Aragón

Aragón lidera la investigación para poder exportar la cereza a Asia sin que pierda calidad

Zaragoza

El grupo de cooperación CEREZA+i, liderado por la Estación Experimental de Aula Dei del CSIC, ha obtenido cofinanciación a través de Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) por valor de 106.500 euros para investigar las formas de alargar la vida de las cerezas para poder exportarlas a mercados lejanos como Asia en los que crece el interés por esta fruta.

Este grupo de cooperación ya ha comenzado a trabajar en poner en valor la alta calidad de la cereza española como producto exportable a países de la Unión Europa como, por ejemplo, China donde está creciendo el interés por este producto.

El grupo de cooperación CEREZA+i, que fue creado en el marco del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020, pretende así con esta línea de trabajo dar respuesta a la necesidad del mercado nacional actual, que demanda mayor exportación de productos por la elevada producción de cereza en España, así como por el interés que genera esta fruta en mercados internacionales como los asiáticos por su calidad.

Esto hace necesario buscar nuevas estrategias agronómicas y de conservación para que el producto llegue en perfecto estado a su destino. Un objetivo que también requiere el uso de la tecnología 4.0.

En la actualidad, España ocupa el cuarto lugar en volumen de exportación a nivel global, con una producción de entre el 25% y el 30%. Dentro de los mercados, la Unión Europea es el principal tanto para las cerezas aragonesa como española, que son transportadas por tierra o aire en breve espacio de tiempo.

Ahora, con este proyecto, el objetivo es poder exportar a mercados más lejanos a través del transporte marítimo en un plazo de tiempo hasta el destino final de unos 30 días, sin que la cereza pierda calidad y vida útil.

CEREZA+i es un proyecto integrado por cinco socios. Además de la Estación Experimental de Aula Dei, también aportan su experiencia en el sector y su conocimiento científico el Parque Científico-Tecnológico de Aula Dei (PCTAD), la Asociación de Productores "El Compromiso", PAINTEC S.L., y CARDONA Y CELMA S.L.

En concreto, el Grupo del CSIC en la Estación Experimental de Aula Dei ya lleva años trabajando en esta vía y la esencialidad de aplicar esta metodología está suficientemente demostrada, especialmente en especies frutales leñosas.

Según ha explicado Jesús Val, coordinador del proyecto CEREZA+i, es clave "combinar prácticas agronómicas innovadoras que estamos desarrollando en la Estación Experimental con otras más convencionales, con el objetivo de mantener el estatus nutricional e hídrico de la planta equilibrado, lo que nos permitiría mantener durante todo el año las reservas de elementos esenciales para asegurar la calidad de la futura producción y, además, evitar el estrés abiótico que pueda sufrir el árbol tras la recolección, algo que interferiría negativamente en la calidad de la producción en campañas posteriores".

En consecuencia, la optimización de estos factores permitirá al sector disponer de frutos de alta calidad y larga vida útil, facilitando su comercialización en nuevos mercados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.