canal.

La conciliación del teletrabajo con los hijos ha sido uno de los principales obstáculos para los emprendedores y autónomos, ya que el 75,40% de los padres y madres tuvo que encargarse de los menores durante el estado de alarma. Cabe destacar que el 70,20% de los encuestados tiene hijos en edad escolar que dependen de ellos.

La encuesta ha sido realizada entre emprendedores y autónomos que, en su mayoría tienen una edad de entre 35 y 44 años de edad (el 42,50%), y cuya actividad se desarrolla en servicios para empresas o particulares en el 47,80% de los casos, al comercio y distribución en el 30,20% o bien son fabricantes (4,80%), entre otros sectores.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.