Aragón

Los centros comerciales reabren sus puertas con medidas de seguridad para evitar la expansión del Covid-19

Zaragoza

Los centros comerciales de GranCasa y Puerto Venecia, además de grandes superficies como Ikea, han reabierto sus puertas tras haber introducido medidas de seguridad sanitaria para prevenir la expansión del coronavirus.

Con la entrada de la provincia de Zaragoza en la fase 2 del proceso de desconfinamiento, las grandes superficies y establecimientos comerciales han vuelto a abrir sus puertas, tras permanecer cerrados desde el inicio del estado de alarma con todas aquellas actividades no esenciales. Una apertura esperada por los clientes y que se ha realizado extremando las medidas de seguridad con el fin de garantizar la salud y evitar la propagación y expansión del Covid-19.

Dentro de los establecimientos que han abierto sus puertas en Zaragoza, está el centro comercial GranCasa en el que el 70% de los establecimientos están operativos. La previsión es que en los próximos días abran el resto de comercios.

El centro comercial de GranCasa ha diseñado un plan con el que ya se permitió el funcionamiento de las tiendas autorizadas en las fases anteriores del plan de desconfinamiento y que se ha seguido implementando para afrontar esta nueva etapa y tratar de volver a la normalidad. No obstante, Grancasa sí mantiene su horario habitual de apertura al público, pero se permite que las tiendas puedan establecer el suyo entre las 12.00 y 20.00 horas.

Entre estas medidas, se encuentra la instalación de dispensadores de gel desinfectante en todas las entradas del centro y en los lugares de mayor afluencia como baños o cambiadores de bebés, así como el refuerzo de los equipos y rutinas de limpieza para la desinfección de todas las superficies.

GranCasa también ha reforzado las rutinas de limpieza de los sistemas de ventilación y se han colocado señales que promueven el flujo y la movilidad ordenada y distancia social recomendada. A todo ello se suma la vigilancia activa y la difusión frecuente de mensajes para fomentar buenas prácticas, la provisión de equipos de protección personal como guantes y máscaras a todos los proveedores de servicios, entre otros.

Medidas de seguridad se han introducido igualmente en Puerto Venecia, parque de ocio y comercial que ha implementado más de 50 para ofrecer una visita segura a los usuarios. Este centro, que tiene el aforo reducido, abre en su horario habitual de 10.00 a 22.00 horas, aunque alguno de sus operadores puede variarlo.

Dentro de las medidas implementadas está el control de aforos y de acceso al centro con un sistema de conteo, información que está disponible para que las personas puedan planificar su visita. También se han habilitado zonas de espera en exteriores y marcas de señalización en el suelo, entre otras muchas.

Ikea recupera el empleo

Y, precisamente, en Puerto Venecia han abierto también grandes superficies como Ikea, que ha reincorporado a la totalidad de su plantilla, a pesar de no estar operativa al 100%. 

El establecimiento, al igual que en los centros comerciales, ha introducido un protocolo de seguridad y salud para garantizar una compra y experiencia segura para los clientes, empleados y proveedores. Una incorporación de la plantilla con la que se cancela el ERTE para 280 empleados en Zaragoza, que llevó parejo un plan de medidas laborales y la asunción de no realizar ningún despido, complementando el salario hasta su práctica totalidad, entre otras medidas.

Ikea, además, acaba de firmar un acuerdo de adaptación de la jornada dentro del acuerdo horario -es aplicable a lo que resta de 2020-, que recoge medidas como adaptaciones horarias, cambios de horario y turno en la plantificación entregada, solicitud de reducción de jornada temporal sin necesidad de justificar la causa o excedencias temporales y extraordinarias con reserva del puesto de trabajo, entre otras.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin