Aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza aplaza el pago del alquiler de abril de las viviendas municipales

Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido aplazar el pago de la mensualidad de abril del alquiler de las viviendas y locales comerciales de la sociedad municipal Zaragoza-Municipal, cuyos inquilinos lo abonarán a lo largo del año adaptando las cuotas para que les resulte menos gravoso ante la pandemia por coronavirus.

Esta medida la ha dado a conocer la concejal delegada de Vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Carolina Andreu, quien ha comparecido en rueda de prensa, junto al alcalde, Jorge Azcón.

Otra medida es poner a disposición de la Concejalía de Acción Social y familia las viviendas vacías que están pendientes de "pequeños acondicionamientos" para su uso, como el amueblamiento y también se dan de alta en los suministros. Ya hay cinco preparadas y amuebladas y en una semana estarán disponibles otras 20 viviendas más.

Andreu ha explicado que también se ha acordado suspender los alzamientos de viviendas municipales --en concreto hay previsto uno en la primera quincena de abril-- y tampoco se inician acciones judiciales para recuperar viviendas o las rentas de alquiler y se suspenden los iniciados.

"Cualquier alzamiento futuro el Ayuntamiento lo dejará sin efecto porque la crisis puede hacer que más personas no puedan pagar renta", ha indicado Carolina Andreu.

"Abrupto"

La concejal delegada de Vivienda ha explicado que estas medidas responden al cambio "abrupto" de la realidad y se ha rediseñado algunos aspectos como adaptar las vivienda municipales para facilitar a los inquilinos que permanezcan en el domicilio, junto a la moratoria en el pago de la renta para dar respuesta a las circunstancias económicas.

"La finalidad es responder a la situación excepcional por la crisis sanitaria y que las familias puedan seguir en sus casas", ha subrayado Carolina Andreu. Por ello, se atienden averías urgentes de fontanería, saneamiento, electricidad, ascensores y medidas contra incendios o situaciones de ruina que impiden continuar en el inmueble.

También los trabajadores sociales hacen un seguimiento y con atención telefónica y por correo electrónico en la dirección 'informacion@zaragozavivienda.es' para atender consultas y se colgarán en la web.

El alcalde ha elogiado que todas las áreas municipales "trabajan al 120 por ciento" y ha querido trasladar el mensaje "sencillo" de que nadie que este una en vivienda del Ayuntamiento y con dificultades económicas no tendrá problemas con la vivienda en la que habita".

Transporte

"Negociaremos con todos los proveedores", ha dicho Jorge Azcón ante la petición de la petición de la oposición de no abonar a la Sociedad de Economía Mixta (SEM) Los Tranvías de Zaragoza la subvención por los billetes no usados ya que en su día se hizo sobre un cálculo de viajeros que no se ha alcanzado y ese déficit corre a cargo del consistorio.

En cuanto a una posible devolución del dinero de los abonos de transporte por el confinamiento, ha indicado que "se valorará" porque no se había contemplado. "Es verdad que hay menos usos por el confinamiento y los ingresos de las contratas caerán radicalmente, pero se puede usar el transporte público. No obstante, se valorará", ha zanjado.

Por otro lado, ha asegurado que "no hay tensiones de tesorería" en el Ayuntamiento de Zaragoza y se trabaja para que los proveedores puedan cobrar en plazos adecuados. "Se respetarán los derechos laborales de los trabajadores de las contratas y actuamos para intentar que se respeten siempre al máximo posible", ha concluido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.