Aragón

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza gana en eficiencia energética con la fototermia

El hospital ha apostado por la fototermia para lograr la máxima eficiencia energética en producción térmica con energías renovables y con la instalación y el mantenimiento más sencillo.

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza ha llevado a cabo diversas actuaciones orientadas a favorecer el medioambiente y de cara a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Estos nuevos pasos se han centrado en la eficiencia energética de la mano de la fototermia. En el centro hospitalario se han conseguido unificar dos conceptos totalmente implantados en la generación de energía renovable, la energía solar térmica y fotovoltaica.

De la suma de ambos, nace la fototermia, una solución que genera electricidad como medio para tratar térmicamente un fluido o proceso térmico posterior, y que carece de todos los problemas derivados del empleo del circuito hidráulico que lleva implícito una instalación de energía solar térmica, según han indicado desde el centro hospitalario.

Otro de sus objetivos estratégicos consiste en la implantación al máximo posible de una economía circular. Mediante este proyecto de fototermia, se pretende actuar localmente, en el propio edificio, generando la propia energía y favoreciendo este autoconsumo.

Además, en la residencia de Hermanos de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios de Zaragoza, orientada hacia el Sur en el recinto hospitalario, se ha instalado finalmente un sistema de autoconsumo solar.

Esta instalación podrá aportar al Hospital unos 30.000 Kwh de energía solar generada mediante paneles solares para dar servicio al edificio y los coches eléctricos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.