Aragón

Las principales claves para promocionar y vender productos de alimentación en las redes sociales

Marta Tornos, directora de Proyectos de Marta Tornos Comunicación con su equipo. Foto cedida por Gabi Orte.
Zaragoza

Las redes sociales siempre han sido un buen escaparate para dar a conocer productos alimentarios. Con la COVID-19, su importancia ha crecido, acelerando la estrategia digital de promoción y comercialización de las empresas del sector de alimentación que, sobre todo, se han visto afectadas por el cierre de los canales de hostelería y restauración. Una ventana de oportunidad en la que no todo vale y que requiere conocer una serie de claves para sacarle el máximo partido.

"El entorno digital es una gran oportunidad para estar en contacto con el consumidor, seguir vendiendo y descubrir nuevas oportunidades porque las redes sociales aportan información sobre el consumidor, distribuidores, importadores... que hay que analizarla", explica Marta Tornos, directora de Proyectos de Marta Tornos Comunicación, a elEconomista.

La falta de análisis es uno de los principales errores que se comete, ya que "no se aprovecha. Se fijan en los 'me gusta' o en el número de seguidores, pero no se exploran las herramientas de estadísticas para saber quién nos sigue, la edad, sexo, las publicaciones que gustan más o menos... Hay que preguntarse si están ahí mis seguidores y si puedo vender más".

"No se está concienciado de que las redes sociales son una oportunidad de negocio. Teniendo información de quién nos sigue, podemos plantearnos buscar nuevos seguidores con herramientas de anuncios de Twitter, Facebook o Instagram. Estas herramientas nos permiten segmentar e ir a nuestro público objetivo", añade Marta Tornos.

La presencia en el entorno digital tiene que estar planificada, además de crear contenidos y de hacer mediciones para lo que es de ayuda tener una tabla de planificación con todas las estadísticas de las redes sociales para, por ejemplo, hacer una recogida semanal y tener la vista mensual. Al final, se tiene un cuadro de mando de las redes sociales de todo el año que va a permitir sacar conclusiones, ver tendencias, saber lo que ha gustado más...

La creación del contenido es clave. "No hay que crearlo a peso. Es importante que las empresas trabajen las dimensiones de la marca" porque, en caso contrario, "nos vamos a bloquear y no sabremos qué decir en las redes".

La marca debe trabajarse desde tres dimensiones: funcional, emocional y social. La dimensión funcional está relacionada "con lo que hace la marca por mí, la atención al cliente, entregas de producto..." Por su parte, la dimensión emocional comprende "las emociones que quiero hacer sentir con mi marca, los recursos o sensaciones", mientras que la dimensión social comprende los valores, transparencia o la contribución que se realiza a la sociedad.

Trabajar estas tres dimensiones de la marca es fundamental, sobre todo, "en un nuevo escenario en el que hay que hablar de dimensión funcional porque las medidas de higiene y seguridad dan confianza en la nueva situación; emocional para transmitir tranquilidad y confianza para que los clientes vuelvan a comprar en mi negocio", además de mostrar cómo se contribuye a la sociedad dentro de la dimensión social de la marca.

Es un trabajo en estas tres dimensiones que ayuda a crear contenidos y a construir una propuesta de valor. "No hay que tener las redes sociales por que sí. Hay que pensar para qué quiero las redes sociales", incide Marta Tornos, quien ha impartido tres webinars sobre las oportunidades de venta y promoción en redes sociales dentro de la iniciativa Comparte el Secreto del Gobierno de Aragón.

Otra de las claves fundamentales para aprovechar estos canales es tener la web actualizada y la tienda online operativa. Tampoco se debe parar la presencia en las redes sociales en tiempos de crisis. "No se debe dejar de comunicar, de informar de los canales de venta, si se sirve a domicilio, si se ha puesto en marcha tienda online..."

Y no hay que olvidarse de que las redes sociales son tan importantes como un Departamento de Producción, Contabilidad… "Es nuestra imagen de marca y, al final, va a quedar huella en Internet de lo que se diga de nuestra marca". Con independencia de que se tenga un community manager interno o externo, hay que plantear objetivos alineados".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin