Aragón

SOA aboga por una regulación del teletrabajo propia en Aragón

Zaragoza

La organización sindical ha anunciado que trasladará a la negociación colectiva sus reivindicaciones a modo de "parches" que complementen el decreto con el que afirman que conlleva un aumento de la precariedad laboral.

El sindicato ha considerado, ante la futura Ley del Teletrabajo, que se hace necesaria una regulación "propia desde Aragón para Aragón, sin injerencias externas. Es nuestra normativa propia y la negociación colectiva en Aragón la mejor fórmula para responder de la mejor manera a nuestras situaciones específicas. Llevamos años reclamando un Marco Aragonés de Relaciones Laborales para acabar con lo impuesto desde Madrid y responder de forma más adecuada a las necesidades de la sociedad aragonesa", han apuntado.

En esta línea, SOA ha añadido que "exigimos a la representación aragonesa en el Congreso de los Diputados, que en la ley definitiva reguladora del Teletrabajo se abra la posibilidad de realizar una regulación propia en Aragón".

El sindicato considera que en el Decreto que se prepara desde el Gobierno central "no se regula como derecho de las trabajadoras y trabajadores, sino como una opción voluntaria de la empresa y sus trabajadores y trabajadoras. Entendemos que el Decreto acentúa la posición de fuerza de las empresas a través de la unilateralidad ya que pueden imponer su negativa aún en los casos que pueda realizarse este tipo de trabajo desde el domicilio".

SOA también ha señalado que el decreto deja fuera a miles de trabajadores aragoneses, que se han visto a abocados a esta fórmula de trabajo por la COVID-19, "lo que supone que el Decreto no deja de ser un 'papel mojado' sin utilidad real dejándolos sin Derechos".

El sindicato ha incidido en que su redacción no contempla la realización de un listado de puestos de trabajo que puedan ser derivados al teletrabajo y/o trabajo no presencial. Una vez elaborada esa relación de puestos, las empresas no podrían negarse a las peticiones realizadas por las trabajadoras y trabajadores siendo su aplicación real.

Además, tampoco "se concreta una cantidad mínima para compensar los gastos reales (agua, luz, internet, espacio destinado...) generados por realizar la actividad desde el domicilio ni el material mínimo básico para prestar el Servicio cumpliendo la LPRL y que ocurre con la aplicación de la LOPD".

SOA pone el foco a su vez en la exigencia de realizar al menos el 30% de la jornada laboral en la modalidad de teletrabajo o trabajo no presencial para ser "incluido" dentro de su ámbito de regulación y la firma de un contrato que deberá ser revisado con la representación Sindical porque dejaría fuera a los trabajadores que teletrabajen por debajo del 30%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.