Aragón

BBVA facilita que 2.700 empresas conozcan su huella de carbono

Zaragoza

El agregador financiero BBVA One View incorpora esta funcionalidad con la que las empresas, a través del análisis de datos, pueden conocer la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria.

Un total de 2.702 empresas en Aragón disponen ya de esta información, que les ayuda a implementar acciones de cara a reducir sus gastos de energía y generar un impacto positivo en el planeta, aparte de contribuir a que se exploren nuevas líneas de negocio más sostenibles que faciliten la recuperación de la actividad en este contexto de la Covid-19.

Con esta herramienta, el cálculo de la huella de carbono se realiza a partir de los movimientos que se producen en las cuentas agregadas de la empresa y que están relacionados con los gastos de electricidad, gas o combustible.

La nueva funcionalidad, utilizando esta información, convierte los gastos de energía en toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera por la actividad empresarial. Sin que la empresa tenga que introducir ningún dato adicional, se aplica el factor de emisión de CO2 a la estimación de la cantidad de energía consumida en cada uno de esos gastos.

La herramienta también muestra la evolución mensual y la de los gastos energéticos asociados para que la empresa haga un seguimiento de sus emisiones y gastos de energía. Una información que se muestra de manera simplificada y para lo que se recurre al uso de referencias como el número de árboles que equivalen a una tonelada de carbono, entre otras opciones.

El objetivo es así contribuir a una mayor concienciación de las empresas sobre las consecuencias e impacto ambiental de su actividad productiva en el planeta, aparte de facilitar que avancen hacia una transición y un modelo más sostenible para lo que se ofrecen también recomendaciones prácticas sobre las medidas a adoptar para ser más eficientes desde el punto de vista energético y mejorar la cuenta de resultados.

Unas medidas que son importantes porque conocer la huella de carbono puede suponer ampliar las capacidades de negocio al obtener mayor puntuación a la hora de optar a concursos abiertos por la administración pública. Igualmente, muchos consumidores exigen a las empresas el cuidado del medioambiente y prefieren las compañías sostenibles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.