Aragón

La empresa de palés de plástico Ribawood aumenta su producción al disparase la compra de alimentos

Zaragoza

La empresa aragonesa dedicada a la fabricación de palés de plástico Ribawood ha visto aumentada su producción durante los primeros días de crisis del coronavirus Covid-19. Este incremento se debe fundamentalmente a la subida en el consumo de productos alimenticios por parte de la población durante estos días.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el CEO de Ribawood, Santiago Castán, quien ha evidenciado que esto se debe a que fabrican un producto necesario para la cadena alimentaria y a que son proveedores de la logística que suministra a los supermercados de Mercadona.

"Trabajamos también para el sector cárnico y, en las últimas semanas, estamos notando que China se ha ido recuperando", ha detallado Castán. Ante este incremento de la demanda, han tenido que contratar a cinco personas más en logística, en total, ahora hay 104 empleados en las instalaciones de la empresa en el municipio zaragozano de Villanueva de Gállego.

Recomendaciones sanitarias

En este espacio, se esfuerzan por cumplir a rajatabla todas las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. De esta forma, han proporcionado mascarillas a todos los trabajadores que han podido, algunas de ellas cedidas por el Ayuntamiento de Villanueva de Gállego y a través de iniciativas individuales.

Asimismo, los trabajadores se lavan las manos frecuentemente y los puestos de trabajo están todo lo separados que se puede para no haya ningún contacto entre empleados que pueda propagar el Covid-19. Además, en los casos que es posible se ha apostado por el teletrabajo y se han evitado las reuniones presenciales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.