Aragón

Zaragoza quiere ser la primera ciudad de España en consumir y producir energía verde

Zaragoza

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha anunciado su intención de que en este mandato la ciudad sea la primera de España en consumir y producir energía renovable, como contribución del gobierno municipal y de la ciudadanía a la lucha contra el cambio climático.

De lograr este reto, Zaragoza se convertiría en una ciudad pionera en ser "prosumidora", un acrónimo para definir al consumo y generación de energía renovable. Este es el mensaje que trasladará Jorge Azcón en la mesa redonda en la que participará este miércoles, 11 de diciembre, en la Cumbre del Clima de Madrid (COP25), junto a los alcalde de otras ciudades europeas.

"Queremos ser la primera ciudad productora y consumidora de energía renovable", ha dicho el alcalde, para apuntar que Aragón es de las Comunidades autónomas en las que más cantidad de energía renovable se produce.

Azcón ha expuesto que el 56 por ciento de la energía que se consume en la actualidad en Zaragoza es renovable y para llegar al cien por cien se realizará un acuerdo de compra-venta directa, que se denomina PPA.

Se trata de suscribir "un contrato bilateral de energía para comprar el cien por cien" de alguna de las plantas de energías sostenibles "que hay alrededor de la ciudad". Ha puntualizado que se pondrá en marcha el próximo año, cuando se tenga que renovar el concurso de la energía que abastece al Ayuntamiento.

Retos

"El objetivo es ser responsables de nuestro consumo y colaborar de forma bilateral, además de dar ejemplo de lo que es estar comprometidos con el cambio climático", ha enfatizado Azcón, que ha añadido: "Queremos ser la primera ciudad que consuma y produzca energía renovable al cien por cien".

En su intervención, en la jornada 'Los retos de Zaragoza frente al cambio climático', que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de la capital aragonesa, el alcalde ha estimado que el ser "prosumidores" implicaría un ahorro de un 30 por ciento de los 20 millones de euros anuales que gasta el consistorio en energía.

"Se adquirirá en un concurso público, valorando con cuáles de los parques de alrededor de la ciudad se puede hacer un contrato" y se elaborará un pliego "para hacer posible ese acrónimo en Zaragoza de ser prosumidor".

Según ha apuntado, el ahorro del 30 por ciento del consumo se reinvertiría en eficiencia energética de viviendas o en movilidad eléctrica. "Así se entraría en un círculo virtuoso en el que solo falta voluntad política para aprovechar esa realidad y este gobierno la tiene", ha apostillado.

Sin huella de carbono

El alcalde se ha mostrado convencido de que es posible ser una ciudad sin huella de carbono mediante la colaboración público privada. Ha estimado que descarbonizar la movilidad es una "oportunidad" y la "clave" es la revolución ecológica para "salvar el planeta junto al desarrollo de empleos emergentes y las inversiones públicas y privadas".

Ha dicho que un 50 por ciento de las acciones para luchar contra el cambio climático necesitarán del impulso público porque tiene un coste muy superior a otras alternativas y ha aludido a la distribución de la financiación local, que solo representa el 16 por ciento de todo el gasto público frente a otras Administraciones. "Son los que menos recursos tienen para luchar contra el cambio climático", ha señalado.

Azcón ha avanzado que en la mesa redonda del COP25 de Madrid propondrá que no solo es necesario crear un observatorio de la energía, sino que es determinante disponer de un índice de sostenibilidad de las ciudades para establecer comparaciones y ver el impacto de las medidas que se toman. "Propondré que sea el Ministerio para la Transición Ecológica el que haga un índice de sostenibilidad que diga la eficacia de los pasos que se dan", ha precisado.

Entre las medidas que se ha propuesto aplicar el alcalde, figura potenciar la economía circular junto con los grandes productores de residuos para ser más eficientes en la reutilización y reciclaje; aumentar la masa arbórea de la anterior media de 900 a 1.500 árboles este año, y en 2020 alcanzar los 3.000 ejemplares nuevos en las calles de la ciudad; además de avanzar en la repoblación de los montes del municipio.

Asimismo, ha apostado por la movilidad eléctrica y mejorar la eficiencia energética en el sector residencial, mediante la rehabilitación de viviendas municipales y de particulares para multiplicar el efecto.

"Quiero lanzar el mensaje de que estamos a tiempo de cambiar las cosas, que el desafío es colosal y el reto crucial nos llama a actuar con urgencia para legar un planeta más habitable a nuestros hijos y el Ayuntamiento está dispuesto a asumir su parte del reto y hacer una ciudad mejor", ha glosado.

El alcalde ha subrayado que el Ayuntamiento de Zaragoza se unirá a las conclusiones de la COP25 y si los acuerdos de París son mejorables y hay que asumir mayores retos, "se dará el paso", ha resumido.

Agua, viento y sol

El presidente del Clúster de la Energía en Aragón, Pedro Machín, ha dicho que más del 85 por ciento del PIB procede de la energía, lo que revela que la Comunidad autónoma es generadora de energía. "Tenemos una situación privilegiada y Zaragoza tiene aire, sol, agua espacio y conocimiento para incidir en este reto", ha remarcado.

Ha asegurado que la provincia de Zaragoza genera el 95 por ciento de la energía que se consume mediante el aprovechamiento del viento y el sol y lo que se construye y se pondrá en marcha este año y en 2020 supondrá el 105 por ciento de la energía que se consume en viento y sol.

En 2030, se alcanzará el 200 por ciento y con los megavatios solicitados en 2050 sería el 400 por ciento. "Para luchar contra el cambio climático hay que electrificar la economía, abaratarla y minimizar los focos de emisiones que son el transporte y la calefacción".

Ha opinado que en Aragón falta un Observatorio de la energía para decidir de forma eficiente las actuaciones que se han de emprender y ha calificado de "histórica" la oportunidad de Zaragoza para "dar ejemplo al mundo y ser pioneros".

Economía circular

Por su parte, el presidente de Coeplan, Daniel Serón, ha expuesto que esta adhesión por el clima agrupa a más de 17.000 usuarios entre empresas entidades y ciudadanos.

Coeplan agrupa a pymes aragonesas que pretenden avanzar en la economía circular y liderar su cambio de modelo económico para ayudarles en aprovechar estas oportunidades. Para esta entidad, hay que promover políticas públicas con un marco regulatorio favorable y fomentar las difusión de las buenas prácticas.

Serón ha explicado que los sectores prioritarios son la agroalimentación, industria, construcción, textil y comercio y transversalmente el de los plásticos, que es de gran actualidad. Coeplan peúne a 57 empresas, 33 personas y 14 socios, además de colaboradores.

Según ha dicho, la construcción es el que mayor volumen de residuos genera y es "sencillo" gestionarlos adecuadamente, como eliminar escombreras y sanear espacios degradados y ha anunciado que en enero mantendrá una reunión con el sector agroalimentario y se crearán grupos de trabajo para aprovechar los residuos orgánicos y minimizar su impacto.

En la fase de diseño, ha continuado, se pueden reducir hasta el 80 por ciento de los impactos ambientales. Asimismo, ha aportado el dato de que las empresa innovadoras crecen a un ritmo del 15 por ciento anual, mientras que el resto "se estancan".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0