Aragón

La brecha digital afecta a cerca de 8.500 estudiantes en Aragón

Zaragoza

La comunidad aragonesa es la cuarta comunidad con más alumnos en el medio rural. Los estudiantes tienen que hacer frente a los problemas de conexión a Internet. Una brecha digital que afecta a alrededor de 8.500 alumnos de Educación Infantil y Primaria que cursan sus estudios en centros rurales.

La conexión a Internet se ha convertido en necesaria para cursar los estudios, pero aún se ha hecho más imprescindible con la crisis de la Covid-19 y el cierre de los colegios, pasando las clases y las diferentes actividades de los centros escolares a realizarse a distancia y a través del canal online.

Una situación ante la que los escolares de Aragón no parten de una situación igualitaria. Los datos del Ministerio de Educación reflejan que 8.496 estudiantes de Educación Infantil y de Primaria están escolarizados en los centros rurales agrupados de esta comunidad, situándose en el foco de la brecha digital ante las dificultades generalizadas para disponer de conexión a Internet en el medio rural.

Aragón es la cuarta autonomía con más alumnos en la España despoblada, situándose tan solo por detrás de Castilla y León con más de 15.000, Andalucía con 11.000 y Cataluña con 10.400. Son estudiantes que están en 75 centros y que proceden de 317 localidades.

Los estudiantes no son los únicos afectados por la brecha digital. También esta falta de acceso a una conexión por Internet dificulta el teletrabajo, que también se ha convertido en clave para muchos profesionales ante la pandemia.

En concreto, se estima que más de 15.700 personas en Aragón no tienen acceso a una conexión a Internet de calidad, localizándose principalmente esta población en las zonas rurales, despobladas o de difícil orografía.

Una brecha digital y carencia de infraestructuras de telecomunicaciones ante la que la compañía de telecomunicaciones Eurona está desarrollando una serie de acciones concretas para reducir la brecha digital y garantizar la inclusión digital de cara a favorecer que los niños tengan las mismas oportunidades de finalizar el curso escolar con independencia de dónde vivan con soluciones de tecnologías ubicuas y flexibles como el satélite o el 4G.

Son tecnologías que proporcionan una conexión a Internet de calidad para educación, teletrabajar, realizar consultas a distancia o para el entretenimiento.

Este fin de la brecha digital en las zonas en las que se han instalado este tipo de soluciones ha permitido que el tráfico de Internet en zonas rurales se haya triplicado en los hogares ahora conectados, sobre todo, para utilizar el correo electrónico, plataformas de reunión, redes sociales y plataformas de entretenimiento, entre otros servicios, de acuerdo con los datos de la compañía.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin