Aragón

Pedro Lozano: "Hay que desarrollar iniciativas para consolidar empresas más que centrarse en emprender"

Zaragoza

Emprendedor por naturaleza, Pedro Lozano inició su actividad empresarial con Imascono, compañía de tecnologías creativas y realidad extendida, en el año 2008 -aunque fue en 2011 cuando constituyó la sociedad-, y con Chromville, centrada en educación creativa, en 2014. Es presidente de AJE Aragón desde diciembre de 2017.

¿Cómo está afectando la crisis sanitaria a los jóvenes empresarios?

A día de hoy sigue siendo la incertidumbre económica que hay con vistas principalmente a que, a final de año, pueda haber otro rebrote de la pandemia. Estamos viendo que los presupuestos están parados en las grandes empresas, la gente da un poco el año por perdido y paralizado y se está evitando cualquier gasto. Para los jóvenes empresarios es preocupante porque la mayoría de nosotros no tenemos estructuras sólidas en cuanto a equipo ni financiación y las líneas de crédito que se están proponiendo son pan para hoy y hambre para mañana.

¿Qué medidas serían necesarias?

Todo lo que sea evitar cualquier tipo de gasto como las cuotas de los autónomos y retraso en los pagos de IVA y de los diferentes impuestos y, al final, cualquier incentivo o ayuda económica que permita liquidez a las empresas porque, a día de hoy, no se tiene ni tampoco tesorería importante. Todo lo que sea ayuda para tener flujo económico es vital para cualquier empresa y especialmente para los jóvenes empresarios por que, en general, somos empresas jóvenes y no hemos tenido capacidad de tener una estructura económica sólida y más teniendo en cuenta que la mayoría hemos crecido en tiempos de crisis. Hablando con las empresas, nos cuentan que antes de 2008 se ganaba dinero, pero la mayoría ahora es supervivencia y los márgenes se han reducido al máximo. [ver más información en el Superlunes de elEconomista]

Las jóvenes empresas no se han librado de la caída de la facturación.

En AJE Zaragoza hicimos las jornadas 'Visiones para el Futuro' para analizar cuál era la situación de los jóvenes empresarios. Se hablaba de que las empresas iban a dejar de facturar hasta un 30% respecto a otros ejercicios. Hoy las perspectivas son aún más negativas y, probablemente, las empresas jóvenes reduzcan hasta un 50% la facturación.

¿Es más difícil emprender ahora que en 2008?

Nosotros empezamos en 2008. Las dificultades siguen siendo similares, incluso te diría que hoy tienes ciertas facilidades o ventajas en relación a la anterior crisis porque en la digitalización existen más herramientas, son más accesibles y están más democratizadas para cualquier tipo de negocio. Pero, al final, la globalización supone una competencia feroz. Lo mismo que tienes infinidad de oportunidades tienes infinidad de amenazas e, incluso, algunas que no concebíamos como una crisis sanitaria. Lo que está claro es que emprender es una aventura compleja, que lleva sacrificio y dejar muchas cosas de lado. No puede ser el discurso de empujar a que todo el mundo emprenda. Y, ya que somos realistas, hay que cuidar a los emprendedores, porque las pymes somos el motor de la economía.

¿Se necesitan más facilidades para emprender?

Es importante generar ecosistemas. Nosotros participamos en el vivero-semillero de Zaragoza Activa Creo que es fundamental que haya iniciativas públicas que permitan a los emprendedores acceder a la formación y a financiación, que tengas un programa específico para emprender. De la hornada de nuestra edición, creo que solo seguimos activos tres o cuatro empresas de 20 que estábamos. El porcentaje es mínimo. El 87% de los autónomos que se habían acogido a la tarifa plana han cerrado y el 90% de los emprendedores o empresarios que monta una empresa fracasa. Son estadísticas horribles. Pero tampoco llevemos la responsabilidad solo a los gestores públicos. También nosotros, como consumidores, tenemos un gran poder para cuidar a las empresas y fomentar la economía en nuestro territorio. A nivel público, creo que es importante que haya ecosistemas que puedan facilitar la creación de empresas y que no nos centremos tanto en el emprender sino en consolidarlas. El tamaño de las empresas es muy importante en un mundo globalizado y competitivo y no es tan determinante generar tantas empresas, sino que las que tenemos se mantengan y se consoliden porque para competir tienes que tener grandes estructuras. Nosotros no podemos competir con empresas de EEUU o China, que son mercados enormes. Se deberían buscar más iniciativas de consolidación y desarrollo de empresas que tienen un cierto volumen más que en centrarse en emprendimiento porque el 90% de las iniciativas fracasan.

Detrás de estos fracasos, ¿está emprender por necesidad?

El aprendizaje que debemos extraer de 2008 es que apostar por el emprendimiento no es una salida para reducir el paro. Te quitas hoy estadísticas de desempleo, pero luego el 90% de esas personas fracasa. Emprender por necesidad es uno de los mayores errores. En cuanto a prospección de los negocios, uno de los determinantes son la constancia y la exigencia que conlleva poder estabilizar una empresa desde los inicios porque, ahora mismo, los márgenes no son muy elevados y requiere trabajar sesiones de 12 a 14 horas. Es normal que la gente acabe agotada a los dos o tres años porque es una vida sacrificada y algo muy complejo. La exigencia de emprender y el poco retorno en cuanto al margen económico que recibes hacen que muchas personas se echen para atrás. También hay que tener sentido común. Muchas veces se crea una empresa sin analizar bien la viabilidad del negocio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.