Aragón

La producción del Opel Crossland X se retoma en la planta de Figueruelas con 1.500 trabajadores

Zaragoza

La planta zaragozana de Figueruelas de Groupe PSA ha reiniciado la producción en su línea 1, en la que se fabrica el Opel Crossland X, tras el arranque de la línea 2 con el Corsa el pasado 13 de mayo. De esta forma, a los 2.000 empleados que ya estaban en las instalaciones se suman otros 1.500 en turnos de mañana y tarde. La factoría tuvo que estar parada casi dos meses por la crisis sanitaria y ahora está recuperando la fabricación de sus modelos de forma progresiva.

El Opel Crossland X inició su trayectoria industrial en 2017. Desde entonces, más de 320.000 unidades de este SUV compacto han salido de la fábrica aragonesa, donde se ensambla en exclusiva mundial. Cuenta, según acabados, con faros LED, pantalla de proyección (head-up display) y cámara de visión trasera panorámica de 180 grados con asistente avanzado de aparcamiento.

Incorpora además la alerta de colisión frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia, la alerta de somnolencia del conductor, la alerta de cambio involuntario de carril, el reconocimiento de señales de tráfico y el sistema de alerta de ángulo muerto.

En cuanto a conectividad, ofrece la tecnología multimedia IntelliLink, compatible con Apple CarPlay y Android Auto e incluye una gran pantalla táctil a color de hasta ocho pulgadas. Los smartphones compatibles se pueden cargar mediante la carga inalámbrica inductiva.

Sus asientos son ergonómicos y cuentan con certificados por AGR. Por otra parte, el volumen máximo del maletero de 520 litros, sin abatir los asientos traseros. Los pasajeros de la parte trasera tienen la posibilidad de ajustar su asiento longitudinalmente 150 milímetros, con lo que se aumenta el espacio para las piernas o la capacidad del maletero.

Incorporación de trabajadores

La planta de Figueruelas continúa desde el 11 de mayo, con la incorporación de sus trabajadores a la actividad después de que tuviesen que parar el 17 de marzo por la crisis del coronavirus.

La primera línea en incorporar alguno de sus turnos fue la del Opel Corsa, seguida este lunes por la actividad en la línea 2, donde se fabrica el Citroen C3 Aircross y el Opel Crossland X. Ahora hay unas 3.500 personas trabajando en la factoría.

Este viernes, la compañía comunicaba al comité de empresa el reinicio de la actividad productiva en el turno de noche, a partir de las 22.00 horas del lunes 15 de junio, con la puesta en marcha de un equipo flexible para trabajar indistintamente en cualquiera de las dos líneas productivas --Opel Corsa y Opel Crossland/ Citroen C3 Aircross-- en función de los requerimientos del mercado.

Con el reinicio de la producción del turno de noche, la capacidad productiva de la planta de Zaragoza de Groupe PSA, con cinco equipos de trabajo, se coloca ya por encima del 80 por ciento de la capacidad previa al inicio de la COVID-19. Asímismo, se ha comunicado la programación de un turno productivo de fin de semana, en ambas líneas, el sábado 20 de junio.

"Estamos recuperando la actividad productiva de forma progresiva y priorizando la seguridad de los empleados. Recuperar nuestra producción y volver a la normalidad es vital para nuestra empresa, la base de proveedores y en general para todo el ecosistema que depende de nosotros. El ritmo de esta recuperación de la actividad dependerá de la evolución de la demanda en los mercados destinatarios de los modelos que producimos", ha señalado la compañía.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin